11/05/2017

El Ejército se presentó como querellante en la denuncia por supuesto desvío de fondos

Lo confirmó el jefe de la fuerza, el teniente general Diego Suñer. Fue contundente al condenar los hechos denunciados.

El jefe del Ejército, general Diego Suñer, rechazó que la fuerza que comanda haya pagado los sueldos de los abogados de los condenados por delitos de lesa humanidad y aseguró que si efectivamente se desvió dinero en el seno de la Contaduría General, se trata de un delito que debería ser investigado y castigado.

La denuncia la realizó Pablo Pildaín, quien aseguró que en 2012 lo convocaron de la Contaduría General del Ejército para recibir cheques que luego eran reintegrados en efectivo, tras el pago de una comisión a él y una "cueva" financiera. Dijo, en concreto, que cambiaba alrededor de 1 millón de pesos por mes. Y que entregaba el dinero a los coroneles Alberto Martínez Azzolina, hoy retirado, y Ricardo Belusci, también en proceso de retiro. De acuerdo a la acusación, el dinero se usaba para pagar los abogados de los condenados por crímenes cometidos durante la última dictadura.

En una entrevista con Eduardo Feinmann, en A24, el teniente general Suñer fue contundente. "Esto que se relata acá constituye un delito y una actividad que va contra todas las órdenes impartidas", sentenció.

Suñer aclaró que "el Ejército no paga a ningún abogado ni estudio de abogados, ni solventa a familiares de personal detenidos, por la causa que sea". Además, recordó que "hay una resolución ministerial que expresamente lo prohíbe". Y subrayó que "la mayoría de los oficiales y suboficiales en esa situación utiliza defensores oficiales".

El teniente general contó que se enteró de la denuncia el lunes a la noche. "El martes a primera hora nos presentamos como querellantes contra estos acusados y este señor que se autoincrimina en este episodio. Además, ordené un sumario ese mismo día bajo el código de disciplina. Y ordené a nuestra auditoría interna, la Inspección General del Ejército, que revisara todo el procedimiento", informó.

Pero además, Suñer reveló que hoy ordenó la suspensión preventiva de una de los involucrados en la denuncia, a quien prefirió no identificar. "No voy a dar el nombre para no entorpecer la investigación del fiscal. Estamos a disposición del juez", indicó.

"Si esto es verdad, es delito", evaluó Suñer. Por eso, se mostró decepcionado por la posibilidad de que el incidente manche la imagen del Ejército, que en los últimos meses trabajó brindando ayuda ante distintas inclemencias climáticas en 13 provincias, como las inundaciones en Comodoro Rivadavia o el alud en Volcán.

"Tenemos 50 mil hombres en casi 200 unidades en todo el país. Es gente que trabaja, a veces a destajo, y que entrega la vida por sueldos que en general son magros. Que en el medio de eso haya una, cinco o quince personas que hagan esto, es lamentable. Y, en lo personal, lo considero una traición, porque es gente en la que uno deposita confianza absoluta", concluyó.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados