05/02/2016

Todo el país se suma a los festejos de carnaval

Desde las tradiciones del norte con el desentierro del diablo Pujllay hasta las murgas porteñas, pasando por las comparsas del Litoral, no te pierdas este recorrido por la celebración a lo largo de la Argentina.

El carnaval es una de las fiestas populares de mayor tradición en la historia de la humanidad. Esta celebración tiene su origen probable en los rituales paganos a Baco, el dios del vino; en los festines que se realizaban en honor al buey Apis en Egipto, o en las "saturnalias" romanas, en honor al dios Saturno. En nuestro país comenzó a popularizarse alrededor del año 1600, traído por los colonos españoles, mixturados con costumbres de los pueblos originarios y de los esclavos llegados desde África.

Así, en el norte, las tradiciones incaicas y la veneración a la Pachamama explotan cuando se desentierra al diablo Pujllay, en una fiesta repleta de simbolismos que se asimilaron a esta tradición vinculada a las pascuas cristianas. El carnaval de Salta se caracteriza por su raíz incaica y una presencia muy marcada de elementos maravillosos como brujos, chamanes y guerreros milenarios. Y Jujuy disfruta del carnaval más antiguo del país en la Quebrada de Humahuaca, desde hace más de 500 años.

En el litoral, los carnavales tienen un color y una seducción muy propios, influenciados por la liturgia africana introducida desde Brasil. La ciudad de Corrientes, "Capital Nacional del Carnaval", lleva a cabo la festividad con gran despliegue de trajes, desfiles, imponentes carros alegóricos, bailes en las calles céntricas de la ciudad y espectáculos especiales en el Anfiteatro Municipal. Entre Ríos, por su parte, celebra con el desfile más largo del mundo en Gualeguaychú y desborda de comparsas y festejos en ciudades como Concordia, Gualeguay, La Paz y Concepción del Uruguay.

Por Buenos Aires, la cruza pluricultural de inmigrantes de cada rincón del planeta generó su propia identidad. Desde 1928, el carnaval de Lincoln se destaca por su originalidad a nivel nacional, por sus cabezas gigantes -de 10 metros de altura- hechas de cartapesta, mientras que las murgas porteñas, en 1997, fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Ciudad.

Estos y otros carnavales fueron testimoniados por grandes poetas y escritores que alguna vez, a lo largo de sus vidas, sintieron la necesidad de retratarlos según su puño y letra.

En 2016, la tradicional fiesta nacional se celebra oficialmente los días 6, 7, 8 y 9 de febrero, pero los corsódromos de todo el país ya iniciaron sus festejos a puro ritmo y color para anticipar lo que será una verdadera fiesta popular. El ritmo ya está en el aire, disfrutalo.

 

 

 

 

 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados