29/06/2017

El Banco Mundial instó a la Argentina y a los países de la región a mejorar la transparencia en compras públicas

El vicepresidente del organismo, Jorge Familiar, participa de un seminario organizado por el Ministerio de Modernización y el Banco Mundial que tiene lugar en la sede de la Cancillería.

El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina, Jorge Familiar, instó a la Argentina y a los gobiernos de la región a profundizar "los desafíos que se presentan en el área de transparencia de obras públicas", de manera de lograr que la inversión de los fondos públicos se traduzca en "inversiones y servicios con retorno productivo".

Invitado como uno de oradores principales de un seminario organizado por el Ministerio de Modernización y el Banco Mundial que tiene lugar en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería, Jorge Familiar consideró clave para el desarrollo de los países "las mejoras en la adquisiciones públicas", ya que "invertir en los procesos de servicios públicos tiene un gran retorno de la inversión" tanto para el sector público como el privado.

"Nuestra región pasó por un período de alto crecimiento y profundísima transformación social donde surgió una clase media con grandes demandas de una sociedad activa y conectada, con deseos de continuar progresando", indicó Familiar.

"Pero, en el día de hoy nos encontramos entorno más complejo, ya que llevamos 6 años de retraso en la recuperación económica, con bajas exportaciones y grandísimas necesidades de inversión", entre los factores críticos de las economías latinoamericanas, enumeró Familiar. 

Enfatizó que "es el momento oportuno para procurar Estados más efectivos, y para eso la mejora de la transparencia es fundamental".

En este sentido, expresó que "las adquisiciones públicas juegan un papel muy importante; son instrumentos clave para que el gobierno pueda mejorar su política, con resultados sociales y económicos, y tienen además una participación importante del gasto total".

"Hoy los Estados tienen bajos ingresos públicos y grandes necesidades de inversión, por lo que los sistemas de procesos de servicios públicos son esenciales para incentivar dicha inversión, al tiempo que la transparencia y la rendición de cuentas son fundamentales", culminó.

A su turno, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, resaltó la necesidad de avanzar más hacia la transparencia. 

"La palabra transparencia de la gestión de Macri está dentro de los ejes clave de la gestión pública. Cuando uno lanza un proceso de transformación y modernización del Estado, eso es fundamental", en tren de conseguir las inversiones esperadas.

"Para generar inversiones necesitamos construir confianza, y para garantizar esa confianza necesitamos un Estado transparente comprometido con la verdad y la rendición de cuentas, promoviendo la participación ciudadana y la innovación pública", ahondó Ibarra.

"Desde el 2015 empezamos con esta enorme tarea de transformar un Estado que se encontraba al servicio de la política. Para generar un cambio tan rotundo, nos enfocamos y seguimos trabajando -acotó- en maximizar los recursos, incorporar las mejores herramientas tecnológicas y hacer inteligencia de datos". 

Entre algunos logros y proyectos, Ibarra destacó los avances en el área de salud y en particular en la telemedicina, donde se conectará al Hospital Garrahan con 18 puntos de distintas provincias, para que quienes no tengan acceso a una obra social y se atiendan en hospitales provinciales logren resolver sus tratamientos a través de una interconsulta médica con Buenos Aires, en caso de ser necesario.

Otro de los puntos a los que se refirió Ibarra son las contrataciones de los recursos humanos en el Estado.

"Un capítulo importante es la contratación del empleo público: cuando llegamos había unos 2.700 directores nacionales en la alta administración nacional y de todos ellos sólo 7 habían sido elegidos por concurso", reveló. 

En este año y medio de gestión "logramos equiparar unos 300 puestos concursados, ya que nuestra visión de Estado tiene que tender a una conducción estable, para cuando llegue el gobierno de turno haya un Estado que pueda gerenciar", culminó.

Del evento participaron representantes de gobierno de países vecinos como la flamante ministra de Hacienda de Paraguay, Lea Giménez Duarte, y el presidente del Banco Central de Uruguay, Mario Bergara. 

Estaba prevista la presencia del ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo, pero en su reemplazo acudió su mano derecha y su jefe de Gabinete, Pablo Quirno.

 

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados