04/09/2013

Francisco llamó a la DAIA para saludar por el Año Nuevo Judío

"No coman tanto y vayan al templo", fue la recomendación del Papa para los dirigentes comunitarios que se encontraban justamente reunidos en la sede de la asociación para el tradicional brindis de Rosh Hashaná.

La llamada de Francisco llegó precisamente en medio del lejaim (brindis) que la entidad realiza para celebrar el Año Nuevo Judío (Rosh Hashaná), y cuando el Sumo Pontífice lo supo hizo la broma –"No coman tanto y vayan al templo"– que arrancó un agradecido y generalizado aplauso de los presentes: un centenar de personas entre dirigentes comunitarios, funcionarios y afiliados de la asociación.
El Papa les deseó lo mejor para 5774 y se despidió con su habitual pedido: "No se olviden de rezar por mí".

La sorpresiva llamada, hecha personalmente por el pontífice, se suma a una larga serie que Jorge Bergoglio viene realizando desde que su elección como Papa lo ha alejado del país: desde el kiosquero que le vendía los diarios –para cancelar el abono– hasta el gobernador bonaerense Daniel Scioli tras la trágica inundación de La Plata, pasando por amigos y conocidos o simplemente fieles que le han escrito. Al punto que un humorista italiano ideó un "protocolo" de actuación para quienes reciban eventualmente un llamado papal...

La llamada a la DAIA fue una grata sorpresa para una colectividad religiosa con la cual Bergoglio supo tejer fuertes lazos de amistad durante su desempeño como arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados