29/05/2017
Próximo Canciller

Jorge Faurie asumirá el 12 de junio

Es el actual embajador argentino en París.

"Me siento extremadamente honrado con esta designación del presidente Macri y orgulloso de suceder a Susana Malcorra", declaró el nuevo canciller a los medios argentinos mientras se dirigía al aeropuerto Charles de Gaulle, donde debía tomar un vuelo que lo llevaría a Buenos Aires.

"Pondré toda mi energía para colaborar en el éxito del actual proyecto presidencial", agregó.

Jorge Marcelo Faurie, hasta anoche embajador plenipotenciario argentino en Francia, se enteró de su nombramiento ayer por la mañana. "No tenía idea. Ha sido una auténtica sorpresa", confesó.

Jorge Faurie, nuevo canciller

Como muchos de sus colegas, Faurie sabía que Susana Malcorra analizaba la posibilidad de alejarse de sus funciones por razones personales. Lo demás, "fue totalmente inesperado", insistió.

No sería imposible que la ex canciller haya propuesto el nombre de su sucesor al presidente Macri. Malcorra y Faurie parecen mantener una relación de mutuo respeto y sincera amistad, que se hizo evidente cada vez que la jefa de la diplomacia argentina pasó por esta capital durante estos dos años.

Diplomático de carrera, de 65 años, jefe de protocolo durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem, embajador en Portugal durante diez años, vicecanciller del ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Ruckauf, Faurie asumió sus funciones en París a fines del 2015, después de haber participado activamente -en calidad de jefe de protocolo- en la complicada transferencia de mando del presidente Mauricio Macri.

Activo, afable, eficaz, excelente diplomático, Faurie consiguió en pocos meses devolver a la embajada argentina en Francia una dinámica que había desaparecido durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Desde el primer día, el ahora ex embajador supo abrir las puertas de la legación diplomática a todas las corrientes políticas sin ninguna distinción: "Esta es la casa de todos los argentinos", solía repetir.

Gracias a esa política de apertura logró devolver cohesión a una colectividad argentina fracturada por años de enfrentamiento ideológico.

Políglota, casi siempre de buen humor -aún cuando sus colaboradores advierten que puede ser "durísimo"- disponible, Jorge Faurie fue capaz de establecer con los medios de comunicación acreditados en París una relación de confianza y seriedad, que siempre calificó de "indispensable para el buen funcionamiento democrático".

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados