24/10/2017

La avalancha de fondos públicos con la que Rodríguez Saá dio vuelta la elección en San Luis

Desde la oposición hablan de prebendas

Una avalancha de fondos públicos en planes sociales y ayuda para los sectores más vulnerables y pequeños comerciantes explican el sorprendente vuelco registrado ayer en San Luis y que le permitió a la dinastía de los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá revertir la dura caída por 19 puntos que habían sufrido en las primarias de agosto a manos del opositor Claudio Poggi.

Todavía golpeados por el resultado, en el frente Avanzar y Cambiemos adjudicaban ayer la derrota "a las prebendas y al fuerte gasto social" que el gobierno de Alberto Rodríguez Saá volcó en los poco más de dos meses de campaña que mediaron entre las PASO y la elección de ayer. "No tenemos pruebas para hablar de fraude", aclararon allegados a Poggi.

En el oficialismo puntano admitieron el incremento en la inversión social, pero lo adjudicaron a un cambio de actitud que les permitió escuchar el mensaje que los puntanos habían enviado con su voto en agosto último. "Fuimos una legión de militantes que, perfectamente organizados, se abrazaron con los más humildes", afirmó Alberto Rodríguez Saá anoche, en medio de la euforia por el triunfo.

Los números

Según datos de la oposición, en los últimos dos meses se otorgaron más de 50.000 nuevos beneficios sociales de $7500 que se sumaron a los Planes Inclusión, Pañuelos Verdes y a las becas y "pre-becas" para jóvenes estudiantes que venía otorgando la administración provincial.

También explicaría el vuelco electoral la creación de unos 5000 merenderos en toda la provincia. Para la oposición se trata de "unidades básicas" que sirvieron para "apretar" a los padres de los niños beneficiados, que tenían que concurrir participar de charlas con militantes del PJ puntano mientras sus hijos disfrutaban su merienda.

Por el contrario, el gobernador se mostró orgulloso por el resultado de su criatura, al aparecer en la noche de los festejos luciendo una remera con la leyenda "22AG", en referencia al 22 de agosto. Esa fue la fecha, poco de una semana después de duro golpe sufrido en las primarias, en la que puso en marcha el plan de merenderos barriales.

A los planes sociales se suma el reparto de materiales que el gobierno provincial puso en marcha en los últimos dos meses, Inodoros, chapas, colchones, juegos de dormitorio y comedor, prótesis y sillas de ruedas son sólo algunos de los bienes que, coinciden tanto oficialismo como oposición, fueron repartidos por la administración provincial.

Denuncias prebendas

La oposición habla de prebendas y recordó que la fundación Mujeres Puntanas, que preside Gisela Vartalitis, esposa de Adolfo Rodríguez Saá; que fue beneficiada en plena campaña electoral con un subsidio provincial por $80 millones para repartir "entre 25.000 mujeres emprendedoras" electrodomésticos, computadoras y máquinas de coser.

El oficialismo puntano reconoce el despliegue de ayuda oficial volcado en la campaña. Pero insiste que fue el resultado de haber escuchado a los puntanos. "Se puso todo el Gobierno a trabajar", afirmaron voceros del PJ de San Luis.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados