29/11/2016

Más de 100 niños con hipoacusia recibirán implantes y audífonos

La cartera sanitaria compró 76 audífonos y 50 implantes cocleares, que utilizarán niños que están en lista de espera, y que –mayoritariamente- padecen hipoacusia de nacimiento.

El Programa Nacional de Detección Temprana de la Hipoacusia, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, adquirió el equipamiento necesario para que sea utilizado en el corto plazo en cirugías infantiles, como parte del plan que incluye la detección temprana de ese trastorno.

La cartera sanitaria compró 76 audífonos y 50 implantes cocleares, que utilizarán niños que están en lista de espera, y que –mayoritariamente- padecen hipoacusia de nacimiento.

De hecho, ya  tienen fecha para realizarse el procedimiento tres niños en la provincia de San Luis, cuatro en Buenos Aires, dos en San Juan, cuatro en Chaco, dos en Neuquén y uno en Misiones.

Además, se esperan realizar futuras intervenciones en chicos ya diagnosticados de Entre Ríos, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Río Negro, Chubut y Mendoza.

En tanto, el Programa Nacional de Detección Temprana de la Hipoacusia fomenta el diagnóstico oportuno, el tamizaje, la intervención con audífonos o implantes (gratuitos para niños que no posean ningún tipo de cobertura social) y la rehabilitación, como parte de un proceso encaminado hacia una mejor salud auditiva.

La hipoacusia, que implica la pérdida parcial o total de la audición, en la Argentina afecta a entre 700 y 2.100 niños recién nacidos al año. La detección de esta afección, desde el primer mes de vida, es de gran importancia para su futuro desarrollo, es por eso que actualmente la pesquisa auditiva universal es un estudio obligatorio establecido por la Ley 25.415.

La coordinadora del Programa, Margarita Acosta, destacó que en la Argentina “hay profesionales que realizan estas cirugías en muchos centros del país”.

"Este procedimiento, junto a la terapia auditiva verbal –detalló la especialista– permite que los bebés accedan al mundo del sonido, ya que de no hacerlo se dificulta el lenguaje oral y muchas veces la lectoescritura, lo que les traería dificultades de aprendizaje y consecuencias neurocognitivas, sociales y, en el futuro, laborales", añadió.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados