OSSE: Restringido de 11 a 17
22/11/2006
PERÚ: “SERÍA IDIOTA PRIVATIZAR EL AGUA”

POLÍTICA MINERA Y ENERGÉTICA EN EL BANQUILLO



Lima, 22 de noviembre 2006 - La política minera y energética del gobierno del presidente Alan García, de plena apertura a las transnacionales, será sentada hoy en el banquillo en el Congreso peruano, que interpelará al ministro del rubro, Juan Valdivia.
Valdivia será el primer ministro de la actual administración, iniciada en julio pasado, sometido a ese mecanismo de cuestionamiento parlamentario.
 
El interpelado deberá responder un interrogatorio opositor sobre la política energética y el sensible tema de la contaminación causada por empresas extranjeras que explotan los recursos mineros y los hidrocarburos de esta nación andina.
 
La interpelación fue decidida ante crecientes cuestionamientos al gobierno en esos temas, en los cuales, según diversos analistas, mantiene las líneas maestras de la precedente administración neoliberal de Alejandro Toledo.
 
La interpelación fue impulsada por el Partido Nacionalista (PN), principal de oposición, y su aliado, Unión por el Perú (UPP), a los que se sumó el grupo conservador Unidad Nacional, pese a sus frecuentes coincidencias con el gobierno en política económica.
 
El congresista del PN Daniel Abugattás negó que su organización busque la censura irreflexiva del ministro -la que implicaría su renuncia al cargo- y dijo que los legisladores de su partido escucharán al ministro antes de decidir al respecto.
 
De no ser satisfactorias sus explicaciones, agregó, el bloque PN-UPP pedirá su censura, aunque el frente no tiene los 61 votos (la mitad más uno del Congreso) necesarios para aprobar esa sanción Abugattás reiteró los cuestionamientos que motivaron la censura, al criticar al gobierno por haber entregado el control de los recursos energéticos a las empresas transnacionales y renunciado a cuidar el medio ambiente.
 
Las 18 preguntas del pliego interpelatorio incluyen la exigencia de explicaciones sobre la prórroga de los plazos de aplicación del Programa de Adecuación del Manejo Ambiental (PAMA) para la empresa minera Doe Run.
 
Valdivia deberá informar también sobre los cambios en el contrato firmado con un consorcio transnacional para la explotación del gas natural de la surandina zona de Camisea, modificaciones que, según diversas denuncias reducen las exigencias de cuidado ecológico.
 
En el tema ambiental, en los últimos meses comunidades indígenas y otros pobladores de minas y yacimientos petroleros explotados por empresas foráneas han realizado importantes protestas contra la contaminación de sus territorios por esas compañías.
 
Los legisladores exigen que el ministro haga además precisiones sobre el aporte voluntario concertado por el gobierno con las empresas mineras y estimado por el ejecutivo en 500 mil dólares anuales.
 
Ese aporte reemplaza al aumento tributario a las transnacionales mineras, ofrecido en la campaña electoral por el presidente García.
 
El congresista del gobernante Partido Aprista Luis Alva adelantó que los 36 congresistas de su organización defenderán al ministro Valdivia y adelantó que este responderá satisfactoriamente las preguntas planteadas.
 
MINISTRO PERUANO: SERÍA IDIOTA PRIVATIZAR EL AGUA
 
Lima, 22 nov.06 - La privatización de la empresa de agua potable de la capital peruana parece hoy definitivamente descartada, tras admitir el gobierno que hay que ser idiota para adoptar esa medida, porque encarecería el servicio.
 
El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Hernán Garrido Lecca, planteó en esos términos que el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) no será entregado a capitales privados.
 
"Se lo voy a decir con todas sus letras: hay que ser idiota para privatizar o buscar inversión privada en una empresa de servicio publico", sentenció ante preguntas de la prensa local.
 
Agregó que si la empresa fuera subastada, el comprador recuperaría el dinero pagado para adquirir Sedapal con un aumento inmediato de tarifas, lo que significaría perjuicio para el público.
 
Garrido Lecca anunció que en lugar de privatizar Sedapal, esta empresa firmará en breve un acuerdo con el servicio estatal de agua potable de la ciudad brasileña de Sao Paulo para dotar del servicio a siete municipios pobres del lado sur de Lima.
 
El gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) privatizó virtualmente todas las empresas estatales alegando la necesidad de inversiones extranjeras e incluyó en esa política los servicios públicos de telefonía, electricidad y aeropuertos.
El régimen neoliberal de Alejandro Toledo (2001-06) mantuvo la misma línea e intentó privatizar Sedapal, pero encontró serias resistencias sociales.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados