OSSE: Restringido de 11 a 17
06/12/2011

CONGRESO: Juraron los diputados electos el pasado 23 de octubre

Los 130 legisladores asumieron sus bancas y así desembarcó en la Cámara baja el nuevo dominio K. Domínguez fue confirmado como titular del cuerpo y la disputada vicepresidencia tercera finalmente quedó en manos del FAP.

El bonaerense Julián Domínguez fue electo por unanimidad como presidente de la Cámara baja, en una ceremonia en la que juraron los 130 legisladores electos el 23 de octubre.

La designación de Domínguez, quien reemplazará al jujeño Eduardo Fellner como titular de la Cámara baja, fue impulsada por el Frente para la Victoria y contó con el respaldo de todos los bloques parlamentarios con representación en la cámara baja.

En la vicepresidencia primera, en tanto, fue electa la santiagueña del Frente Cívico y Social, Norma Abdala de Matarazzo, a partir de una propuesta del oficialismo, que logró recuperar ese lugar por su condición de primera minoría, tras el resultado de las últimas elecciones en las que Cristina Fernández de Kirchner obtuvo más del 54,11 por ciento de los votos.

Para la vicepresidencia segunda, el radicalismo propuso al cordobés, Mario Negri, cuya postulación también contó con el respaldo de todos los blqoues parlamentarios.

Como sucede habitualmente, el cargo que generó mayor discusión en el recinto fue la designación de la vicepresidencia tercera, que corresponde a la tercera fuerza de la cámara, y que se disputaban el Frente Amplio Progresista y el Frente Peronista, integrado por legisladores pertenecientes al peronismo disidente.

En ese marco, la mayoría de los bloques respaldaron la propuesta del propio FAP, impulsada por el porteño Claudio Lozano, de Unión Popular, que propuso a la socialista santafesina Alicia Ciciliani para ese cargo, cuya designación se produjo finalmente a mano alzada y contó con el respaldo del Frente para la Victoria y del radicalismo, entre otros.

La sesión preparatoria, que se inició a las 11.45, fue presidida por la diputada sanjuanina Margarita Ferrá de Bertol (FpV), por ser la legisladora de mayor edad, tal como lo establece el reglamento de la cámara baja.

Luego, se procedió a la jura de los 130 legisladores electos en las elecciones del 23 de octubre, por distrito y por fórmula.

Otros diputados electos lo hicieron fue en homenaje a los militantes desaparecidos por la dictadura militar que tomó el poder el 24 de marzo de 1976 y gobernó hasta diciembre de 1983.

Los primeros en prestar juramento fueron los legisladores de provincia de Buenos Aires, quiénes lo hicieron por una de las cuatro diferentes fórmulas elegidas.

En primer tramo, prestaron juramento como diputados el ministro de Agricultura, Julián Domínguez; el director general de Escuelas, Mario Oporto; los actuales diputados José María Díaz Bancalari, Graciela Gianetassio, Adriana Puiggros, Jorge Landau y los dirigentes de La Cámpora, Eduardo De Pedro y Mayra Mendoza.

De Pedro y Mendoza prestaron su juramento junto a Facundo Moyano y la dirigente del Movimiento de Jubilados y Desocupados (MIJD), Ramona Pucheta, a pesar de la intención del piquetero Raúl Castells, quien pretendía ocupar esa banca sin respetar el cupo femenino.

Durante la sesión preparatoria también juraron los duhaldistas Graciela Camaño y Carlos Brown; los radicales Miguel Bazze y Eduardo Santin; el sindicalista Víctor De Gennaro; el diputado de Nuevo Encuentro Carlos Raimundi, y del Frente para la Victoria, Jorge Rivas.

También, prestaron juramento los diputados electos porteños, entre ellos el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, fuertemente aplaudido por los militantes desde los palcos; el viceministro de Economía, Roberto Feletti; y la reelecta Patricia Bullrich.

Además lo hicieron los actuales diputados del PRO, Federico Pinedo, del FAP Claudio Lozano y Roy Cortina, y el ex fiscal Manuel Garrido, quien ingresó por el radicalismo, entre otros.

• Las perlas de la jornada

La sesión se dio en medio de cánticos entre diversos grupos de militantes. Pero la atención principal fueron los cruces entre los miembros de La Cámpora y la Juventud Sindical que cruzaron consignas: mientras los primeros se definieron como "soldados de Cristina" los segundos "de Moyano". Luego, uno de los principales referentes de los jóvenes K, Eduardo "Wado" de Pedro, y el hijo del titular de la CGT, Facundo Moyano, juraron en simultáneo.

Entre los más silbados por las huestes oficialistas, que acapararon los balcones de la Cámara, estuvieron Patricia Bullrich (Unión por Todos) y Graciela Camaño (Peronismo no K). También los militantes más jóvenes le dedicaron cánticos desaprobatorios a la diputada de Libres del Sur Victoria Donda, quien se alejó del filo-kirchnerismo ya hace tiempo. La joven diputada también atrajo las miradas de todos al presentarse en el recinto con un ceñido y escotado vestido negro.

Quien también prestó juramento fue Ramona Pucheta del MIJD del piquetero Raúl Castells. En los días previos existió un debate en torno a que el dirigente pretendía que la electa legisladora renunciara para poder ocupar él la banca. La polémica fue tal que el movimiento social decidió suspender la maniobra. Sin embargo, Castells se concentró en la puerta del Congreso con un grupo de militantes y protagonizaron algunos incidentes.

Como ocurre habitualmente, los diputados no se limitaron a jurar solamente por "Dios y por la Patria" y muchos ensayaron diversas variantes. Las más repetidas fueron por "Néstor Kirchner", "Cristina Kirchner", "los 30 mil desaparecidos" y por "los trabajadores argentinos". Otro juramento particular fue el de la diputada chaqueña del FpV Gladys Soto, que se extendió por varios minutos, lo que fue producto de silbidos.

El momento más emocionante de la jornada llegó con el juramento del socialista Jorge Rivas, quien está imposibilitado para hablar y movilizarse debido a las secuelas de un ataque sufrido durante un intento de asalto.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados