OSSE: Restringido de 11 a 17
17/12/2007

El futuro de Russo en Boca se define en los próximos días

Lo aseguró el presidente del club, Pedro Pompilio, luego de la derrota "xeneize" en el Mundial de Clubes que se jugó en Japón. La opción es que el DT pueda seguir.

17/12/07

Antes de tomar el avión de regreso a Buenos Aires, ya en la despedida de Japón, Pedro Pompilio (afianzado como nuevo presidente de Boca) habló de todo y más con Fernando Niembro, para el programa De Una con Niembro. Tono pausado, extremadamente analítico, dijo cosas importantes.

Como por ejemplo que a más tardar el fin de semana se sabrá si Russo sigue siendo el técnico. También, frente a una oportuna pregunta, le bajó el pulgar a la posibilidad de que inmediatamente asuma un ex jugador del club, como Guillermo Barros Schelotto o incluso Diego Cagna. "Hoy no es el momento, de alguna manera siguen siendo compañeros de los actuales jugadores y esa relación, a la larga, me parece que conduce a conflictos", lanzó.

¿Russo?. Tomó aire Pompilio y expresó: "Es un tiempo de revisión, en el que se analiza lo bueno y lo malo. Todo, en busca de la excelencia. Acá hay un nuevo proyecto en el que queremos complementar el fútbol profesional con el amateur. Que estén muy unidos. Por eso quiero hablar con el entrenador para saber si está dispuesto a llevarlo adelante".

Y amplió: "Hay que hacer un balance de la gestión de todo el mundo. Russo lidera un grupo, pero no cumple todas las funciones. Eso sí, en esta semana va a quedar el tema resuelto porque Boca es una gran caja de resonancia en estas cuestiones. Y quiero evitar rumores y cosas parecidas".

¿Entonces Russo puede seguir?

- Sí, es una posibilidad.

Mucho se habló por estos días sobre el malestar de los dirigentes con algunos de los colaboradores del cuerpo técnico. Concretamente, con el ayudante de campo Trobiani y con el preparador físico Sinchetti. Pompilio aclaró: No cuestiono a nadie en particular".

También se refirió a la sensación de haber perdido la final del Mundial de Clubes: "Llegás acá, el apetito se despierta y por supuesto querés ganar la copa. Pero nos vamos con la sensación del deber cumplido. Hicimos un partido digno, un buen primer tiempo. Pero no olvidemos que enfrentamos a un equipo que, entre otras cosas, maneja un presupuesto 20 ó 30 veces mayor que el nuestro. Haber llegado a esta instancia debe ser motivo de orgullo. La derrota, lógico, deja cosas para analizar. A mí me gustaría estar en diciembre del 2008 otra vez jugando acá".

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados