OSSE: Restringido de 11 a 17
05/12/2006
México

Empieza la pesadilla de Calderón

por Ana Lilia Pérez

 Legisladores de distintos grupos parlamentarios prevén que durante su primer año de administración Felipe Calderón no podrá satisfacer las demandas sociales que se requieren para legitimar su gobierno, pues no existen, dicen, ni las condiciones económicas ni sociales para ello y que, frente al caos que Vicente Fox entrega, el michoacano difícilmente logrará la estabilidad y no podrá evitar un estallido social que pudiera llevarlo incluso a su derrocamiento.
En diciembre del 2000, Vicente Fox Quesada, el primer presidente surgido de las filas del Partido de Acción Nacional, recibió un país cargado de problemas en todos los sectores, producto de 70 años de hegemonía del Partido Revolucionario Institucional, pero llegó legitimado por el bono democrático y con la esperanza de la sociedad en un cambio que nunca apareció.
Uno a uno fracasaron los ofrecimientos del guanajuatense: desde la promesa de combatir la corrupción, la inseguridad y el narcotráfico, hasta resolver en 15 minutos el conflicto en Chiapas, cambiar las formas de gobierno, distribuir equitativamente la riqueza, crear 10 millones de empleos y atrapar a los peces gordos en el mar de la corrupción gubernamental.
En contraste, a lo largo del sexenio crecieron los índices de marginación y pobreza. Un informe del Banco Mundial (BM) sobre el sexenio indica que Vicente Fox deja 85 por ciento de mexicanos pobres en zonas rurales y 42 por ciento de pobres en zonas urbanas. El BM dice que fracasaron los 12 programas sociales de Fox, creció el desempleo y se generó únicamente empleo informal.
En el rubro combate a la corrupción, la Secretaría de la Función Pública no atrapó un solo pez gordo, pero sí sepultó hasta los expedientes de corrupción del propio Vicente Fox y familia. Se desbordó el narcotráfico y la inseguridad. El crimen organizado se movió a sus anchas y cobró facturas, y en el último año de la administración foxista sumaron 2 mil las ejecuciones de delincuentes, policías y sociedad civil en todo el país.
Al concluir su mandato, el gobierno de Vicente Fox queda manchado por la represiva respuesta que dio a los conflictos laborales y sociales, como el caso Atenco, la represiva respuesta en Sicartsa, la resistencia social en Oaxaca, cuya figura se reproduce ya en otros estados, y la reciente reaparición pública de los grupos más duros de la guerrilla.
En la magra herencia que le deja a su predecesor, Felipe Calderón pagará el costo de su propia ilegitimidad en momentos en que la estabilidad en el país pende de un hilo. La ingobernabilidad en México será para el michoacano el principal reto a vencer a partir de este 1 de diciembre, según evaluación de integrantes de la LX Legislatura.
Con este negro panorama, legisladores de oposición prevén pocos logros en el sexenio del ex secretario de Energía, cuyo principal reto, dicen, será alcanzar la gobernabilidad antes de que el caos impere en todos los sectores sociales.
En entrevista con Contralínea los coordinadores de los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados hablan de la herencia negra de Vicente Fox a Felipe Calderón y de los retos que enfrentará el michoacano para sortear su propia falta de legitimidad.
 
El país dividido: PRI
 
“Vicente Fox hereda a Felipe Calderón un país profundamente dividido, francamente destrozado, y con una de las crisis políticas más severas de la historia contemporánea de México. La división y la polarización que dejaron las elecciones del 2 de julio no fue superada, los conflictos sociales y las olas de violencia, provocadas por el narcotráfico en los estados de la República, nunca fueron resueltas, y la pobreza que sigue lacerando al país -no obstante las cifras que divulga el gobierno y los programas Oportunidades y Seguro Popular- salta a la vista”, dice el diputado Enrique Benítez Ojeda, vocero del Partido Revolucionario Institucional de la LX legislatura.
El priísta dice que derivado de la severa crisis política y social que vive México, Calderón Hinojosa tendrá que recomponer el tejido social e iniciar una profunda reforma del Estado a partir de su poder de negociación con todas las fuerzas sociales y partidos políticos representados en el Congreso: “para que seamos corresponsales el Legislativo y el Ejecutivo, y que no sea solamente el Ejecutivo el que haga, proponga y disponga”.
A Felipe Calderón le tocará pagar los tropiezos de su predecesor con el Legislativo, cuyas desavenencias, recuerda el congresista, se vivieron hasta las últimas semanas del sexenio, cuando el Congreso le negó una última gira Australia y Vietnam.
“Vicente Fox nunca cumplió aquello de que el presidente propone y el Congreso dispone, tan no lo cumplió que a unos días de concluir su mandato hizo el berrinche de su vida y se enojó porque no se le permitió salir al extranjero a un asunto familiar con su hija, entonces Fox termina en estas circunstancias. Por supuesto quedará para la historia como el presidente de la transición, pero no como el presidente del cambio”.
En las dos cámaras, los legisladores de todos los partidos han planteado agendas que tienen que ver con lograr acuerdos y avances en materia de desarrollo, infraestructura, programas sociales, campo, salud y de forma general toda la reestructuración del sistema político mexicano. De manera general los integrantes de la LX Legislatura se asumen como el poder que podría marcar la diferencia entre un sexenio socialmente estable, pero por mucha disposición de los partidos representados en el Congreso, dice Benítez Ojeda, los avances dependerán de si Calderón Hinojosa logra mantener la estabilidad en el país.
“Si no hay gobernabilidad, acuerdo y diálogo, toda la agenda que tenemos los partidos será infructuosa porque no estaremos ni siquiera dispuestos a sentarnos a platicar sobre los problemas del país. Previo a la toma de protesta el Calderón, la reaparición de guerrillas, bombas y el narcotráfico a todo lo que das. El asunto es la gobernabilidad, y la gente de Felipe Calderón debe buscar condiciones para la gobernabilidad, el acuerdo y el diálogo, porque si no hay esto toda la agenda de cualquier partido será infructuosa, porque no estaremos siquiera dispuestos a sentarnos a platicar sobre los problemas del país”.
Y aun con la acertada dirección que pudiera tener el actual jefe del Ejecutivo, de los primeros meses de su gestión los legisladores estiman que no habrá avance alguno, pues no existen las condiciones presupuestales que cubran los cambios planteados como promesa de su gobierno, dice el vocero del tricolor, por lo que augura un resurgimiento de los brotes de descontento a su gestión “y a Calderón le costará mucho más legitimar su gobierno”.
Indica que será hasta mediados del 2007, una vez aprobado el paquete económico y el proyecto de presupuesto de egresos, “cuando Felipe Calderón pueda hablar de su agenda a largo plazo”.
Aun con sus promesas de erigirse como un verdadero “presidente del empleo”, lo que ofrecerá Calderón Hinojosa en el primer año de su gobierno, dice el vocero del PRI, “no será nada nuevo, porque no hay condiciones para llevar nada nuevo, tendrá que ser en términos ordinarios y normales como cada año”.
 
La ilegitimidad presidencial:
CONVERGENCIA
 
El coordinador de los legisladores del partido Convergencia, Alejandro Chanona Burguete, define como una “herencia pobre” la de Vicente Fox a Felipe Calderón, en medio de “una gran crisis política y de legitimidad de la institución presidencial”.
Chanona Burguete dice que la sombra que sobre Felipe Calderón dejará la crisis postelectoral del 2 de julio sigue opacando su imagen, razón por la que aún con su ascensión al poder este 1 de diciembre, a ojos de un alto porcentaje de mexicanos sea visto como presidente espurio.
“Los últimos días de Fox en el poder: la situación en Oaxaca, los bombazos en la ciudad de México y evidentemente el conjunto de relaciones que hizo para muy tempranamente retirarse de la presidencia y dar por terminada su gestión desde que sacó la famosa frase de ’bajo la cortina’, hablan de un presidente que nunca pudo lograr las maniobras políticas para evitar una sociedad donde las cosas se iban polarizando.
“En su trayectoria deja en el camino grandes saldos, es decir, no resolvió el conflicto en Chiapas, pasando por el conflicto en Atenco y la no instrucción de un nuevo aeropuerto en la ciudad de México, hasta los conflictos internacionales que provocó su desatinada política exterior. La herencia es muy pobre. Los conflictos con Cuba, con otros países de América Latina, el fracaso del cabildeo en Estados Unidos”.
En la entrevista, Burguete Chanona hace un minucioso análisis de cada uno de los programas del sexenio y no haya más que fracasos, cuyo reclamo social, dice, buscará eco para hacer pagar a Calderón las torpezas del guanajuatense.
“No es suficiente con tener estabilidad macroeconómica, no es suficiente con que se hayan mantenido los índices de inflación bajos, las tazas de interés bajas, yo creo que también le falló a los mexicanos en el sentido de no haber podido combatir pronta y frontalmente la pobreza, no es suficiente un Seguro Popular. Simplemente si valoramos los índices de seguridad humana, son insatisfactorios en educación, salud, entre otros, y los índices de pobreza humana también hablan mal de él. Finalmente quedaron cerca de 20 millones de mexicanos viviendo en pobreza extrema y cerca de 60 millones considerados en condiciones de pobreza.”
El coordinador del grupo parlamentario que en la pasada legislatura encabezó una de las dos comisiones que se crearon en el seno del Congreso para investigar la corrupción de la familia presidencial, con Jesús González Schamll a la cabeza de los legisladores, destaca que Calderón Hinojosa hereda de Fox la falta de credibilidad de los mexicanos en la figura presidencial, sumada a su propia falta de legitimidad, por lo que “tendrá que hacer un doble esfuerzo para realmente demostrar que hay vocación para renovar las instituciones del país, hacer una revisión integral de la Constitución y, desde luego, llevar a cabo un conjunto de reformas que no pudo hacer el régimen anterior.”
Destaca también la “operación limpieza” que deberá hacer Calderón en los sistemas de seguridad y justicia a fin de combatir la corrupción que impera en el Poder Judicial, en el que “las redes que corrompen el Ministerio Público y las redes entorno al Poder Judicial han impedido que se imparta justicia para los más pobres. Son las cárceles receptáculo de gente por delitos de menos de 8 mil pesos, es importante avanzar en materia de juicio oral, reparación del daño y en romper con el monopolio de impartición de justicia del Ministerio Público.”
De no lograr acuerdos a corto plazo, coincide Alejandro Chanona, se detonará el riesgo de ingobernabilidad que en estos momentos está latente. “Ese es ahora su talón de Aquiles”.
 
Gobernará la IP: PRD
 
Irónico, Javier González Garza, coordinador de los diputados del PRD, dice que la herencia de Fox a Calderón tiene que ver con la falta de comprensión de los mexicanos a sus promesas de campaña.
“Nos dijo que iba a crear empleos, pero no le entendimos que los empleos iban a ser de emigrante a Estados Unidos, y así en cada uno de los rubros”.
El coordinador de los legisladores que durante meses amenazaron la toma de protesta de Calderón Hinojosa en San Lázaro, habla de los fracasos del foxismo que causó, dice, que el PAN perdiera la oportunidad de validarse como un partido “del cambio”:
“Lo que Fox vino dejando en cada uno de los rubros fueron fracasos; si tu tomas política exterior, política interior, desarrollo, educación, lo que quieras, el tema que quieras, lo va a dejar peor que como lo recibió hace seis años. Los índices educativos son ejemplo claro, decreció la calidad en los programas educativos y el gasto en ciencia y tecnología que se había comprometido a llevarlo al uno por ciento del Producto Interno Bruto, lo recibió con el .36 por ciento del PIB y lo va a dejar este año con menos del .03, así que le estuvo bajando año con año y así fue en todos los sectores. “
 
 ¿Los avances?
 
“Lo único que ha avanzado en este país tiene que ver con los asuntos de inseguridad, y del narcotráfico y el crimen organizado. Es una batalla que parece absolutamente perdida, este año crímenes por narcotráfico en este país son más grandes que los muertos de Irak. Y las cantidades de dinero que se mueven en el crimen organizado es brutal”.
 
 ¿Fue falta de capacidad?
 
“El asunto para mí es la alianza de Fox con los sectores económicos del poder económico que lo llevan al poder, y luego se cumple una serie de compromisos y que lo obligó a hacer todos los otros compromisos, allí está el asunto del ‘Pemexgate’, acaba siendo aliado de los líderes petroleros, allí está el problema de la educación: cuando se alió con Elba Esther, y absolutamente con la corrupción, y se fue aliando sistemáticamente con la corrupción del país, pero además, muy en concreto, al servicio de los grandes capitales. Esperamos un saqueo mayor con Calderón. Fox se subió a ese carro del saqueo, junto con su familia y todos sus amigos, y se volvieron ricos. El problema es que se benefició sólo a los empresarios.”
El coordinador de los legisladores perredistas estima que Calderón no logrará avances sociales por la presión que sobre su gobierno hará el sector empresarial, a quien éste deberá pagar su propia factura, recaudos que reclamarán los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, quienes no sólo invirtieron en su campaña previo al 2 de julio, sino en toda la campaña postelectoral en radio y televisión mientras el Tribunal Federal Electoral fallaba a su favor.
En el sexenio que comienza, estima el legislador, será la iniciativa privada la que tome las decisiones en Los Pinos, buscará que se validen en el Congreso con la ventaja que tienen, por medio del PAN en ambas cámaras, representantes directos del sector empresarial.
“Calderón tendrá a los empresarios encima”, es decir, influirán en cada una de las decisiones del Ejecutivo.
La aseveración de Garza tiene fundamentos suficientes, la injerencia que el Consejo Coordinador Empresarial tendrá en este sexenio será no sólo de empresarios que hagan negociaciones de forma externa, sino en el seno del Congreso mismo, donde en la LX Legislatura, más de 13 por ciento de los legisladores son empresarios y tienen o tuvieron vínculos con el CCE, desde el coordinador de los empresarios, Héctor Larios Córdova, que se desempeñó como director del Centro Empresarial del Norte de Sonora de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y hasta otros 55 legisladores de Acción Nacional que en un momento presidieron o integraron las diferentes delegaciones del CCE, de la Coparmex, de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canancintra).
Los cobros a las primeras facturas a cuenta de la IP que invirtió para la campaña y el reconocimiento de Calderón por el Tribunal Federal Electoral, y que ahora nuevamente invierte en legitimar en campañas de radio y televisión a Felipe Calderón como presidente, dice, se comienzan ya a cobrar en San Lázaro:
“En el momento en que anuncia la alza a la gasolina y la leche, se autoriza los permisos de los bancos y allí no sólo fue Vicente Fox, sino el propio Calderón que ya empieza a pagar las facturas de la gente que lo llevó al poder. El mismo día les entregaron los bancos a sus benefactores (las autorizaciones que otorgó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público es a los bancos Wal-Mart de México, Prudencial Bank, Banco Comercial del Noreste, Banco Fácil, Bancoppel) y le pega a los pobres. El alza no resolvía nada para el país, en términos globales y financieros para el país esta alza no significaba nada. Es un acto socialmente ofensivo, que no va a aportar nada a la economía, el único asunto es que va a cobrar más del 28 por ciento a los más pobres y esa será la tendencia.”
Para hablar de la herencia que deja el primer presidente surgido del PAN, Contralínea solicitó la entrevista a Héctor Larios Córdova, coordinador de este partido en San Lázaro, pero ésta fue negada.
 
Publicado: Diciembre 1ª. quincena del 2006 - Ana Lilia Pérez

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados