27/04/2016

Un equipo de la UBA logró el primer puesto en una competencia internacional de derecho

Sebastián Green Martínez, ayudante docente de Derecho Internacional en la UBA y entrenador del equipo de estudiantes argentinos que ganó la competencia, nos cuenta cómo fue esa experiencia.

“Lograr que los estudiantes nos representen a todos nosotros con tan alta calidad es algo que nos llena a todos de alegría, sobre todo sabiendo que todos los chicos que vivieron estas competencias se llevan a su casa una experiencia inolvidable, que los llenó de herramientas profesionales y que les permitió adquirir experiencia práctica en un campo que, de otra manera, sería inaccesible.” Así se refiere el entrenador Sebastián Green Martínez a su equipo de estudiantes de la Universidad de Buenos Aires, que alcanzó lo más alto del podio en la competencia de Derecho Internacional Philip C. Jessup.

Julián Rotenberg, Belén Ibañez, Carolina Catanzano, María Laura Pessarini y Adriana Camaño integraron el equipo que participó del concurso de simulación en Derecho Internacional 'Philip C. Jessup', el más importante del mundo en su tipo, con participantes de más de 600 facultades en más de 80 países.  “Se trata de un simulacro de juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Los hechos y las partes que dan contenido a ese simulacro de juicio están contenidos en el caso que lanza ILSA (International Law Students Association) en septiembre de cada año. El caso describe los hechos que dan lugar a una controversia de derecho internacional entre dos Estados ficticios”, explica el entrenador.

La competencia tiene dos etapas: una escrita y otra oral. En la primera, todos los equipos tienen que asumir la posición de los dos Estados y escribir un memorial de demanda y un memorial de contestación. “Esta etapa exige una enorme coordinación y un intenso trabajo de todo el equipo. Los estudiantes tuvieron que investigar a fondo todos los temas y desarrollar argumentos para avalar una posición en el memorial de demanda y, al mismo tiempo, desarrollar la posición contraria en el memorial de contestación. Esto exigió reuniones que al principio eran semanales y que con el paso del tiempo pasaron a ser dos veces por semana. Sobre el final, todos los días. Llegamos al extremo de pasar dos días seguidos sin dormir”, explica el profesor.  
 
“Siempre supe que podíamos ganar la competencia. Lo que hicieron los chicos desde el inicio de la preparación fue sobresaliente: los cinco tienen un inglés espectacular, un nivel de investigación sobresaliente, un manejo de los materiales impresionante y una enorme capacidad para relacionar hechos con derecho. No conforme con eso, ellos estaban felices por poder hacerlo, por poder jugar a este juego. ¿Cómo no iba a creer que podíamos ganar si teníamos a cinco genios, felices y dispuestos?”, comenta Green Martínez.

La UBA y su participación en Jessup

Desde hace aproximadamente 20 años, la Facultad de Derecho (UBA) participa en Jessup, y año tras año logra resultados notables, compitiendo contra las mejores universidades del mundo. No obstante, el equipo de la UBA de este año logró algo nunca antes conseguido: luego de vencer al King's College de Londres en cuartos de final, a la Universidad Hebrea de Jerusalén en semifinales y a la Universidad de Pensilvania en la final, se alzó con el trofeo y fue galardonado como el mejor del mundo. Además, uno de los estudiantes de la UBA, Julián Rotenberg, fue nombrado mejor orador de la final.
 
El logro es aún mayor dado que los jueces de la final no eran ficticios, sino verdaderos jueces de la Corte Internacional de Justicia: Christopher Greenwood (Inglaterra), Hisashi Owada (Japón) y Bruno Simma (Alemania). El equipo de la UBA había accedido a las rondas internacionales tras vencer en la final de las nacionales a la universidad Torcuato Di Tella el pasado 7 de marzo.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados