OSSE: Restringido de 11 a 17
22/12/2006
El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que si Colombia sigue fumigando con glifosato la frontera ecuatoriano-colombiana, no podrá visitar ese país.

Se deteriora la relación entre Colombia y Ecuador



@DIN, 22 de diciembre del 2006.- El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, declinó anoche desde Venezuela su programada visita a Colombia, debido a la continuidad de las fumigaciones con glifosato sobre la frontera entre ambos países. El veneno asperjado, un engendro de Monsato para aplicar a la soja transgénica, es usado por militares colombianos para fumigar supuestos campos de coca. Pero en la práctica, este envenenamiento del territorio afecta de un modo gravísimo a los campesinos pobres, tanto sean estos colombianos o ecuatorianos.
Los vínculos entre Ecuador y Colombia sufren hoy un grave deterioro debido a la intolerancia de Bogotá de continuar con las fumigaciones en las cercanías de la frontera con este país.
Tal situación motivó la negativa del gobierno nacional a establecer cualquier tipo de diálogo con las autoridades de la vecina nación y la suspensión del viaje a ese territorio del electo presidente ecuatoriano, Rafael Correa.
Correa, quien se encontraba anoche de visita en Venezuela, resaltó que mientras Colombia prosiga con esa actitud (de las aspersiones aéreas con glifosato) le sería imposible visitar ese país.
Hemos decidido suspender el viaje a Bogotá mientras se bombardea la frontera con glifosato, herbicida que destroza cultivos lícitos y afecta la salud humana, subrayó.
Para el dignatario, quien asumirá el poder el 15 de enero próximo, el riego con ese tóxico constituye una agresión y un acto vil contra su pueblo. Monsanto, autora del herbicida letal, es también creadora de otros inventos terribles como el Napalm (fósforo líquido) con el que se rociaba a poblaciones de Vietman, que hallaban una muerte espantosa al pegársele este elemento ígneo en la piel y quemarlos hasta los huesos.
La posición del presidente electo Rafael Correa fue respaldada por el actual presidente del país, Alfredo Palacio, quien desechó igualmente reunirse con su homólogo colombiano en esta capital, en tanto continúe la fumigación con ese herbicida en una franja de 10 kilómetros limítrofe.
Un comunicado difundido por la cancillería revela que tras varias llamadas telefónicas del vecino gobernante, el jefe de Estado ecuatoriano le comunicó que sólo habrá dialogo si cesa el riego aéreo.
Palacio reiteró que no se dan las condiciones adecuadas para una visita de Uribe a Quito y sólo "una vez que se suspendan las aspersiones, las cancillerías de ambos países podrían coordinar una visita oficial".

Existen estudios que confirman la nocividad del glifosato, el cual afecta a la vida de todo ser vivo, aseveró.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados