OSSE: Restringido de 11 a 17
20/12/2011

La Cámara Nacional de Casación votó autoridades

Fue eligido Pedro David como su nuevo presidente. Fue en un plenario que duró más de cinco horas y que incluyó la decisión de reformar el reglamento del tribunal antes del 30 de marzo.

La Cámara Nacional de Casación eligió ayer a Pedro David como su nuevo presidente en un plenario que se extendió por más de cinco horas y que incluyó la decisión de reformar el reglamento del tribunal antes del 30 de marzo próximo.

Ambas decisiones están relacionadas en más de un sentido. Por un lado, existe una cuestión práctica: según expresó ayer el propio David, sólo podrá ejercer la presidencia durante 60 días a pesar de que el cargo, según el reglamento actual, se extiende por un año. Por lo que, incluso sin reforma, la cámara debería elegir a un nuevo titular el próximo marzo.

Por otro lado, la elección de David implicó una interpretación amplia del reglamento, ya que, según la usanza del tribunal hasta este año, la presidencia es rotativa y según el orden de entrada a la cámara. Según estas pautas, Raúl Madueño debía ser el titular, aunque finalmente fue designado vicepresidente. De hecho, fue el propio Madueño quien propuso como candidato a David, con el argumento de que era una figura de consenso y que estaba ausente del país cuando le correspondía a él ocupar la presidencia.Al juez lo antecede un prestigioso currículum internacional y una larga ausencia en la Justicia local. Si bien fue nombrado integrante de la Casación años atrás, David tuvo licencia en los últimos cuatro años porque se desempeñó en el Tribunal Penal Criminal Internacional de la ex Yugoslavia.

El juez recién se reincorporó en octubre pasado a la sala II, junto con los también recién llegados Alejandro Slokar y Ana María Figueroa. Como también de manera tradicional el titular de la cámara no integra vocalía durante su mandato, esta sala fue completada con Ángela Ledesma, presidente saliente.

Además de esta interpretación amplia del reglamento y la voluntad de modificarlo en los próximos meses, en el plenario de ayer también se debatió una segunda fórmula, que fue propuesta inicialmente por Mariano Borinsky, Slokar y Figueroa. Esta opción planteaba que Gustavo Hornos fuera el titular del tribunal y Slokar el vicepresidente.

A diferencia de la combinación elegida, esta segunda combinaba antiguos integrantes del tribunal y nuevos. Pero a la hora de votar, esta propuesta tuvo poco apoyo entre los integrantes del cuerpo: sólo se pronunciaron a favor de ella Borinsky, el recién llegado Juan Gemignani y Hornos, los tres integrantes de la sala IV. El resto del tribunal, que incluye a Ledesma, Eduardo

Riggi, Liliana Catucci, David, Madueño, Luis Cabral (quien actúa como subrogante), Slokar y Figueroa apoyaron la iniciativa que finalmente ganó. Además de estos cargos, también se eligieron los presidentes de cada sala: Madueño en la sala I, Slokar en la II, Riggi en la III y Borinsky en la IV.

Cambios y polémicas

El plenario de ayer funcionó como corolario de un año repleto de cambios y polémicas en la Cámara de Casación que todavía no termina.

Este proceso de transformación incluye la entrada de nuevos jueces, la salida de otros, el cambio de las reglas de juego, idas y vueltas de sus integrantes en el proceso y modificaciones en el equilibro de fuerzas entre sus propios miembros. Es una etapa que recién empieza y continuará a lo largo del verano con la comisión de reforma, entre otras cuestiones. Esta también fue definida en la reunión de ayer y será integrada por David, Ledesma, Figueroa, Catucci y Borinsky.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados