12/07/2017

El Almirante Irízar llegó a Puerto Belgrano para completar su modernización

El rompehielos Almirante Irízar arribó a la dársena de la Base Naval Puerto Belgrano para completar su proceso de reconstrucción y modernización, tras el incendio ocurrido en 2007, y que lo había dejado inactivo por diez años.

La dotación del rompehielos trabajó durante un trayecto de prueba emprendido desde Buenos Aires, que incluyó un ajuste de sistemas y mecanismos y la verificación de procesos de cara a la fase más dura, que es el ensayo en hielo.

Una vez que se terminen los trabajos en el Arsenal Naval Puerto Belgrano, la idea es que participe en tareas logísticas y científicas en las próximas Campañas Antárticas de Verano.

Tras su reparación, el Irízar se convirtió en un rompehielos de vanguardia, con tecnología de última generación, e incrementó un 600 por ciento su espacio dedicado a la investigación científica, con trece laboratorios activos.

Además se renovaron los alojamientos, potenciando su calidad y capacidad, se adecuaron todos los sistemas auxiliares necesarios, incluyendo la climatización, cámaras frigoríficas, cocina, destiladores de agua potable, plantas de tratamientos de residuos y sistema de descongelamiento de la pista de aterrizaje.

También se sumaron cuatro lanchas de abandono, grúas de 16 toneladas y seis balsas salvavidas.

El buque también cuenta con un Departamento de Sanidad con quirófano, sala de terapia intensiva, terapia intermedia, sala de internación y laboratorios de bioquímica y odontología.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados