OSSE: Restringido de 11 a 17
05/12/2007

El Senado aprobó el presupuesto 2008

La llamada "ley de leyes" fue sancionada con el voto favorable de 37 senadores contra 13, ya que el bloque radical, el socialista Rubén Giustiniani y algunos legisladores provinciales se opusieron.

El Senado convirtió esta tarde en ley el proyecto de Presupuesto con el que contará la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner en su primer año de gobierno, que prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto del 4% y una inflación en torno al 7,7 por ciento.

La "ley de leyes" fue sancionada con el voto favorable de 37 senadores contra 13, ya que el bloque radical, el socialista Rubén Giustiniani y algunos legisladores de partidos provinciales se opusieron con distintos argumentos.

El vocero del oficialismo fue el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el chaqueño Jorge Capitanich, y sus argumentos fueron respaldados por el también kirchnerista por San Juan César Gioja, en tanto varios representantes de la oposición se sucedieron para criticar el proyecto, entre ellos el radical Gerardo Morales.

El titular de la UCR dijo que "hay que plantearse cual es la decisión política de cómo gastar el dinero de todos los argentinos", y criticó los poderes que tiene el jefe de Gabinete, Alberto Fernández para reasignar recursos, al sostener que a ese funcionario "no lo eligió nadie".

Morales lanzó luego un dardo contra el próximo ministro de Economía, Martín Lousteau, al indicar que "lamentablemente vemos a este chico sentado al lado de (el secretario de Comercio, Guillermo) Moreno", y eso "no genera muchas expectativas de que la situación vaya a mejorar".

Sostuvo que esos funcionarios "van a seguir con la misma lógica de modificar los datos del INDEC, de los precios, del crecimiento y del desempleo", y advirtió que "el problema de la inflación no se arregla si no se toman medidas de fondo".

Agregó que este año "se van a gastar más de $ 15.500 millones en subsidios", y cuestionó en especial el manejo "discrecional" de fondos que hace el secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Luego se expresaron en contra del Presupuesto el renovador salteño Roberto Gómez Diez, el socialista Rubén Giustiniani y el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá, entre otros.

La ley en cifras

El Presupuesto prevé para el 2008 una inflación del 7,7%, un crecimiento de la economía del 4% y contempla un tipo de cambio de 3,21 pesos por dólar.

La recaudación total se estimó en $ 169 mil millones y los gastos en 161 mil millones, lo que implicará un superávit de casi 8 mil millones de pesos.

Uno de los aspectos más cuestionados por la oposición es la estimación del crecimiento de la economía para el año próximo, del 4%, al sostener que esta subestimación -que viene sucediendo en todos los presupuestos elaborados por la administración de Néstor Kirchner- es la que le permite al Gobierno manejar a discreción el excedente en la recaudación.

En lo que respecta a la inflación, la pauta del Gobierno es que alcanzará el 7,7%, en tanto se asegura que bajará en los dos siguientes al 6 y al 4,8%, respectivamente. La proyección del tipo de cambio es de $ 3,21 por dólar en el 2008, y de 3,29 y 3,34 para los dos años siguientes.

Por otra parte, las provincias recibirán el año que viene $ 42.604.739.000, mientras que para la Ciudad de Buenos Aires se destinarán 941.494.000.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados