OSSE: Restringido de 11 a 17
26/12/2011

Estatales exigen aumentos de hasta el 35%

Los gremios de la administración pública advirtieron a los gobernadores que no aceptaran subas menores al 20%. Esta embestida preocupa a los mandatarios provinciales, ya que esperan un 2012 de estrechez financiera. Otra discusión difícil a nivel nacional se dará con los sindicatos docentes.

Como pesado presente de fin de año, los gremios de la administración pública de las provincias comenzaron a advertir a los gobernadores que no aceptarán una negociación salarial que contemple un incremento menor al 20 por ciento, aunque los primeros planteos incluyen el reclamo de aumentos de hasta el 35%.

El escenario preocupa a los Ejecutivos locales, que deben enfrentar un inicio de mandato resbaladizo de la mano de cuentas deficitarias masivas, de vencimientos de deuda que aún no fueron refinanciados por Nación y de potenciales coletazos en la actividad económica de la crisis financiera internacional.

La postura gremial en el interior se da en sintonía con la estrategia del titular de la CGT nacional, Hugo Moyano, de poner un piso del 25% de incremento salarial para discutir en paritarias.

Un caso testigo se vive en Santa Fe, donde los trabajadores estatales adelantaron que exigirán un piso de entre el 20% y el 23% de aumento al flamante Gobierno del socialista Antonio Bonfatti.

En esa línea, el titular de la seccional local de la Unión del Personal Civil de la Nación, Alberto Maguid, señaló que no se van «a sentar por menos del 20% en la Comisión Paritaria Central».

Por su parte, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado, Jorge Hoffmann, consideró que el aumento «tiene que rondar» entre el 23% y el 24%, ya que -dijo- «el Gobierno (provincial) ha fijado esa pauta para el aumento de las tarifas de los servicios».

En la vereda oficial, Bonfatti se negó a «tirar una cifra por tirar» porque -evaluó- sería «aventurado, no sabiendo cuál va a ser el comportamiento de la economía y teniendo presente que después a los sueldos hay que pagarlos». No obstante, adelantó que su administración discutirá salarios en las paritarias de febrero y recalcó que la premisa será que los trabajadores «no pierdan poder adquisitivo respecto de la inflación».

En Chubut, en tanto, el mandatario Martín Buzzi -dasnevista devenido K- se topó a poco de asumir con una movilización de los trabajadores nucleados en ATE, que exigen el inicio de las negociaciones salariales 2012 y el pago de un plus navideño (que ya fue descartado sin embargo por la cartera económica local).

Los estatales exigen una suba salarial del 35%. «Se le elevó al gobernador un pedido de incremento del 35% para la generalidad de los empleados públicos, pero hay que discutir algunas particularidades», afirmó el secretario general del gremio, Edgardo Hompanera.

Diálogo

Por su parte, y en un intento de domar la tensa conflictividad gremial que aqueja a Córdoba, el justicialista crítico José Manuel de la Sota inició días atrás una ronda de diálogos con los sindicatos en conflicto. Sin embargo, en las últimas horas volvieron a estallar las protestas en el combativo ámbito de la salud, que declara una huelga por tiempo indeterminado. En este contexto, el viernes el gremio de los agentes públicos acordó con el Gobierno cordobés postergar hasta febrero los reclamos de mejoras salariales. Hasta ese momento se mantendrá el ámbito permanente de negociación, para luego avanzar hacia acuerdos de reajuste trimestral.

En Neuquén, en tanto, el Gobierno de Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino) ya selló un temprano entendimiento con los docentes nucleados en ATEN, que incluye un incremento salarial del 15%. Pero desató luego la reacción de los dirigentes de ATE. «Se fijó el techo salarial que quiere el Gobierno», cuestionó el delegado Jorge Marillán.

En rigor, el grueso de las discusiones salariales entre los gremios de la administración pública y los gobernadores se iniciará recién en febrero.

Esas conversaciones, junto con las paritarias docentes, marcarán el grado de estrechez que ostentarán las cuentas locales 2012, a partir del hecho del alto impacto que genera el pago de sueldos en los presupuestos de las provincias.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados