26/03/2013
DECISIÓN EXTRAORDINARIA Y SIN PRECEDENTES

El Papa Francisco renuncia a vivir en el lujoso departamento pontificio del Vaticano

Continúa en la Casa Santa Marta, donde tampoco se mudó a la habitación 201 acondicionada para el Papa. Ocupa las instalaciones pontificias sólo para recibir audiencias, reuniones o trabajar. Prefiere vivir en contacto con el resto del clero.

Consta de diez habitaciones, incluidos imponentes salones con suelos de mármol profusamente decorados, una biblioteca, estudio médico, capilla, cocina, comedor... Se trata del departamento pontificio, un piso situado en la tercera planta del Palacio Apostólico del Vaticano en el que desde 1903, cuando Pío X se instaló allí por vez primera, viven los Papas. O mejor dicho vivían hasta hace días atrás cuando se fue Benedicto XVI al renunciar.

En una decisión absolutamente extraordinaria y sin precedentes, el papa Francisco ha decidido poner punto final a esa tradición.

El Papa jesuita ha renunciado al lujo del departamento pontificio, donde ya estaba todo listo para que se instalara allí. "¡Aquí entran 300 personas!", exclamó escandalizado cuando lo llevaron hace unos días a verlo para que decidiera las reformas que quería realizar en el mismo.

Francisco, que desde su elección como pontífice hace exactamente 13 días, destacó en varias ocasiones su deseo de servir a los pobres, ha dicho que por ahí no entra. Que prefiere vivir en la mucho más modesta Casa Santa Marta, la residencia para eclesiásticos que se encuentra en el interior del Vaticano y donde se alojaron los 115 cardenales que participaron en el cónclave. "Al menos por ahora", aseguró ayer Federico Lombardi, el portavoz de la Santa Sede, destacando que el Papa prefiere vivir en Santa Marta porque le gusta esa "forma simple de vivir y la convivencia con otros sacerdotes".

Francisco seguía viviendo hasta ahora exactamente en la misma habitación de la Casa de Santa Marta que le fue asignada antes del comienzo del cónclave por sorteo.

Se había negado incluso a trasladarse a la suite 201, la habitación especial de la casa de Santa Marta destinada a alojar al nuevo Papa mientras se reabría el departamento pontificio y tomaba posesión del mismo. El Papa sólo ha utilizado la suite 201 para trabajar en ella y celebrar allí reuniones y audiencias oficiales y para el Angelus.

La decisión del Papa de renunciar al boato del departamento pontificio se debe por una parte a su rechazo al lujo y por otra a su intención de no aislarse del mundo encerrándose en una jaula dorada.

Francisco quiere mantener el contacto con la gente y por las 122 habitaciones que tiene la casa de Santa Marta, inaugurada en 1996 y situada a pocos metros de la Basílica de San Pedro, pasan numerosos purpurados eclesiásticos llegados de todo el mundo. En el comedor y varios salones comunes de los que consta la residencia Santa Marta, Francisco estará en contacto con ellos.

El Papa Francisco manifestó su deseo de seguir viviendo en la Casa Santa Marta en esta "fase de experimentación", en lugar de trasladarse al departamento pontificio, para vivir junto a otros miembros del clero, aunque trabaja en la 'suite papal', la habitación 201, porque ahí cuenta con un salón para recibir a invitados, según informó el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi. También lo anunció el propio Francisco, durante la habitual Misa celebrada a las 7.00 horas (de Italia) de este martes, en la capilla de la Casa Santa Marta donde estaban presentes los huéspedes actuales.

"Esta mañana el Papa Francisco ha dado a entender que permanece este periodo en la Casa Santa Marta", dijo Lombardi. No obstante, añadió que el Papa está usando el departamento del segundo piso del Palacio Apostólico Vaticano para las audiencias y ha afirmado que pronunciará el Angelus desde la ventana habitual del mismo.

La Casa Santa Marta, que fue preparada para alojar a los 115 cardenales electores con motivo de la celebración del Cónclave hace dos semanas, cuenta con más de 120 habitaciones, una de las cuales, la 201, estaba reservada para el Pontífice pero no había sido ocupada por él hasta ahora que sólo la usa para reuniones oficiales.

LA CASA DE SANTA MARTA

La casa Santa Marta, ubicada junto a la Basílica de San Pedro en la ciudad del Vaticano, ha pasado de hospicio de peregrinos a moderno edificio de cinco pisos que aloja habitualmente a obispos y cardenales que acuden a la Santa Sede.

Durante los días de cónclave se convirtió en el ‘hotel de concentración’ de los 115 cardenales que elegieron al nuevo Papa, además de algunos religiosos que acompañaban al grupo.

La "Domus Sanctae Marthae", nombre oficial de la residencia, está a pocos metros a la derecha de la Basílica de San Pedro y es un moderno edificio de cinco plantas con 106 suites, 22 habitaciones individuales, un apartamento y numerosos salones además de la capilla. De por sí se trata de un lugar confortable y con ciertos lujos aunque no comparables con los que ha desechado el Papa.

Las habitaciones se les asignaron por sorteo a los purpurados. Cada una tiene el dormitorio, su propio estudio, cuarto de baño y biblioteca, en un estilo rústico pero confortable. Así, el aislamiento del mundo exterior estuvo garantizado en las dependencias de Domus Sanctae Marthae.

Vista de la Casa Snta MartaIngreso a la Sector de administración de la Una de las salas de la Casa de Santa MartaCada suite de la Casa Santa Marta tiene su sala de estudioEl dormitorio propiamente dicho de cada suite de la Casa Santa MartaEl altar de la capilla de la Casa de Santa MartaModerna construcción arquitectónica de la capilla de la Casa de Santa MartaEl comedor como todas las dependencias son muy luminosas en Santa MartaUno de los amplios pasillos de la Domus Sanctae Marthae
Vista de la Casa Snta MartaIngreso a la "Domus Sanctae Marthae"Sector de administración de la "Domus Sanctae Marthae"Una de las salas de la Casa de Santa MartaCada suite de la Casa Santa Marta tiene su sala de estudioEl dormitorio propiamente dicho de cada suite de la Casa Santa MartaEl altar de la capilla de la Casa de Santa MartaModerna construcción arquitectónica de la capilla de la Casa de Santa MartaEl comedor como todas las dependencias son muy luminosas en Santa MartaUno de los amplios pasillos de la Domus Sanctae Marthae

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados