22/11/2017

Inversiones por USD 1.350 millones, menos cortes de luz y cargadores para autos eléctricos: las promesas de Enel para la Argentina

La multinacional italiana, que controla a Edesur en el país, presentó su plan para los próximos tres años.

La multinacional italiana Enel, que en la Argentina tiene el control accionario de Edesur, presentó un plan estratégico de tres años que contempla inversiones mundiales por casi USD 29 mil millones en los más de 30 países en los que opera, de los cuales USD 1.150 millones serán destinados a la generación y distribuciónde energía eléctrica para los 2.4 millones de clientes que la compañía europea tiene en el país.

Ante decenas de accionistas y especialistas en finanzas, Enel presentó su plan para los próximos años en el Landmark London Hotel, donde el CEO de la multinacional, Francesco Starace, y la cúpula ejecutiva de la compañía anunciaron la proyección de inversiones a nivel mundial y en cada uno de los países donde opera. En ese sentido, el CEO y el director financiero (CFO) de la empresa italiana, Alberto de Paoli, dieron detalles de la situación del servicio eléctrico que presta Edesur, el monto que la empresa va a invertir para mejorarlo de aquí a 2020, y revelaron que planean instalar cargadores para autos eléctricos antes de fin de año.

La decisión de Enel de volver a invertir en el país viene de la mano de lo que el CEO y el CFO de la empresa consideran una modificación de paradigma en el mercado de los negocios en la Argentina. Para Starace, "los cambios que ha hecho el gobierno argentino están relacionados con fomentar las inversiones", y destacó que "antes había un sistema, que duró años y años, que desalentaba las inversiones, que hacía que fuera muy inconveniente invertir, por lo que la calidad de la infraestructura no se mantuvo y no hubo inversiones nuevas. El nuevo marco de trabajo es bueno, tan bueno como cualquiera en el mundo, por lo que vamos a volver a invertir en la Argentina".

En la misma línea se manifestó De Paoli, quien además detalló que entre 2017 y 2021 la empresa va a invertir "USD 1.350 millones" de los cuales "la gran mayoría irá a la distribución de energía porque el sistema de distribución actual es viejo y está deteriorado. También vamos a invertir en la generación de energía, pero la mayoría de la inversión irá hacia el sector de la distribución". El énfasis de la inversión en la distribución de energía está estrechamente relacionado con los problemas en el servicio de Edesur, que si bien en los últimos dos años redujo un 25% los cortes en el suministro, los problemas en el servicio le siguen generando dolores de cabeza a los usuarios.

Es que la Argentina está última en el ránking de calidad de servicio entre todos los países donde opera Enel, por debajo de naciones vecinas como Brasil y Colombia, o de europeas como España y Rumania. Al respecto, de la mano de las inversiones planificadas por Enel, el CFO De Paoli anunció que, además de bajar la cantidad de cortes, la empresa apunta a reducir la duración de las interrupciones en el servicio (una de las formas de medir la calidad del sistema de distribuicón) casi a la mitad (40%) en los próximos tres años.

Otro de los aspectos que es central para Enel es la transición hacia las energías renovables. De aquí a 2020, Enel invertirá poco menos de USD 10 mil millones en ese segmento, y la Argentina está dentro de esos planes. Al respecto, el CEO Starace aseguró que están con expectativa por saber si fueron ganadores en la Ronda 2.0 (la tercera) del Programa RenovAr, una licitación impulsada por el Estado argentino que busca fomentar la inversión en energías renovables. El CFO dijo que desde la compañía "estamos esperando por el resultado de una licitación para Chubut". Se trata de una la puja de precios para la realización de un proyecto de energía eólica que se instalará en la provincia patagónica.

En cuanto al crecimiento en la Argentina de la producción y el uso de energías renovables, fuentes de la compañía confirmaron a Infobae que en diciembre, Enel instalará en la ciudad de Buenos Aires el primer cargador callejero para autos eléctricos. Además, a comienzos de 2018, la empresa tiene previsto que cuando la automotriz Renault empiece a comercializar la utilitaria Kangoo con motor eléctrico (ZE se llamará el modelo), los cargadores hogareños para esos vehículos serán provistos por la multinacional italiana. Estos dispositivos, que se llaman Wall Box, tienen el tamaño de un electrodoméstico pequeño, y se instalan en las casas para cargar el auto eléctrico.

Por otro lado, la compañía italiana tiene previsto inaugurar la semana que viene obras que se realizaron para repotenciar la subestación Pompeya, que está en la Ciudad, y en diciembre entrará en funcionamiento una nueva subestación, la Padre Novak, que se construyó en el partido bonaerense de Florencio Varela. En diálogo con los medios, voceros de la empresa aseguraron que la finalización de estas dos obras "beneficiarán a unos 100 mil clientes directamente, e indirectamente cientos de miles más", ya que, destacaron, nuevas subestaciones pueden ser clave para darle alivio al resto de las estaciones instaladas, por lo que el sistema eléctrico debería sufrir menos ante picos en el consumo de electricidad.

En los próximos cuatro años, las inversiones de la empresa estarán dedicadas en su mayoría a la construcción de nuevas subestaciones, a la renovación de transformadores, la mejora de la estabilidad de la red, la ampliación y renovación de la red y a mejorar los tiempos de respuesta ante un problema en el suministro del servicio. En ese sentido, el máximo responsable de Enel para la Argentina, Maurizio Bezzeccheriaseguró que "nuestro foco está puesto en la mejora en la calidad del servicio y seguiremos trabajando e invirtiendo para equiparar a la Argentina con el resto del mundo en donde opera enel"

Por último, Enel anunció que Edesur empezó a implementar una prueba piloto con la instalación de unos 5.000 medidores de consumo inteligentes para los usuarios residenciales. De esta forma, la empresa apunta a digitalizar a toda la red de clientes con el objetivo de, por un lado, mejorar el control del consumo de cada cliente y hacerlo de forma más precisa. Pero además, estos medidores inteligentes cumple una función clave, ya que en países como Italia, donde el 100% de la red de la empresa está digitalizada, la compañía tiene la posibilidad de detectar de forma remota cuando hay un fallo en el suministro y, a través del uso de Big Data, estos medidores permiten, por ejemplo, saber cuándo un determinado componente está a punto de fallar, por lo que antes de que esto suceda, se cambia el componente que estaba por descomponerse antes de que falle.

En este sentido, cuando hace unas semanas Enel anunció la prueba piloto, el presidente de Edesur Juan Carlos Blanco dijo que "esta tecnología es el símbolo de lo que se viene: una red digitalizada que permitirá mejorar el servicio a todos nuestros clientes". Por su parte, el gerente general de la empresa italiana Giuseppe Fanizzi destacó que "Italia tiene hoy el 100% de la red digitalizada. Apuntamos a conseguir lo mismo en los próximos años", mientras que el máximo responsable para la Argentina, Maurizio Bezzeccheri,

Además de controlar Edesur, en Argentina, Enel cuenta con las subsidiarias de generación de energía El Chocón y Costanera, es dueña de la Central Dock Sud, y maneja las compañías de Transmisión del Mercosur y Transportadora de Energía (vinculan a los sistemas de transmisión de energía entre Brasil y las provincias del noroeste argentino), Yacylec, Enel Trading Argentina y Enel Green Power. La empresa opera en más de 30 países y sus mercados principales son Italia, España y Chile.

 

 

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados