OSSE: Restringido de 11 a 17
30/12/2007

LOS JÓVENES EMPEZARON A CONSUMIR MÁS VINO Y MENOS CERVEZA

La tendencia de los últimos tiempos ha demostrado que los jóvenes deciden dejar de lado la cerveza y buscan los sabores de los viñedos. Es por una "culturización del paladar".

El vino está de moda. Es más cool, sin duda, sentarse y degustar un buen tinto en una copa grande y vistosa que una cerveza en un vaso helado. Dicen, además, que se debe a una “culturización del paladar”. Esas serían, aparentemente, las razones por la que el vino superó en el consumo entre los jóvenes a la cerveza: moda y ¿cultura? En los últimos tres años, quienes tienen entre 18 y 34, toman menos cerveza; ese segmento duplicó el consumo de tintos, blancos y rosados.

Claro, todo depende del vino que se tome. Uno cuyo valor es de siete pesos no sabe igual al de 70, por ejemplo. Sin embargo, "los jóvenes se están acercando más al vino porque están inmersos en un fenómeno mundial de culturización del paladar, buscando el placer en las bebidas y en los alimentos más allá de satisfacer una necesidad fisiológica", explicó a Clarín la sommelier internacional Fernanda Orellano, docente de la Escuela Argentina de Sommeliers.

Y agregó: "Además, existe una cuestión de imagen: antes los más jóvenes asociaban el vino al abuelo, al pingüino con la soda en la mesa. Hoy, en cambio, no se ve como un asunto de viejos. El vino es estatus y los más jóvenes empezaron a percibirlo".

Es la ya conocida fashion wine; exposiciones cada vez más importantes y convocantes, cientos de nuevas marcas que exportan sin parar, jóvenes emprendedores que deciden lanzar una pequeña empresa dedicada al mundo vitivinícola; la ola del consumo de vinos está lista para surfear.

"Hay un fashion wine: la cultura del vino está atravesando generaciones y niveles socioculturales y su consumo ya no está reservado a la gente de dinero. El vino se ha desestructurado: dejó de ser sólo el clásico que acompañaba una comida. Los perfiles ahora son más flexibles, los estilos son menos complejos y eso los hace atractivos para los jóvenes". Lo dice a Clarín Guillermo Guelfo, licenciado en tecnología industrial de los alimentos especializado en vinos y docente de la Escuela Argentina de Vinos.

Un dato muestra que el vino está lejos de ser exclusividad de los sectores de mayor poder adquisitivo: "El 70% del vino que se consume en el país es vino de mesa, por eso su particularidad es que abarca todos los segmentos sociales", dice Orellano.

¿Por qué más vino y menos cerveza? "El vino es un ícono cultural y económico: poner una botella de vino en la mesa representa cierto poder, algo que no pasa con la cerveza", opina Guelfo.

"Históricamente, los consumidores de vino eran mayores de 30 años. Ahora, los más jóvenes se acercaron al vino porque es una moda mundial y el saber de vinos jerarquiza. La cerveza es una bebida conceptualmente más simple que el vino, no tiene tanta sofisticación. Que uno pueda elegir una bebida más sofisticada entre marcas, habla de uno", dijo Martin Galeazzi, gerente de marketing de Bodegas Norton.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados