03/08/2017

Gobernadores peronistas cuestionan reclamo judicial por el Fondo del Conurbano Bonaerense



La reunión de este jueves al mediodía se desarrolló en la Casa de Entre Ríos en la ciudad de Buenos Aires, con la presencia además de los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de La Rioja, Sergio Casas; de Tucumán, Juan Manzur; de Chaco, Domingo Peppo; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Chubut, Mario Das Neves; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Misiones, Hugo Passalacqua; de La Pampa, Carlos Verna, y de Formosa, Gildo Insfrán.

También estuvo José "Pichón" Neder, vice de Santiago del Estero. El chubutense Mario Das Neves prefirió reunirse con Rogelio Frigerio antes que participar del encuentro con sus pares del peronismo.

No hubo menciones directas a Cristina, aunque el cónclave tuvo ribetes nítidos de postkirchnerismo: no estuvo Alicia Kirchner y sí lo hizo Miguel Pichetto, que llegó después de las achuras.

Los gobernadores señalan que pese a que Cristina gane la provincia, no podrá evitar unas primarias por la presidencia en 2019 si decide competir en el PJ. Y para eso no le cierran la puerta a Sergio Massa.

De lo que más se habló fue de la complicada relación actual de los gobernadores con la Rosada. Tras el inicio de la gestión de Macri, que auspiciaba una relación de diálogo y trabajo a la par, los mandatarios ahora se quejan del destrato del presidente y de las promesas incumplidas.

Uno de los temas centrales del encuentro fue el posible avance del reclamo de María Eugenia Vidal por la restitución del Fondo del Conurbano. 

Schiaretti sostuvo que si la actualización del Fondo del Conurbano impacta sobre la coparticipación federal, sería un "peligro" para las arcas provinciales, al tiempo que cuestionó los subsidios que reciben la Capital Federal y el Conurbano.  El cordobés anticipó que pedirán una audiencia con la Corte para sentar la posición de las provincias.

Los mandatarios están enojados con su par bonaerense porque acudió a la Justicia para plantear el tema. "El reclamo por los fondos es en el Congreso y no en la Justicia", advirtió Urtubey.

Al finalizar, se dio a conocer un documento de los gobernadores.

En febrero del año pasado, la gobernadora María Eugenia Vidal inició una demanda contra el Estado Nacional para recuperar íntegro el Fondo del Conurbano y reclamar lo no cobrado en los últimos cinco años por 250.000 millones de pesos.

El gobernador Uñac manifestó al término del encuentro que “nos juntamos en la Casa de Entre Ríos invitados por su gobernador Gustavo Bordet, los gobernadores peronistas del país, por una profunda preocupación que es ni más ni menos, que la demanda entablada por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires pidiendo la modificación del fondo del conurbano bonaerense”.

Agregó que “un tema que nos preocupa en caso que sea positivo, porque afecta el reparto de los fondos federales que le corresponden a cada una de las provincias”.

Adelantó que “lo que hemos planteado y convenido es que, ante la convocatoria que hace la Corte Suprema de Justicia a cada uno de los gobernadores, cada provincia va a expresar a través del Fiscal de Estado, con participación de los ministerios de Hacienda, el descontento, la preocupación y el rechazo ante esta demanda interpuesta por la provincia. Vamos a acordar también, la posibilidad que la Suprema Corte, a través de su presidente, pueda recibir en ese caso a la totalidad de los gobernadores del país”.

El gobernador Uñac manifestó que “esto nace como una iniciativa de los gobernadores peronistas, pero también va a ser compartida por distintos gobernadores más allá del signo partidario, porque a la provincia de Mendoza, de Río Negro, Neuquén y Santa Fe, en caso que esto sea aprobado, les afecta también a la distribución de los fondos que nos corresponden por coparticipación”.

 

Un Peronismo Democrático y Federal

 

Los Gobernadores justicialistas nos reunimos con el propósito de manifestar nuestra preocupación por la situación de la Argentina y ratificar nuestra convicción sobre la necesidad de generar los acuerdos y consensos que la Nación profunda demanda, en el camino de garantizar la gobernabilidad. Nuestra primera responsabilidad como Gobernadores es conducir las provincias, trabajar para su progreso y desarrollo; bregar por la paz social y la unidad nacional; crear más oportunidades de empleo, aspirando a una real inclusión social, y buscar una mejora de la calidad de vida de nuestro pueblo. En ese sentido, los Gobernadores como actores fundamentales de una Argentina democrática y federal, queremos que al Gobierno del presidente Macri le vaya bien, ya que ello significará que al país, a las provincias y a nuestro pueblo le irá mejor; pero no podemos dejar de señalar que las políticas en marcha ponen en riesgo los derechos adquiridos por el pueblo argentino. Nos anima y nos inspira la tradición nacional y popular del movimiento peronista que alumbró a la política argentina hace más de 70 años, con las banderas de la democracia política, la independencia económica y la justicia social y hemos iniciado un proceso de reformulación, organización y renovación del movimiento, tras el objetivo de elaborar las respuestas que los argentinos demandan y fortalecer las instituciones de la república, en el contexto regional y global actual. Estamos en camino de construir un peronismo democrático, con clara vocación de respeto a las instituciones de la república y a la división de poderes, profundamente federal e integrador del territorio, que exprese las aspiraciones e intereses de la producción, el trabajo, el desarrollo científico y tecnológico, la creación cultural y de todos los sectores que demandan una efectiva justicia social. Con la misma convicción que afirmamos nuestra pertenencia, queremos advertir sobre las políticas económicas que se están ejecutando a nivel nacional, que amenazan con generar una nueva crisis, y que como siempre ha sucedido, la sufren los que menos tienen. El crecimiento de la deuda externa hasta niveles excesivos, la persistencia de las altas tasas de interés, la combinación nefasta de dólar y altas tasas, alentando la especulación ilimitada con la consiguiente transferencia de ingresos al sector financiero, la apertura excesiva de las importaciones, el incremento del déficit comercial junto a la permanencia un alto déficit fiscal, son algunas de las cuestiones que repiten experiencias dolorosas que los argentinos ya padecimos. Agregamos, el Plan Belgrano, que fue anunciado como un programa de reparación histórica para las provincias del Norte Argentino pero que tiene falta de contundencia y de recursos; la falta de políticas para las economías regionales que están en situación crítica; los anuncios de inversiones que no llegan y las acciones que la gente no las siente en la vida real, muestran un cuadro complejo que exige decisiones políticas y cambios que el Gobierno Nacional debe contemplar.

 Y vemos con preocupación que el Gobierno no avanza en una agenda de desarrollo que contemple las complejas realidades de nuestras provincias. Por el contrario, observamos que el área metropolitana de Buenos Aires se sigue llevando más del 60% de los subsidios del transporte. Hoy las tarifas de servicios públicos (transporte, energía, agua, etc.) que paga nuestra población son mucho más altas que en el Área Metropolitana. También nos preocupa una concentración de la obra pública nacional en las cercanías al puerto de Buenos Aires, lo cual profundizará las brechas de competitividad. En este marco, el distrito más grande del país, gobernado por Cambiemos, la Provincia de Buenos Aires, realizó un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que se revise la coparticipación del Impuesto a las Ganancias. Estamos en presencia de un escenario económico difícil, y no podemos aceptar pasivamente un ajuste cuyos principales impactos afecten el empleo, a los trabajadores, a los jubilados y a los pequeños productores y empresarios. El Gobierno Nacional debe revisar sus políticas. Todo comienza por convocar con convicción a la unión de todos los argentinos. Los Gobernadores queremos ayudar a elaborar entre todos un nuevo acuerdo fiscal, donde se pueda dar una discusión integral que incluya la coparticipación federal, la distribución de los subsidios que otorga el Estado Nacional, la inversión pública financiada desde el Tesoro Nacional y la distribución de las competencias tributarias. La equidad fiscal federal es una de las bases del desarrollo económico y social equilibrado en todas las regiones del país y hace a la construcción de un efectivo federalismo. Así lo establece nuestra Constitución Nacional, en su artículo 75 inciso 2: "La distribución entre la Nación, las provincias y la ciudad de Buenos Aires y entre éstas, se efectuará en relación directa a las competencias, servicios y funciones de cada una de ellas contemplando criterios objetivos de reparto; será equitativa, solidaria y dará prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional". Los recursos fiscales deben recaudarse y aplicarse de forma tal que permita superar las asimetrías históricas y aplicarse para igualar las oportunidades, de otro modo algunas regiones del país no podrán desarrollarse y se condena a nuestros habitantes a una marginación permanente. Desde el peronismo, que es un único movimiento político presente en todo el país en sus distintas expresiones, nos comprometemos a realizar nuestro aporte con una discusión rigurosa, en el seno del Congreso Nacional, del Presupuesto Nacional, así como todas las leyes relevantes para lograr materializar un real federalismo. El pasado nos divide, pero el futuro nos une. Miremos para adelante. Trabajemos unidos para construir el destino de prosperidad y grandeza que se merece el Pueblo argentino.

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados