13/06/2013
DIO SEÑALES DE REFORMAS

Francisco celebró su primera misa en español

Durante la homilía, el papa condenó "el mecanismo del insulto", que calificó "una forma de denigración hacia los demás". "No hace falta ir al psicólogo para saber que cuando uno denigra a otro es porque es él mismo quien no puede crecer y necesita desmerecer a los demás para sentirse alguien", aseguró.

El papa Francisco celebró, en la residencia de Santa Marta donde se aloja, su primera misa en español desde que fue elegido pontífice el pasado 13 de marzo.

"Desde el 26 de febrero que no celebraba misa en español. Y me ha hecho mucho bien", dijo Jorge Bergoglio en la misa, de la que participó el personal de la embajada y consulados de Argentina en Italia y ante la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El Papa utiliza el italiano para sus homilías y discursos y sólo desde hace algunas semanas habla en español para resumir la catequesis en este idioma y los saludos a los hispanohablantes en las audiencias públicas de los miércoles.

Durante su homilía, el Papa agradeció al personal diplomático "el servicio que prestan a Argentina".

Francisco afirmó que si en el corazón de las personas "hay algo negativo hacia un hermano, hay algo que no funciona y se tiene que cambiar" y agregó que "el mecanismo del insulto" es "una forma de denigración hacia los demás".

"No hace falta ir al psicólogo para saber que cuando uno denigra a otro es que es él mismo quien no puede crecer y necesita desmerecer a los demás para sentirse alguien", aseguró.

Además, Francisco reafirmó quiere reforzar la colegialidad dentro de la Iglesia y crear una suerte de "consejo permanente" a partir de los sínodos, las reuniones de obispos de todo el mundo, una idea en la que trabaja junto con los ocho cardenales que designó para reformar la Curia Roma, el gobierno central, indicó al recibir a una delegación de religiosos.

"Se trata de un desafío. ¡Adelante, con libertad! ¡Necesito el aporte de los sínodos. Sin miedo!", instó Francisco a los miembros de la Secretaría del Sínodo de Obispos durante una charla informal en el Vaticano, durante la cual improvisó en numerosas ocasiones.

"Encontremos el camino para la coordinación entre el sínodo y el obispo de Roma", pidió.

Los sínodos son asambleas de obispos escogidos de las distintas regiones del mundo, que se reúnen en ocasiones determinadas en el Vaticano para debatir libremente sobre diferentes temas y fomentar la unión estrecha entre el pontífice y los obispos, que suelen estar muy arraigados a la realidad de su propio territorio.

El Papa habló también de las numerosas sugerencias que están llegando a los ocho cardenales encargados de la reforma de la Curia Romana, blanco de críticas y escándalos.

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados