OSSE: Restringido de 11 a 17
27/12/2011

Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con DGI

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, anunció que el ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto entre el organismo y los empleados de la DGI, al que le adjudicó un "trasfondo político".

"Las medidas de fuerza para toda esta semana en la DGI, anunciadas a través de medios de comunicación, ha quedado en suspenso después de que el ministerio de Trabajo dictara hoy la conciliación obligatoria", dijo Echegaray en conferencia de prensa.

El titular de la AFIP explicó a continuación que se trata de "una situación muy particular", ya que la convocatoria a un paro de cuatro días por parte del gremio que agrupa al personal de la Dirección General Impositiva (DGI) se originó en modificaciones del horario laboral y no en una extensión de las horas de trabajo.

"Hemos unificado los horarios de trabajo a las realidades operativas", explicó Echegaray, quien consideró que "cuatro días de paro por un cambio de este tipo no se justifican en funcionarios que cobran los mejores sueldos del Estado".

Por medio de un cuadro proyectado en dos pantallas, el titular del organismo recaudador mostró que el horario actual en el área metropolitana es de 9 a 17 horas, de lunes a viernes, mientras que en el interior del país se extiende, según las áreas, de 7 a 15 ó de 8 a 16.

"Lo que queremos hacer es un horario uniforme para todo el país, de 10 a 18, entre el 1 de enero y el 30 de abril; de 9 a 17, del 1 de mayo al 31 de agosto; y de 10 a 18 del 1 de septiembre al 31 de diciembre", detalló Echegaray.

El alto funcionario dijo que "advertimos que hay un trasfondo político complicado" en esta decisión "desmesurada y desproporcionada" de convocar un paro de cuatro días, "a fin de año", por parte del sindicato de empleados de la DGI.

Tras poner en duda que los empleados de este organismo quieran realizar una medida de fuerza, explicó que los sindicatos de la Seguridad Social y de la Dirección General de Aduanas, que integran junto a la DGI la AFIP, no han reaccionado de esta manera.

Echegaray también señaló que "es evidente que este paro forma parte de una seguidilla, luego del realizado por los empleados judiciales".

Y, remató: "Es claro donde está parado cada uno, ya que nunca antes habíamos tenido una medida de estas características, ni siquiera cuando yo era delegado gremial en los ´90 y se nos bajaban los sueldos y se nos quitaban derechos, por eso esto nos parece raro".

A continuación, el titular de la AFIP dejó la puerta abierta a encontrar una solución en el diálogo con los representantes de la AFIP e incluso señaló que podría haber una reunión y una solución "mañana o pasado".

En este sentido, aludió a que podrían resolverse algunos "detalles", aunque recalcó en varios momentos de su exposición que los "funcionarios que estamos en el poder político estamos para gobernar y no para cogobernar", en clara alusión a la injerencia sindical en la toma de decisiones.

"Aquí no se ha incorporado ni una hora más de trabajo a ningún funcionario", dijo. Y destacó con mucho énfasis que "se trata de los empleados del Estado mejor pagados, incluso mejor que en el sector privado, con sueldos que van de los 16.500 a los 42.000 pesos mensuales".

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados