04/09/2007
Tensa relación con la candidata oficialista

Moyano reclamó al Gobierno por ignorar a los gremios

El líder de la CGT dijo que la decisión de la Casa Rosada de relegar al movimiento obrero en el "reparto" de cargos y candidaturas es un "grueso error" del Gobierno.

04/09/07

La derrota del PJ en Santa Fe y el ajustado -polémico y todavía no seguro- triunfo del delasotismo liberó un malestar que flota hace tiempo en la CGT por la determinación de la Casa Rosada de relegar a los sindicatos en el "reparto" de cargos y candidaturas.

"Los resultados electorales provinciales (en Córdoba y Santa Fe) deben ser analizados desde la perspectiva de que otros han logrado acumular un capital político a través de los años", analizó Moyano.

Subyace un enojo más profundo y difícil de confesar: Moyano, y su grupo de escuderos, sostienen que un sector del gobierno, encabezado por Cristina de Kirchner, mira a los gremios como "si fuésemos los primos tontos" de la familia a los que "tienen que esconder".

El líder indical, a través de un comunicado, dijo eso de un modo menos bestial: "El más grueso error es haber ignorado al movimiento obrero". Fue una crítica genérica, sin nombres propios, pero tiene un claro destinario: la candidata presidencial del oficialismo.

Los dichos del camionero tienen una continuidad con sus palabras, la semana pasada, en la Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE) donde reveló sus dudas sobre la primera dama. "A Kirchner lo conocemos, pero a la candidata no la conocemos", alertó.

Saludó con frialdad a Cristina

El líder cegetista también participó del encuentro de IDEA y se acercó a saludar a la candidata pero protocolarmente.



Hugo Moyano, participó hoy del encuentro realizado por IDEA y, antes de que Cristina Kirchner iniciara su discurso, se acercó a la mesa alrededor de la cual estaba sentada la senadora pero sólo para brindarle un saludo catalogado de protocolar.

La semana pasada, Moyano había dicho, durante el encuentro realizado por la Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE), que desconfiaba de la candidata y que prácticamente no la conocía.

A partir de ese momento se tejió la especulación que, en realidad, el titular de la CGT quiere forzar una mayor cantidad de postulantes gremiales en las listas a legisladores nacionales.

Es más, hay versiones que indican que Moyano pretende ubicar como ministro de Trabajo a Héctor Recalde, diputado nacional e histórico abogado laboralista de la CGT.

Quizá como un mensaje a los gremios, la primera dama admitió, durante su disertación en IDEA, que en su eventual gobierno "no será todo color de rosa", porque, seguramente, "habrá conflictividad social".

Precisamente, Moyano había advertido que en el próximo gobierno "se mantendrá la conflictividad porque todavía hay temas no resueltos, como la desocupación y para que el crecimiento económico le llegue a todos".

"No todo va a ser color de rosa, porque como es lógico conflictividad social va a haber y lo que hay que hacer es canalizarla democráticamente para dirimir las diferencias", señaló.

Ante esto, Cristina Kirchner convocó a un pacto social "para aprovechar la oportunidad histórica que tenemos, pero que no sea solamente para negociar precios y salarios".

"Hay que lograr un acuerdo que nos permita medir resultados y comportamientos y asegurar la continuidad de este crecimiento económico para que sea sustentable en el tiempo", agregó la candidata presidencial.

Moyano estuvo acompañado por los sindicalistas Juan Carlos Schmit (Dragado y Balizamiento) y Oscar Lescano (Luz y Fuerza) y siguió atentamente el discurso de la candidata oficial.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados