02/03/2017

Gabinete y Hacienda decidieron elevar el gasto en más de $4.600 millones

A través de la Decisión Administrativa 149 publicada en el Boletín Oficial de hoy, Marcos Peña y Nicolás Dujovne aprobaron nuevas erogaciones por $21.000 millones y recortaron en $16.329 millones las que tenía asignadas el Ministerio de Energía.

Una vez más en la larga historia argentina, dos ministros, en uso de las atribuciones delegadas por el Congreso Nacional, a través de la Ley 27.341 de Presupuesto General de la Administración Nacional para el ejercicio 2017, modificaron las partidas aprobadas, pero lejos de quedarse en reasignaciones entre Ministerios y áreas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, el resultado neto es negativo para el año en $4.644 millones.

Así surge, de las 58 planillas del Anexo I de la Decisión Administrativa 149, del 1 de marzo, que publica el Boletín Oficial, con un aumento de partidas por un total de $21.007 millones; recorte de otras por $16.366 millones, principalmente al Ministerio de Energía y Minería, por "Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica", y recorte de los recursos esperados en 5,8 millones de pesos.

En  los fundamentos de la medida se destaca que "resulta necesario adecuar el presupuesto vigente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, para la asignación de los citados recursos a las jurisdicciones provinciales a través del fondo de aportes del tesoro nacional a provincias".

Así como asignaciones para planes asistenciales, que es el principal receptor de las nuevas partidas, con poco más de $10.350 millones, a tono con la crítica situación que afecta a más de 12 millones de residentes, según destacó el presidente Mauricio Macri en la apertura del 135 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional; y refuerzo en $3.581 millones para "Relaciones con las Provincias y Desarrollo Regional".

También los ministros Marcos Peña y Nicolás Dujovne autorizaron "blanquear" un gasto con aplicación a los ejercicios 2009 a 2014, por parte del Gobierno de Cristina Kirchner por $1.985 millones para "prensa y difusión de actos de Gobierno", para cerrar un circuito administrativo que el Congreso autorizó para compensar deudas previsionales e impositivas de importantes medios de comunicación con la AFIP, con la entrega de un Bono Electrónico a los receptores de pauta publicitaria, para transferirlo al organismo recaudador.

Fuentes oficiales aclararon que la DA 149, en sus considerandos, fundamenta que "conforme a lo establecido en los Decretos 1.145 de fecha 31 de agosto de 2009 y 852 de fecha 5 de junio de 2014, mediante los cuales se facultó a la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros para que acuerde con los titulares de los medios de comunicación la cancelación de sus deudas fiscales y previsionales, resulta necesario incrementar los créditos vigentes de la citada Jurisdicción", con el crédito de pautas de publicidad. De modo que no representa un aumento del presupuesto del corriente año.

En contrapartida, la medida debería haber agregado como recursos extrapresupuestarios un monto similar, de los cuales ya ingresaron, a través del citado Bono Electrónico que fue transferido por por los receptores a la AFIP por unos $1.400 millones, y el remanente se hizo una previsión para ejecutar en el corriente ejercicio. Pero al no explicitarlo, aparece como un impacto neto de aumento del gasto total, que no es tal.

Por otra parte, se amplió en $1.800 millones la partida para "Políticas para el aumento de la producción y productividad en las cadenas agroindustriales", más $300 millones, también para el Ministerio de Agroindustria, para "Investigación aplicada, innovación y transferencias de tecnologías".

Y, en menor medida, destinaron $700 millones para la "Construcción Edificio Cero + Infinito – Etapa I, Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación Productiva"; $550 millones para "Formación y sanción legislativa"; $500 millones para "Justicia de máxima instancia"; $326 para "Políticas de emergencia en seguridad pública", entre otros.

Sin embargo, la DA 149 que publica el Boletín Oficial de hoy con la firma del jefe de gabinete de ministros, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, lejos de dar señales de austeridad fiscal, para asegurar el cumplimiento de la meta de reducción del déficit fiscal primario a 4,2% del PBI, poco más de $226.100 millones, lo eleva en un 2%, a casi $231.000 millones; y el gasto total antes del pago de intereses, en un 1%, a unos 2,3 billones de pesos.

El día anterior el Administrador Federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, había transmitido a periodistas, en el que estuvo Infobae, cierto optimismo, por el desempeño favorable del cobro de impuestos vinculados con la actividad y el empleo.  Pero un día después parece advertirse que ese resultado, lejos de consolidar el camino hacia la reducción del aún abultado déficit fiscal, fue rápidamente "gastado a cuenta" con reasignación de partidas presupuestarias que elevan el gasto total, y afectan el resultado final prometido inicialmente.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados