04/05/2017

Entidades no bancarias podrán instalar cajeros con dinero y recargarlos con sus recaudaciones

El Banco Central busca que se propague en todo el país el acceso a las centrales que entregan efectivo con el uso de una tarjeta. Simplifica el traslado de dinero.

En la clásica reunión de directorio del Banco Central de la República Argentina se decidió que la entidades no bancarias quedaran habilitada para instalar cajeros automáticos que entreguen dinero.

De esta manera, "la actual red de casi 20.000 cajeros pertenecientes a entidades financieras podrá extenderse con más dispositivos que serán propiedad de supermercados, estaciones de servicio o cualquier otra entidad comercial, que incluso podrá recargarlos con los billetes de su propia recaudación", comunicó la autoridad monetaria.

Hoy, la Argentina presenta una penetración de cajeros menor que la de países vecinos. De hecho, un 20% de las localidades del país no posee ningún cajero, obligando a sus habitantes a trasladarse para obtener efectivo.

Según los técnicos del BCRA esa carencia determina que "en muchas áreas del país un uso indebido del efectivo, como el caso de quien retira la totalidad de sus ingresos en una sola extracción en lugar de hacerlo en forma paulatina, a medida que debe asumir gastos. Esta situación lleva a trasladar mayores cantidades de efectivo sin necesidad, lo que atenta contra la inclusión financiera y provoca riesgos en términos de la seguridad física de las personas".

Si bien las nuevas terminales expendedoras de dinero serán propiedad de la casa no bancaria, estará conectada con el sistema financiero, de modo que cada cliente retire dinero de su cuenta sueldo o común, pero con la diferencia que en esos puntos se le podrá cobrar una tasa o suma fija por cada operación.

Según los técnicos del BCRA esa carencia determina que "en muchas áreas del país un uso indebido del efectivo, como el caso de quien retira la totalidad de sus ingresos en una sola extracción en lugar de hacerlo en forma paulatina, a medida que debe asumir gastos. Esta situación lleva a trasladar mayores cantidades de efectivo sin necesidad, lo que atenta contra la inclusión financiera y provoca riesgos en términos de la seguridad física de las personas".

Si bien las nuevas terminales expendedoras de dinero serán propiedad de la casa no bancaria, estará conectada con el sistema financiero, de modo que cada cliente retire dinero de su cuenta sueldo o común, pero con la diferencia que en esos puntos se le podrá cobrar una tasa o suma fija por cada operación.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados