03/02/2017
EE.UU.

Un juez federal ordenó suspender el decreto sobre inmigración de Donald Trump

Se sumó a otros magistrados del país que hicieron lugar a las demandas presentadas en las últimas horas. “Nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente”, dijo el fiscal general Bob Ferguson.

Un juez federal de Seattle dio lugar a la solicitud del fiscal general Bob Ferguson para detener inmediatamente la implementación de la orden ejecutiva del presidente Donald Trump sobre la inmigración en todo el país.

La Orden de Restricción Temporal permanecerá en vigor hasta que el juez James L. Robart, del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, considere la demanda del procurador general en contra de las cláusulas clave del decreto del presidente.

Si la idea de Ferguson prevalece, la orden ejecutiva quedará invalidada permanentemente en todo el país. Por ende, es el fallo más abarcador de los que se dieron hasta el momento. Sin embargo, aún se están analizando los argumentos del fiscal.

El juez Robart, quien fue nominado a la corte por el presidente George W. Bush en 2003, dictaminó que Ferguson había cumplido con los altos estándares necesarios para bloquear la orden ejecutiva hasta que el tribunal llegue a los méritos de la demanda.

"La Constitución prevaleció hoy", dijo Ferguson. "Nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente", expresó.

Washington se convirtió en el primer estado en desafiar la orden del presidente el lunes, pero no el único. Por su parte, Andre Birotte Jr., juez de Los Ángeles, ordenó también suspender temporalmente la política impulsada recientemente por el jefe de Estado.

El fallo de Birotte está enmarcado en el caso de 28 personas nacidas en Yemen. El grupo está conformado por ciudadanos estadounidenses que viven en el país y algunos miembros de la familia que se quedaron en la nación de la península arábiga pero habían recibido visas para arribar a Estados Unidos.

Frente a este caso, que fue debidamente documentado en los tribunales, el juez federal instruyó que a los demandantes se le permita el ingreso al país, alegando que "es probable que sufran un daño irreparable" si las autoridades judiciales no actúan.

Jueces de otras partes del país también han emitido órdenes similares que bloquean la medida ejecutiva de Trump.

Este martes, por ejemplo, un magistrado de Nueva York ordenó suspender las deportaciones de viajeros que llegaron a Estados Unidos con visas válidas.

En su fallo, Birotte prohibió a los funcionarios federales "retirar, detener o bloquear la entrada" de viajeros afectados o "cancelar visas de inmigrantes válidamente obtenidas".

El decreto de Trump prohíbe la entrada al país a ciudadanos de siete países: Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Esta orden estará vigente por al menos 90 días.

También impone una prohibición de 120 días a los asilados a ingresar al país. Mientras que el bloqueo a refugiados sirios es por tiempo indefinido.

 

 

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados