OSSE: Restringido de 11 a 17
14/12/2006
En Mendoza

Suspenden toda actividad relacionada con la explotación minera a cielo abierto

Por Ley suspendieron el otorgamiento de derechos mineros, de cateos, exploraciones o explotaciones metalíferas a cielo abierto, hasta tanto la Provincia de Mendoza tenga aprobado el Plan Ambiental de la ley 5961. El Gobierno teme una avalancha de demandas y podría vetarla. Indignación de los empresarios mineros con la “Ley Difonso”, pide la CAEM entrevistarse con Cobos.

 
 
Fuentes: Los Andes – El Sol – Télam
 
Diputados convirtió en ley el miércoles 13 un proyecto por el cual se suspenden el otorgamiento de derechos mineros, de cateos, exploraciones o explotaciones metalíferas a cielo abierto, hasta tanto la Provincia de Mendoza tenga aprobado el Plan Ambiental de la ley 5961.

En el artículo 2º de este instrumento se establece en forma exclusiva como autoridad de aplicación de la ley 5961 al Ministerio de Ambiente y Obras Públicas.

La votación a favor del despacho del Senado resultó con 26 votos y por la negativa al mismo de 17.

Protesta

Mientras tanto, y durante la mañana del miércoles, pobladores de departamentos del sur mendocino, junto con organizaciones ambientalistas, realizaron una manifestación frente a la Legislatura provincial en reclamo de una ley que proteja la región de las explotaciones mineras a cielo abierto.

Los manifestantes reclamaron la suspensión de los cateos que se realizan en la zona y solicitaron una ley que prohíba el uso de cianuro en el proceso de obtención y limpieza de los metales preciosos.

El senador demócrata Jorge Difonso dijo a Télam que se trata de "un reclamo que viene de varios años en Mendoza y básicamente pasa por la defensa del agua que podría verse jaqueada por algún tipo de explotación minera contaminante".

Dijo que esto pasa porque "los controles en nuestro país, está comprobado desde los años 90 hasta ahora, no funcionan".

Los manifestantes reclamaron frente a la Legislatura, en la Peatonal Sarmiento, en el centro de la capital mendocina, donde instalaron una radio abierta y repartieron volantes.

Difonso recordó que "desde 1991 la provincia de Mendoza tiene aprobada la Ley 5.961 de Medio Ambiente, y en el artículo 6 se establece que el Poder Ejecutivo tiene que dictar un plan ambiental".

Aseguró que esa norma "jamás se ha implementado y no obstante ello se avanza en este tipo de actividades (la minería) que podrían comprometer seriamente el ambiente".

 
Presiones
 
La Cámara de Diputados avaló la suspensión de los derechos mineros, los cateos, las exploraciones o las explotaciones metalíferas a cielo abierto, hasta que el Ejecutivo envíe a la Legislatura el plan ambiental que contempla la Ley 5.961 (de Preservación Ambiental). En definitiva es lo mismo que aprobó antes el Senado mendocino. Ahora el Gobierno de Cobos podría vetar la ley, con el argumento de evitar un aluvión de demandas judiciales de las empresas mineras contra el Estado.

El tratamiento del proyecto que suspende la actividad minera no estaba previsto. Sin embargo, más de cien militantes de las multisectoriales, agricultores y miembros de las cámaras de comercio de San Rafael, General Alvear y los departamentos del Valle de Uco ganaron la pulseada para que la normativa fuera aprobada.

La mayoría de los asistentes hicieron guardia frente a la Legislatura desde la noche del martes. En la mañana del miércoles, las organizaciones fueron ocupando las instalaciones de la Casa de las Leyes, especialmente los balcones que dan al recinto, con banderas y tambores redoblantes. “No podemos permitir que se ponga en juego el futuro de nuestros hijos”, dijo Enrique Schulze (46), un metalúrgico de San Carlos, mientras se desarrollaba el debate.

Bajo este clima, los diputados se mostraron más que nerviosos. Especialmente los integrantes de la bancada de la UCR que apoyan al Gobierno. Aunque los peronistas también lucieron desorientados.

La ley

Hace casi dos meses, el senador sancarlino Jorge Difonso (PD) presentó un proyecto para frenar la actividad minera, hasta que el Gobierno enviara el plan ambiental; el Senado la avaló. Sin embargo, el 25 de octubre los diputados enviaron el texto a comisiones y a la semana siguiente aprobaron una resolución pidiendo al Ejecutivo que en 30 días mandara el plan ambiental. Con ese plazo cumplido, las organizaciones comenzaron a cortar rutas en esos departamentos y a realizar movilizaciones.

En medio de un clima muy tenso, los legisladores decidieron tratar la ley ayer miércoles. La mayoría intentó no contradecir a los asistentes, y cuando el presidente del bloque UCR, Luis Petri, dijo que el Ejecutivo había solicitado una prórroga de 10 días, los militantes comenzaron a insultarlo: “Traidor, nosotros te votamos para que nos representes”, le gritó uno de los productores.

Finalmente, y por votación nominal, el texto fue aprobado con 26 votos positivos, aunque tuvo 17 en contra.

El aval provocó la euforia y los aplausos de las más de cien personas que presenciaron la sesión. Muchos de los asistentes destacaron que la asistencia fue determinante. “Si no hubiéramos venido, esto seguía acá”, señaló Antonia Videla (58), de San Carlos. Y en coincidencia, Adolfo Nieto, presidente de la Cámara de Comercio de Alvear, afirmó: “La gente tuvo una participación especial”.

Con este resultado, la Cámara de Empresarios Mineros advirtió sobre “los graves riesgos políticos generados para la radicación de inversiones significativas y la consecuente creación de empleo en la provincia de Mendoza a través de la minería”.

En tanto el presidente de la ONG ambientalista Oikos, Eduardo Sosa, opinó: “Este es un paso positivo, porque el plan ambiental está en la ley”. Aunque el Gobierno ya adelantó que ese plan ambiental estará recién en diciembre del año que viene.

Ahora el Gobierno podría vetar la ley, tal como afirmó Cobos cuando el proyecto ingresó en el Senado. Gustavo Morgani, subsecretario de Medio Ambiente, respondió que no hará declaraciones sobre el tema hasta no reunirse con el gobernador.

 
La interna, en una votación reñida
 
El clima político durante el debate del proyecto de Difonso fue mutando y mostró más que nunca las fisuras cada vez más visibles en los bloques. Especialmente en el de la UCR y el PJ.

El desarrollo de la discusión sobre la prohibición de la actividad minera metalífera mostró actitudes de los legisladores, que algunos interpretan como el viaje sin retorno de la interna radical.

Es que después de la primera parte del debate, en la que tomaron la palabra los legisladores Néstor Piedrafita, del ARI, y Diego Arenas, del PD, para apoyar el proyecto de Difonso, se realizó un cuarto intermedio de más de media hora.

Los diputados del PJ y los cobistas, encabezados por el presidente de la Cámara, Andrés Marín, junto con Luis Petri y Daniel Vilches se reunieron por más de media hora. Mientras tanto, los únicos que permanecieron en el recinto fueron los iglesistas y los demócratas.

En este contexto, los manifestantes comenzaron a cantar: “El que no vuelve está arreglando”, en clara alusión a las negociaciones entre radicales y peronistas.

Finalmente, las fisuras de los bloques se tradujeron en la votación. Por un lado, los peronistas Carlos Bianchinelli y Carlos Ciurca no levantaron la mano, en clara desaprobación con la ley de suspensión de la minería. Marín, Petri y Vilches votaron en contra. Pero la ruptura pudo verse, más aún cuando Mariano Ficarra, seguidor de José Genoud, gritó: “El bloque UCR vota a favor de la suspensión”.

 
Los empresarios mineros advirtieron que las inversiones en el sector corren riesgos
 
La CAEM exhortó a los líderes gubernamentales, legislativos, políticos y sociales de la provincia a "reflexionar seriamente sobre el daño económico que se provocará a la provincia de Mendoza y a sus genuinas expectativas de desarrollo socio económico, con iniciativas claramente anticonstitucionales como la cuestionable Ley Difonso".
 
La Cámara Argentina de Empresarios Mineros advirtió sobre los graves riesgos políticos generados para la radicación de inversiones significativas y la consecuente creación de empleo en la provincia de Mendoza a través de la minería. Las definiciones de la entidad a nivel nacional se conocen luego que la Legislatura el miércoles dictara la ley que suspendió toda actividad relacionada con la explotación minera a cielo abierto.

“Es muy serio que se ataque a una actividad industrial y productiva en momentos en que se hace imprescindible la inversión para el desarrollo del sector y con ella provocar claros efectos multiplicadores en la economía nacional en general, y en particular, en provincias como Mendoza”, afirmó hoy el presidente de la CAEM, Doctor Martín Dedeu.

De esta manera, la CAEM expresó su rechazo al proyecto originado por el senador provincial José Andrés Difonso, y convertido en Ley durante un sorpresivo tratamiento y votación en la tarde del miércoles.

La CAEM se expresó, en abierto apoyo a los más de 600 proyectos mineros registrados en la provincia de Mendoza, con distinto grado de avance, que generarán una inversión estimada por las autoridades nacionales en torno a 1.000 millones de dólares para los próximos tres años.

La CAEM transmitió también su absoluto apoyo y solidaridad a la Cámara Mendocina de Empresas Mineras (CAMEM), "ante este embate absurdo a una actividad productiva legítima, que aporta inversión genuina y genera empleo directo e indirecto, a la vez que crea condiciones para nuevas exportaciones que diversifican la economía argentina y la hacen más competitiva".

La CAEM exhortó a los líderes gubernamentales, legislativos, políticos y sociales de la provincia a "reflexionar seriamente sobre el daño económico que se provocará a la provincia de Mendoza y a sus genuinas expectativas de desarrollo socio económico, con iniciativas claramente anticonstitucionales como la cuestionable Ley Difonso".

La entidad ofreció "su vocación de diálogo abierto y transparente para que se puedan generar condiciones claras para el desarrollo minero mendocino en absoluta armonía con otras actividades productivas, especialmente, con la agricultura y la vitivinicultura, como lo muestra el ejemplo de Chile".

Dedeu, expresó también que "la minería, como cualquier otra actividad económica responsable, debe desarrollarse sin que ningún sector intente tomarla como rehén de disputas políticas o de intereses mezquinos".

“La minería no debe ser víctima de la falta de información” remarcó Dedeu.

La CAEM solicitó una entrevista al Gobernador de Mendoza, para poner a su disposición toda la información sobre las prácticas de la minería responsable y sustentable que hoy se desarrolla en la Argentina, generando 36.000 empleos directos y 129.000 indirectos.
 

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados