03/05/2016

El rompehielos Almirante Irízar, cada vez más cerca de volver a navegar

El buque es reparado en Tandanor. Ya superó una serie de controles de calidad internos. Se incrementó su capacidad de alojamiento y se amplió el espacio del laboratorio.

El ministro de Defensa, Julio Martínez, visitó las instalaciones del Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), donde supervisó los avances en las tareas de reparación y modernización del rompehielos ARA Almirante Irízar, que es sometido a distintas pruebas para volver a navegar.

"Se avanzó notablemente en las obras, hay mucha predisposición y energía por parte de cada trabajador", destacó el titular de la cartera de Defensa, tras lo cual aseguró que "el personal de Tandanor, los proveedores y la Armada Argentina están acompañando este proceso con mucho entusiasmo". Martínez visitó el astillero, donde dialogó con un centenar de operarios que trabaja para recuperar y potenciar las capacidades del rompehielos que el 10 de abril de 2007 sufrió un incendio cuando regresaba de abastecer las bases argentinas en la Antártida.

Si bien el ministro explicó que aún no se puede precisar la fecha exacta en la cual se completará la reparación, manifestó la necesidad de emitir "un mensaje de tranquilidad", ya que existe el fuerte "compromiso de regresar el Irízar al mar".

El buque ya superó diversos controles de calidad internos (Tandanor Acceptance Tests-TAT), lo que allana el camino para poder cumplir próximamente con la certificación de las llamadas Pruebas de Puerto (Harbor Acceptance Tests-HAT) y Pruebas de Ajuste de Propulsión (Sea Acceptance Tests-SAT).

Al respecto, ya concluyeron cuatro pruebas en presencia de la Sociedad de Clasificación Det Norske Veritas (DNV): Puente Integrado de Navegación, Comunicaciones Externas, Central Meteorológica y Comunicaciones Internas. Además, en el marco de TAT, se superaron exitosamente las pruebas del sistema de extinción de incendios por Co2, del sistema de agua fría y caliente y el de grúas de carga, que cumplen un rol destacado por su tarea logística.

Los trabajos para repotenciar las prestaciones del Irízar evidencian un salto tecnológico en las capacidades del buque, ya que, entre otras modificaciones, se aumentó la capacidad de alojamiento y se amplió el sector de laboratorios, lo que permitirá incrementar las investigaciones científicas a bordo.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados