07/03/2017
ACTO CON FINAL VIOLENTO. TOMARON EL ESCENARIO Y LOS DIRIGENTES DEBIERON HUIR.

Deslegitimados y en crisis, la CGT culpó a grupos K y de izquierda por los incidentes

Si bien las expectativas de la manifestación general convocada este martes 7/03 por la CGT eran buenas, su final abrupto, con incidentes y violencia mostró la interna que vive el triunvirato cegetista compuesto por Héctor Daer, Juan Carlos Schmit y Carlos Acuña que mostró serias falencias de unidad. No definieron la fecha de un paro general. Fuertes enfrentamientos entre sectores gremiales.

La desconexión entre lo que había arriba del escenario y abajo de él, era más que evidente y se notó en cierto nerviosismo de los oradores. La desazón por la falta de una definición sobre el paro general, alteró a las bases que terminó copando la escena. Cuál será el impacto de este desborde que sufrió la conducción cegetista es algo que está por verse.

Lo que quedaba de manifiesto durante los discursos de los líderes sindicales era la total desconexión que había con el público -"las bases"- mientras hablaban.

La ansiedad de los de abajo del escenario para que se declare un paro general con todas las letras -es decir, con fecha concreta- se tradujo en el nerviosismo palpable de los oradores.

Los gritos, los cánticos y los silbidos por momentos interrumpían las alocusiones cuando no las tapaban. Héctor Dáer no la pasó nada bien.

Contrariamente a lo esperado por los concurrentes, no hubo fecha concreta de paro y una parte de los manifestantes frente al ministerio de Producción se quedó para mostrar su insatisfacción al canto de "poné la fecha, la puta que te parió" o el reiterativo "¡paro general, paro genera!".

El descontento también se hizo visible en insultos al camionero Pablo Moyano, que derivaron en cruces y empujones en plena calle.

En medio de esta tensión y desazón, el triunvirato cegetista que antes había hablado frente a la multitud se marchó, casi escapándose, del lugar.

Y quienes reclamaban la fecha concreta tomaron el palco,  lo que se convirtió en la contundente postal de que la escena ya no le pertenecía a la cúpula gremial.

La falta de una definición sobre la medida de fuerza habla de la falta de consenso dentro de la central gremial, algo que parece intolerable para "las bases".

En este clima, de profunda reprobación, el triunvirato que conduce la CGT unificada, que apostó más al diálogo que al conflicto con el Gobierno, aparece más que deslegitimado.

Cuál será el impacto de este desborde que sufrió la conducción cegestista es algo que está por verse.

después del acto en el que hablaron los dirigentes, trabajadores de empresas recuperadas, gremios identificados con partidos de izquierda y manifestantes de organizaciones sociales coparon el escenario para reclamar lo que la CGT no ofreció: una fecha de paro general, los gritos se hicieron escuchar.

Algunas de las críticas que recaen sobre la CGT es que desde hace un año viene dilatando el paro general, el cual algunos sectores reclaman desde el veto del Presidente a la Ley Antidespidos, la cual finalmente no se concretó. El cierre fallido de una multitudinaria marcha, un llamado de atención al plan económico que hoy asfixia las billeteras de los trabajadores argentinos y eso es algo que el gobierno no puede ignorar.

Si bien, el secretario de Derechos Humanos de la CGT y Secretario General de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación Julio Piumato acusó a "grupos identificados con el kirchnerismo" por los incidentes ocurridos. Héctor Daer fue el encargado de cerrar el acto. Al no fijar una fecha para el paro, un grupo de manifestantes comenzó una serie de disturbios.

Sobre estos disturbios, Piumato dijo: "Yo salí del palco caminando y tranquilo. Pero me llamó la atención que grupos identificados con el kirchnerismo siguieran yendo para el lugar del acto, una vez que había terminado". Consultado sobre si piensa que fueron los grupos kirchneristas los responsables de los disturbios, Piumado dijo: "Por supuesto. Estaban detrás del palco y venían de Plaza de Mayo. Sectores ligados a intendencias ultra K". "Algunos apuestan a volver al pasado", agregó Piumato.

Acto cegetistaViolencia al finalizarViolencia al finalizar
Acto cegetistaViolencia al finalizarViolencia al finalizar

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados