22/08/2017

La CGT marchó a Plaza de Mayo y adelantó que el 25 de septiembre iniciará "un plan de lucha"

Juan Carlos Schmid fue el único orador. Anunció que el Comité Central Confederal se reunirá el 25/09 y definirá sobre el paro. En la previa al acto hubo incidentes, por lo que comenzó antes del horario previsto.

Manifestantes del gremio de Camioneros protagonizaron este martes por la tarde incidentes en la Plaza de Mayo, durante la concentración del acto convocado por la CGT para las 16 pero que se inició antes para evitar mayores enfrentamientos.

Los incidentes ocurrieron frente al escenario central entre miembros de Camioneros que se enfrentaron con golpes de puño, botellazos y palazos. Para evitar que se repitan situaciones de violencia como las de la marcha del 7 de marzo, la CGT reforzó la seguridad y ubicó el escenario de manera estratégica para evitar "ataques por la retaguardia", como el que adjudicaron a la izquierda sindical y a infiltrados kirchneristas en el cierre de la última protesta.

En el mediodía, manifestantes nucleados en la CGT y las CTA, además de miembros de movimientos sociales, empezaron a marchar hacia la Plaza de Mayo, donde se realizaría el acto central del sindicalismo en contra de la política económica y laboral del Gobierno.

Columnas de gremios como Camioneros, UDA y UPCN ingresaron por Diagonal Sur, mientras que movimientos sociales como Barrios de Pie concentraron en la zona del Obelisco para movilizarse por avenida Presidente Roque Saénz Peña hacia la Plaza de Mayo.

La CGT, las dos CTA y los principales movimientos sociales se concentraron en el centro porteño para rechazar una eventual reforma laboral y exhortar a defender los puestos de trabajo hasta si es necesario con otro proyecto legislativo que evite despidos, como sucedió en mayo de 2016.

A pesar de la cantidad de gente presente en la Plaza de Mayo, algunos gremios de relevancia le quitaron el hombro a la protesta. Entre ellos, el sector de "los Gordos" (grandes gremios de servicios), cuyo referente es Héctor Daer, uno de los tres jefes cegetistas.

Desde el Gobierno repudiaron la marcha y la relacionaron con la época electoral que se vive. El ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Jorge Triaca, no sólo aseguró que "no queda muy claro el motivo [de la movilización", sino que además dijo que es "innecesaria, inoportuna" y que "tiene tufillo electoral".

 

Schmid: "El 25 de septiembre se convocará al comité para decidir un plan de lucha que incluya un paro general"

La CGT llevó este martes sus reclamos a las puertas de la Casa Rosada con una movilización a Plaza de Mayo. Veinte minutos antes de lo previsto, a las 14:46, Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato de la central obrera, inició un discurso en el que repasó la agenda sindical y adelantó que el 25 de septiembre iniciarán "un plan de lucha" contra el gobierno nacional.

Dos minutos antes de las 15, con la marcha peronista de fondo, el gremialista se despidió de los trabajadores y se abrazó con los dirigentes que lo siguieron desde el palco oficial. En esos pocos minutos, criticó la política económica del gobierno de Mauricio Macri y anunció la próxima convocatoria de la CGT.

Schmid no supo precisar si esa protesta incluirá un paro general. Esa posibilidad se discutirá en un Comité Central Confederal, en poco más de un mes.

Antes del discurso principal, integrantes del sindicato de Camioneros protagonizaron incidentes. Volaron palos, piedras y hasta las cruces de madera que están en Plaza de Mayo en homenaje a ex combatientes de Malvinas.

Algunas de las frases más destacadas del discurso de Schmid:

"No venimos por más, no venimos por menos, ni por todo: venimos por la palabra empeñada ante los trabajadores, por el futuro de nuestros jóvenes, por nuestros jubilados, que apenas alcanzan a cubrir la mitad de la canasta básica y representan una llaga en la sociedad. Por eso venimos a esta plaza".

"Nosotros queremos un cambio. Todos queremos un cambio. Queremos que se cambie la desigualdad. Cambiar justicia por injusticia. Queremos cambiar inversiones por importaciones. Venimos a buscar respuestas a la plaza, porque es la política la que va a sacar a este país de la crisis".

"Nosotros nos movilizamos por nuestra agenda social. Vengo a repetir cuáles son esos puntos. Aumento de emergencia para nuestros jubilados, que se terminen las intervenciones en los sindicatos, rechazo a cualquier reforma que lesione nuestros derechos, plena vigencia de los convenios colectivos, control de precios sobre alimentos y medicamentos. Y emergencia social alimentaria para los sectores populares".

"No venimos a levantar la bandera de ninguna candidatura, ni venimos detrás de ninguna conspiración. Venimos con una demanda central: trabajo digno y salario justo".

"Nos acusan de que somos un freno para las inversiones y un atraso para nuestro país. Somos hijos del peronismo, una década dorada en nuestro país, en donde el pueblo vivió los años más felices. Rechazamos cualquier acusación que diga que nosotros atrasamos la modernización de este país".

"Estamos frente a un estado ausente, un estado que hace rato que se olvidó de proteger al hombre que se levanta a la madrugada y construye con grandeza esta nación. El trabajo es un derecho. El desempleo y la caída del salario es la moneda que explica el fracaso de cualquier plan económico. No han multiplicado los peces y los panes. Lo que multiplicaron es la pobreza".

"La inmensa mayoría quiere el progreso, pero primero hay que rescatar a los 14 millones de pobres que tiene el país. No podemos cerrar nuestros corazones y nuestro compromiso con esa parte del pueblo".

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados