27/03/2013
EN LA PRIMERA AUDIENCIA GENERAL EL PAPA FRANCISCO FUE OVACIONADO POR ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS DE TODO EL MUNDO

"Tenemos que salir de nosotros mismos como Dios salió de sí mismo enviando a Jesús"

Ante una 20.000 personas, el Papa recordó el sentido de la Semana Santa y pidió el fin de la violencia en la República Centroafricana.

«Hermanos y hermanas… ¡buenos días!», fue el saludo sencillo y familiar a los fieles en la primera audiencia general del Papa Francisco, después de haber recorrido la plaza de San Pedro en el 'papamóvil' descubierto para que todos los peregrinos pudiesen verle de cerca y él a ellos.

Sus primeras palabras fueron un recuerdo de su predecesor, afirmando que con esta primera audiencia "tomo el relevo de Benedicto XVI", a quienes los fieles dedicaron un gran aplauso. Enseguida les informó que piensa continuar el ciclo de catequesis del Año de la Fe, pero que hoy deseaba hablar de la Semana Santa.

El Santo Padre explicó que los acontecimientos rememorados en esta Semana hablan de un modo elocuente de la misericordia de Dios, y añadió al margen del texto escrito que "Él toma siempre la iniciativa. Se pone en camino para acercarse a nosotros", enviando a su Hijo.

Con mucha fuerza, Francisco señaló que «Jesús no tiene casa porque su casa es la gente, somos nosotros». Aunque hablaba en italiano, todos le entendieron, y los peregrinos, entre los que había cuatro mil estudiantes universitarios, manifestaron su acuerdo con un inmenso aplauso.

Una y otra vez, Francisco añadía comentarios excelentes a su texto escrito. Por ejemplo, cuando invitaba a la Iglesia y a los católicos a salir a la calle en busca de la gente, el Papa añadió: «tenemos que salir de nosotros mismos como Dios salió de sí mismo enviando a Jesús».

"¡Esta es la juventud del Papa!"

Aunque dedicaba unas breves palabras en italiano al saludar a cada grupo lingüístico, Francisco prefirió que fuesen los sacerdotes quienes leyesen el resumen de su catequesis en francés, inglés y los demás idiomas principales, incluido, como siempre, el árabe.

Cuando saludó a los estudiantes universitarios que participan en el Fórum Internacional UNIV 2013, que estudia este año la cultura digital, la plaza estalló en un aplauso y ondear de banderas de docenas de países. Los muchachos y chicas le gritaban al unísono «¡Francisco! ¡Francisco!, y agregaban «¡Esta es la juventud del Papa!».

Los jóvenes son una prioridad de Francisco como lo eran de sus predecesores, y por eso anunció personalmente, al término de la misa del Domingo de Ramos que irá el próximo mes de julio a la reunión de los jóvenes en Río de Janeiro, Brasil. Al final del discurso del Papa, la presidenta del Fórum UNIV, la norteamericana Kathryn Elise Plazek, le entregó un video sobre la fe, hecho por jóvenes y para jóvenes: «Cómo vivir la fe a los 20 años».

El momento de mayor espontaneidad fue el saludo en castellano, pues entre los fieles había muchos peregrinos argentinos con pancartas y grandes banderas, una de las cuales, de más de diez metros de largo, llevaba escrito «¡Gracias, Francisco!». De vez en cuando, los jóvenes coreaban también: «Francisco, amigo, ¡el pueblo está contigo!». Era todo muy alegre en una mañana muy bonita, en que las lluvias de estos días en Roma dieron una tregua a los peregrinos.

Francisco explicó el significado de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, que se recuerdan en esta semana Santa. "¿Qué significa para nosotros vivir en este tiempo? ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la cruz y la resurrección?", se preguntó. Y contestó: "Significa salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, a la periferia de la existencia, a los más alejados, a los olvidados, a quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda".

"Vivir este tiempo -siguió- significa también entrar cada vez más en la lógica de Dios, de la Cruz y del Evangelio. Es seguir y acompañar a Cristo, lo cual exige salir".

Francisco subrayó que Jesús "salió de sí mismo para venir a nuestro encuentro, colocó su tienda entre nosotros para traer la misericordia que salva y da esperanza". Y destacó que la Semana Santa es un tiempo que "el Señor nos ofrece para abrir las puertas del corazón, de la vida, de las parroquias y movimientos, saliendo al encuentro de los demás y brindando la luz y el gozo de nuestra fe".

En una catequesis simple, concisa y directa, el Papa 'venido del fin del mundo', finalmente, llamó a "salir siempre con el amor y la ternura de Dios, en el respeto y la paciencia, sabiendo que nosotros ponemos las manos, los pies, el corazón, pero es Dios quien guía y hace fecundas nuestras acciones".

Al término de su primera catequesis, un resumen de la misma fue leída en diversos idiomas por algunos sacerdotes. Y el Papa llamó la atención por saludar a los fieles de diversos idiomas siempre en italiano, incluso a los de lengua castellana, para no hacer diferencias, dejando a un sacerdote que tradujera sus saludos.


LLAMADO AL CESE DE VIOLENCIA

Antes de que finalizara esta primera audiencia general, en la que se recitó el Padre Nuestro en latín y el Papa dio su bendición, en medio de vivas, Francisco hizo su primer llamado a resolver un conflicto en el continente africano.

"Sigo con atención lo que está ocurriendo en estas horas en la República Centroafricana y deseo asegurar mi oración a todos los que sufren, en especial a los parientes de las víctimas, los heridos y las personas que han perdido sus casas y fueron obligadas a escapar", dijo Francisco.

"Hago un llamado para que cesen de inmediato las violencias y los saqueos y para que se encuentre cuanto antes una solución política a la crisis que vuelva a dar paz y concordia a este querido país, desde hace demasiado tiempo marcado por conflictos y divisiones".

Primera Audiencia GeneralPrimera Audiencia General

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados