17/12/2017
El Congreso está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Buscarán aprobar la reforma previsional y se esperan más protestas

El operativo quedó a cargo del Ministerio de Seguridad porteño. Alerta por grupos K y de izquierda.

El Gobierno hará un nuevo intento este lunes de aprobar la polémica reforma previsional, con la que pretende ahorrar unos $ 100.000 millones anuales.

Será sin gendarmes en la custodia del Congreso de la Nación y los alrededores de la Ciudad de Buenos Aires. Es que el Gobierno quiere evitar otra tarde de furia con gendarmes reprimiendo manifestantes en los alrededores del Congreso.

Las calles, y en especial la sede del Parlamento, estarán custodiados por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. La modificación se inscribe en el largo conflicto que mantienen la Nación y el Gobierno porteño por el control de las calles en los días que aflora la protesta social.

Cerca del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se quejan de que la Ciudad es víctima de manifestaciones destinadas a cambiar políticas nacionales, un razonamiento que cuestiona Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad en el centro de la tormenta, para quien esa discusión quedó saldada cuando las comisarías de la Federal quedaron bajo al control porteño.

El cambio en la custodia de la marcha de este lunes fue anunciado por los funcionarios nacionales a un grupo de gobernadores y diputados peronistas en el encuentro que mantuvieron en el Congreso para acordar el tratamiento de la modificación de la fórmula de aumento jubilatorio.

Varios diputados del Interbloque Federal (la bancada en la que pesan siete gobernadores peronistas distanciados del kirchnerismo) plantearon que será muy difícil volver a sesionar en el clima de violencia y enfrentamiento que se pudo ver el jueves. “No podemos tener otra vez a los gendarmes tirando gases y balas de goma en la calle”, dijo uno de esos legisladores.

El jueves fue muy notoria la presencia de la Gendarmería en las calles, a tal punto que la diputada Elisa Carrió, una aliada clave de la alianza gobernante, exigió a Bullrich "no hacer ostentación de fuerza".

Es que en la represión de los desmanes participaron más de 1.700 efectivos: 900 eran gendarmes, 280 de la Policía Federal, 110 de Prefectura Naval, 78 de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Pero sólo había unos 330 de la Policía de la Ciudad, ubicados en los lugares menos conflictivos, lo que este lunes se proponen modificar.

 

EL CONGRESO YA ESTÁ VALLADO

El ministro de Seguridad y Justicia porteño Martín Ocampo mantuvo este domingo un encuentro con las autoridades de la Policía Metropolitana para definir lo que será el operativo de seguridad en torno al Congreso de la Nación, para garantizar la sesión de Diputados en la que se tratará el proyecto de ley de reforma previsional.

Desde las 22, el tránsito fue cortado en las inmediaciones al Congreso de la Nación en el marco del operativo. 

El dispositivo de seguridad en torno al Congreso y sus alrededores, cuando se vuelva a debatir el lunes la reforma previsional, será responsabilidad de la Policía de la Ciudad que depende del Ministerio de Seguridad porteño, mientras que las fuerzas federales como la Gendarmería y la Prefectura, que estuvieron a cargo el jueves, sólo prestarán colaboración "de manera subsidiaria".

Ocampo dijo este domingo que se espera "una marcha tranquila" e instó a los manifestantes a "actuar con responsabilidad y en forma pacífica", luego de que el jueves pasado se registraran diversos incidentes en la zona, a raíz de la sesión por la reforma previsional que debió ser suspendida.

Mientras el gobierno nacional mantiene la expectativa de sesionar y aprobar hoy la reforma, la CGT amenazó este sábado con un paro general, y diversas organizaciones sindicales y de izquierda ya convocaron a movilizarse a la Plaza de los Dos Congresos. La CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma, la Corriente Federal Sindical, la Corriente Clasista y Combativa, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y Barrios de Pie son algunos de los que hoy se manifestarán en contra del proyecto oficial.

Tras los incidentes desatados en los alrededores del Congreso el pasado jueves, que tuvieron como saldo 22 detenidos, 9 policías heridos y 15 autos destrozados, el Gobierno nacional tomó la decisión de trasladar la responsabilidad sobre la seguridad del Congreso de la Nación a las autoridades de la Ciudad.

 

Pidieron a la Justicia garantizar la seguridad de los manifestantes

El legislador porteño Mariano Recalde y el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, presentaron una medida cautelar para exigir que el Gobierno de la ciudad garantice la seguridad de los manifestantes durante la jornada del lunes 18.

En la presentación solicitan que la administración de Horacio Rodríguez Larreta disponga de las medidas necesarias para "garantizar el efectivo y pleno ejercicio de las libertades públicas" de quienes mañana se congreguen en los alrededores del Congreso nacional.

Recalde sostuvo que "al intervenir la Policía de la ciudad en el operativo previsto para mañana, es el Gobierno porteño el que debe resguardar los derechos de los ciudadanos". Explicó que "hemos visto una brutal represión el jueves pasado, seguida de detenciones arbitrarias, y no queremos que eso se repita porque atenta contra el derecho que todos tenemos a manifestarnos y expresar nuestra opinión".

Catalano agregó por su parte que "muchos manifestantes resultaron heridos y hasta fueron reprimidos varios diputados de la oposición en un claro intento de amedrentar a trabajadores y trabajadoras, jubilados, estudiantes y a todos aquellos que sólo buscan que se escuche su voz en contra de este proyecto de reforma previsional".

Además los dirigentes solicitaron a la Justicia que los efectivos de las fuerzas de seguridad que intervengan en la vía pública estén debidamente identificados, así como los móviles en los que operen, como exige la ley.

En la presentación se solicita que la Justicia "disponga que el personal policial no lleve armas de fuego​" y explica que "el protocolo de la ONU respecto del uso de armas de fuego por personal policial​,​ es admitido básicamente como defensa de propia y de terceros, ante agresión con arma de fuego originadas en terceras personas​". A su vez destaca que el mismo protocolo establece que "la posta de goma y el material químico anti tumulto solo deberá utilizada como último recurso, a una distancia que minimice posibles consecuencias nocivas sobre los manifestantes​".​

 

ALERTAS

En medio del paro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), entre otras organizaciones sociales y partidos de izquierda, para este lunes se prevé que se manifiesten en los alrededores del Congreso militantes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de los Trabajadores, la CTA Autónoma, la Corriente Federal Sindical, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Barrios de Pie. En paralelo y desde temprano, se anuncian cortes en acceso a la Ciudad de parte de grupos piqueteros.

La frustrada sesión del jueves pasado, tomada como una victoria por la oposición pese al quórum reunido por el oficialismo, concluyó fuera del recinto con un saldo de varias decenas de detenidos, nueve policías heridos y 15 automóviles destrozados, además de legisladores de la oposición afectados por el gas pimienta lanzado por las fuerzas de seguridad. "No hay que hacer tanta ostentación de la fuerza, no es bueno", dijo el jueves Carrió al criticar a Bullrich y afirmar que "no se necesitan tantos gendarmes". Aquella vez hubo unos 900 gendarmes en los alrededores del Congreso.

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Vallas en la zona del Congreso

 

Este fin de semana, la Plaza de los dos Congresos fue vallada para evitar la llegada de manifestantes a las puertas de acceso a la Cámara de Diputados de la Nación, que tiene previsto sesionar a partir de las 14 horas, igual que la semana pasada. También fueron cortadas las esquinas de las avenidas Entre Ríos y Belgrano y Callao y Corrientes y la avenida Rivadavia hacia el oeste. Si bien el operativo estará a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, con efectivos de la Policía de la Ciudad, la Gendarmería y la Prefectura Naval colaborarán "de manera subsidiaria", según dijeron fuentes gubernamentales.

En el Gobierno porteño hay "preocupación" por el llamado a hacer disturbios que corrió en las últimas horas en las redes sociales. Apuntan a "sectores kirchneristas y de izquierda, CTA Capital y grupos anarquistas".

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Vallas y cortes en la zona del Congreso

 

"El objetivo es el obvio. Que se pueda sesionar y que la movilización sea en paz. Hablamos con algunos grupos, como movimientos sociales para tratar de acordar marchas pacíficas. Pero con otros grupos, como Quebracho, no hay diálogo", aseguraron fuentes de seguridad de la Ciudad, donde dan casi por descontado que habrá algunos incidentes.

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Vallas en la zona del Congreso

 

Habrá, dicen, algunas diferencias con el operativo del jueves. Acaso un poco menos de presencia visual de agentes, para que no se tome como una provocación. "Y que haya policías, en lugar de Gendarmes, con su uniforme verde, esperamos que también aporte un poco a la calma", agregaron. Por ley, la primera línea de policías sólo debe estar provista de escudo y bastón. Sin armas, ni siquiera con balas de goma.

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Vallas y cortes en la zona del Congreso

 

Mensajes en las redes que generaron alarma

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

 

Los mensajes publicados en las redes sociales durante el fin de semana que generaron preocupación.

 

El Congreso ya está vallado y hay preocupación por el llamado a la violencia desde las redes

Los mensajes publicados en las redes sociales durante el fin de semana son en general agresivos y generaron preocupación tanto en autoridades nacionales como en la población a la que se extendieron.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados