11/12/2006
Según el fiscal Di Santo el peritaje tuvo "un problema técnico", y como siempre sucede...

Puede quedar impune el crimen de Nora Dalmasso por varias fallas

Es porque los test de ADN no sirvieron para diseñar un perfil genético del homicida. Conmoción en Río Cuarto porque había confianza en muestras de semen y cabello.

11/12/06

El primer informe con los resultados del semen y el cabello hallados en el cuarto donde estrangularon a Nora Dalmasso fracasó.

Las pruebas no llegaron a tiempo a ser analizadas y el semen extraído no servirá como prueba.

Lo reveló el fiscal Javier Di Santo, quien dijo que en el informe preliminar de laboratorio "no se pudo extraer conclusión de perfil de patrón genético" en las muestras halladas en la casa de Nora Dalmasso, la mujer estrangulada en Río Cuarto.

Di Santo explicó el fracaso de la pericia como "un problema técnico", aunque aclaró que se trata de un "informe preliminar" y que se pueden pedir estudios a otros centros de investigación.

El test que fue realizado en el Centro de Excelencia en Productos y Procesos Córdoba (CEPROCOR) reveló que no se pudo sacar el patrón del semen extraído del cuerpo de la víctima ya que la prueba no llegó a tiempo para ser analizada.

El resultado del examen provocó un clima de desilusión en la fiscalía, donde había grandes expectativas por los resultados del test.

Di Santo además señaló que se concluirán el resto de las pericias en el CEPROCOR.

Horas antes de que sea revelado el informe preliminar, Carlos Debandi, titular de la Agencia Córdoba Ciencia, de la cual depende el CEPROCOR, aclaró que se trata de un "anticipo" de los estudios del patrón genético hallado en el cuerpo de la mujer de 51 años, asesinada en su vivienda del barrio Villa Golf, de Río Cuarto.

Un matutino porteño afirmó hoy que la Justicia ya conoce la identidad del presunto asesino de Nora Dalmasso. Ahora los investigadores apuntan a un abogado que cuenta con antecedentes violentos y denuncias por maltrato de parte de dos mujeres.

Según este medio, su identidad se mantendrá en reserva hasta que sea formalmente imputado, aunque el Diario Perfil de este último domingo desliza el nombre.

También se aguarda que el laboratorio evalúe la muestra de sangre extraída a Rafael Magnasco, un abogado y ex empleado de la Secretaría de Seguridad de la Provincia, a quien diferentes rumores lo sindicaron como "presunto amante" de la mujer asesinada, a poco de iniciarse la investigación.

Magnasco se presentó espontáneamente ante los fiscales, negó cualquier vinculación con la víctima y solicitó, para corroborar sus dichos, se le realizara un ADN para compararlo con el patrón genético que se obtendrá de los restos de semen encontrados en el cuerpo de la mujer asesinada en la madrugada del 25 de noviembre.

En tanto, se supo que Dalmasso intentó defenderse y arrancó un mechón de pelo de su asesino. En contra de las primeras versiones, que hablaban de un accidente sexual, se supo que la mujer habría intentado defenderse, de acuerdo a indicios como un moretón debajo del pezón izquierdo. Esa marca se suma al chichón que tenía en la cabeza y al moretón que había en uno de sus codos.

Por ello, ahora se maneja la hipótesis de que la víctima fue tomada desprevenida después de tener relaciones sexuales consentidas y cuando aún se encontraba en la cama.

La mujer de 51 años falleció hace quince días en su residencia, mientras su marido, Marcelo Macarrón, un reconocido médico de 47 años, había viajado a Punta del Este para jugar un torneo de golf.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados