02/02/2017
Aunque los gremios presionan para que la negociación sea nacional

Los gobernadores decidieron que cada provincia se hará cargo de los acuerdos paritarios docentes

Los mandatarios provinciales, oficialistas y opositores, estuvieron reunidos en el Consejo Federal de Inversiones -CFI-, para establecer una posición común frente a los gremios de maestros de todo el país. Entre los gobernadores, hay coincidencias en poner un techo de 17 a 18%, en línea con la pauta inflacionaria que espera el Gobierno para todo este año.

Gobernadores de Cambiemos y el peronismo comenzaron este jueves por la tarde una reunión en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) para intentar dar una señal de unidad y fortaleza de los mandatarios frente a los sindicatos de docentes en todo el país.

Poco después de las 15, gobernadores de Cambiemos, encabezados por la bonaerense María Eugenia Vidal, se unieron al encuentro de una "mini-liga" de mandatarios peronistas y provinciales.

En principio, el encuentro iba a ser en el Hotel Savoy, pero se mudó cuando los gremios docentes anunciaron una clase pública frente al hotel.

El bloque "opositor" (o no oficialista) lo integran el cordobés Juan Schiaretti, Domingo Peppo del Chaco, el neuquino Omar Gutiérrez, el socialista Miguel Lifschitz y, entre otros, Alberto Weretilneck de Río Negro. Allí figuran el salteño Juan Manuel Urtubey (Salta), el entrerraiano Gustavo Bordet y, entre otros, Sergio Uñac, de San Juan. Uñac, al igual que Sergio Casas de La Rioja, avisó que no viajaría a Buenos Aires por cuestiones de agenda. Uñac formaba parte del Cruce de los Andes. Sí lo hicieron Juan Manzur (Tucumán), Domingo Passalacqua (Misiones) y la santiagueña Clauda Ledesma de Zamora.

Los gobernadores de Cambiemos y el PJ buscan poner un techo a la paritaria docente

 

Además de Vidal, a la reunión del CFI fue invitado el vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli, en nombre de Horacio Rodríguez Larreta, que está de vacaciones.

Gerardo Morales, radical de Jujuy, también se unió a la reunión, y lo mismo ocurrió con su correligionario correntino Ricardo Colombi. El mendocino Alfredo Cornejo, también radical, avisó que no podría concurrir.

Dentro del peronismo hubo faltazos. El puntano Alberto Rodríguez, con juego propio, no llegó y mandó una carta en la que reclama una discusión paritaria nacional con los sindicatos con presencia en todo el país, que luego ordene las discusiones provinciales.

Los peronistas más duros también faltaron a las dos mesas: Carlos Verna de La Pampa y Alicia Kirchner de Santa Cruz avisaron que no participarán. Tampoco Mario Das Neves, de Chubut, que está en Buenos Aires pero no acudió.

Entre los mandatarios, hay conicidencias en poner un techo de 17 a 18%, en línea con la pauta inflacionaria que espera el Gobierno para todo este año. ¿Por qué hubo dos cumbres? "Macri nos tira a nosotros la paritaria y se saca el problema de encima. Lo aceptamos pero que mande fondos", sopló un PJ.

UNIFICARON POSICIONES 

Luego de la reunión entre Gobernadores que se realizó en el Consejo Federal de Inversiones en la Ciudad, los mandatarios acordaron que cada provincia se hará cargo de las negociaciones paritarias en su distrito, por lo que quedó descartada una paritaria nacional docente, como querían los gremios de los maestros.

"Cada provincia fijará los acuerdos paritarios que realice de acuerdo a sus previsiones presupuestarias", dijo el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, que además le reclamó al Ejecutivo nacional una "actualización" de los recursos del fondo compensador educativo.

"Entendemos que tienen que seguir existiendo los recursos que Nación transfiere como fondo compensador para algunas provincias, como también los fondos en infraestructura escolar, con la correspondiente actualización", afirmó Bordet tras el cónclave, en el que los gobernadores no acordaron una cifra común.

Bordet agregó que "nos interesa que nuestros docentes tengan un salario acorde a las expectativas y pautas inflacionarias, y en este sentido la coincidencia es general, y cada provincia fijará los acuerdos paritarios que realice de acuerdo a sus previsiones presupuestarias".

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, sostuvo que "más allá de que haya una paritaria nacional" se deben sentar "todas las provincias a discutir", mientras aseguró que se cuidará "el poder adquisitivo".

"Mas allá de que haya una paritaria nacional, nos tenemos que sentar todas las provincias a discutir", enfatizó y aseguró: "Vamos a cuidar el poder adquisitivo de los docentes".

En la misma línea se manifestó la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Fuentes cercanas a la mandataria dijeron que durante el encuentro, los Gobernadores acordaron que "no hay pauta consensuada entre todos, cada provincia negocia". Además, fuentes cercanas a Vidal dijeron que los mandatarios "acordaron no decir nada de números de aumento porque las realidades de cada provincia son distintas. Todos quieren preservar el poder adquisitivo de los docentes pero vemos una brecha grande entre lo que piden y la inflación de este año".

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey también declaró en ese sentido al afirmar que  "hay tres variables que tenemos que discutir: una tiene que ver con la inflación, otra con la recaudación y la tercera se vincula a las fuentes de financiamiento", concluyendo en que "la combinación entre esos tres factores termina llevando a lo que en cada provincia se podrá discutir".

Urtubey señaló que no se puede unificar una paritaria nacional, dado que "hay diferencias en cómo impacta cada una de esas variables en cada provincia".

Esta semana, los gremios docentes se manifestaron en contra de la provincialización de las paritarias, y reclamaron un acuerdo nacional con el objetivo de que funcione como base para las discusiones con los Gobernadores.

Roberto Baradel, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), había dicho que "si no hay paritaria nacional habrá conflicto porque es volver a los '90".

Distintos sindicatos nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) reclamaron este mediodía en el centro porteño para que el gobierno nacional convoque a la paritaria nacional docente para definir salarios de este año.

Los gremios docentes realizaron la concentración en la esquina del Congreso, en avenida Rivadavia y Callao, poco antes de la reunión de los gobernadores provinciales. "Exigimos al Gobierno Nacional la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente para la discusión de salarios y condiciones laborales", aseguraron los gremios docentes en un comunicado de prensa.

Los sindicatos advirtieron que el Poder Ejecutivo se reunirá con los gobernadores "para disciplinar en cuanto a conseguir un consenso para eliminar la paritaria nacional", que fue definida por ley durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados