OSSE: Restringido de 11 a 17
13/12/2007
CRISIS LÁCTEA

En protesta, carnearon 1.300 vacas lecheras

Se agrava el conflicto lechero: Nuevas provincias se suman al bloqueo y se profundiza el faltante de productos.

La protesta de los tamberos se hace sentir cada vez más. Hoy bloquearon la planta Sancor en Córdoba, una de las más importantes del país, y mandaron 1.300 vacas lecheras al mercado de Liniers para ser carneadas.

Es la segunda vez que los productores mandan vacas de la raza Holando Argentino, emblemática productora de leche en el país, en repudio al precio de 0,78 por litro fijado por el Gobierno.

Mientras tanto, tamberos cordobeses mantenían hoy los bloqueos a dos plantas lácteas, Desde pasada la medianoche, los productores locales bloqueaban la planta de Sancor de Devoto, ubicada 176 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba, en el departamento de San Justo.

La medida se extendía además a la sede de la empresa Saputo, en Tío Pujio, 133 kilómetros al sudeste de la Capital, en el departamento de San Martín.

En Devoto, unos 80 productores con sus familias y camionetas, la mayoría de ellos de la cuenca lechera de Morteros, extendían la protesta a la espera de la llegada otros productores, que se estimaba será masiva alrededor de las 15 de hoy.

En esa planta de Sancor, una de las mayores de Sudamérica, se produce fundamentalmente manteca y crema, alimentos que no pueden ser estacionados, como el queso.

Juan Trossero, titular de la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba (Caprolec), dijo hoy que los piquetes "son asambleas para ver cómo solucionamos esto y para llamar la atención".

"Esto impide la salida de camiones pero no genera desabastecimiento", aseguró el delegado en declaraciones radiales.

Federico Brinner, uno de los productores congregados en Tío Pujio, dijo a Mitre 810 que "la gente necesita respuestas absolutas y rápidas" y que los tamberos están "esperando un diálogo que esperamos llegue lo antes posible". Desde Devoto, otro de los tamberos afirmó que la protesta era "por tiempo indeterminado".

Ayer, el Centro de la Industria Lechera (CIL) advirtió que "de continuar el bloqueo lamentablemente se generará, en el curso de pocas horas más, la imposibilidad de continuar procesando y almacenando la producción".

Mediante un comunicado, el CIL agregó que esto podría provocar "una situación extrema tal en la que no se podrá continuar recibiendo más leche de los tambos remitentes y poniendo en riesgo el abastecimiento normal de productos lácteos".

También ayer el ministro de Agricultura provincial, Carlos Gutiérrez, se reunió con el titular de Caprolec, a quien le manifestó que las primeras líneas de acción de la cartera a su cargo pasarán por buscar consensos.

AMPLÍAN LA PROTESTA


De hecho nuevos bloqueos se produjeron en plantas productoras de Santa Fe y una medida parecida también se manifiesta en Córdoba.

En contrato los tamberos reclaman que se respete el valor que se paga hoy por el litro en el tambo, de 83 centavos como también, la posibilidad de alinear los precios de exportación con los mercados internacionales. En la Argentina, de hecho, se reconoce una cotización de U$S 2.800 para la tonelada de leche en polvo, cuando en el mundo es de U$S 5.000.

Ayer continuó la segunda jornada de bloqueo a las principales usinas de la cuenca lechera santafecina. Los piquetes se extendieron a la empresa Milkaut en la localidad de Franck y se mantuvieron en las plantas de las firmas, Williner, en Bella Italia, Saputo, en Rafaela, SanCor, en Sunchales y La Verónica en Classon y Lehmann.

El presidente de la Asociación de Productores de Leche (APL), Raúl Catta, advirtió que el bloqueo a las industrias "recién comienza", y sostuvo que la única manera de solucionar el conflicto es liberar el precio de la leche en la tranquera.

El secretario de la Mesa Provincial de la Lechería de Santa Fe, Ricardo Garnero, en tanto, señaló a Clarín que "el bloqueo a las industrias lácteas será hasta que exista un diálogo, y advirtió que dentro de 6 o 7 días comenzará a notarse la falta de productos en las góndolas de los comercios".

En medio de la crisis, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se reunió ayer con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza. Trascendió que conversaron sobre cómo reencauzar la situación. Igual, habría diálogo sólo si no siguen adelante los bloqueos, según una fuente oficial, apunta por su parte el diario La Nación.

Por primera vez desde que estalló el conflicto, el Centro de la Industria Lechera (CIL) se expresó públicamente y advirtió que la protesta pone "en riesgo el abastecimiento normal de productos lácteos". "De continuarse con el bloqueo a las plantas industriales, lamentablemente se generará en el curso de pocas horas más la imposibilidad de continuar procesando y almacenando la producción láctea, llegándose así a una situación extrema tal en la que no se podrá continuar recibiendo más la leche de los tambos remitentes y poniendo en riesgo el abastecimiento normal de productos lácteos", expresó la cámara industrial.

La situación también comienza a complicarse en Córdoba. Anoche mismo, en esa provincia grupos de productores se movilizaron para realizar los primeros bloqueos a las plantas de Molfino-Saputto en Tío Pujio y de SanCor en Devoto. Según una fuente, se bloqueará una tercera planta, que será una de Mastellone (La Serenísima) en Las Varillas. Además, mañana, en Canals, se hará un bloqueo simbólico a una usina de La Serenísima, según constató ese diario.

 

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados