OSSE: Restringido de 11 a 17
15/11/2011

Sífilis congénita: se registra en el país un caso por cada 2.000 recién nacidos

Así lo estableció el estudio realizado por el Ministerio de Salud, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, mientras que la prevalencia en puérperas a nivel nacional asciende al 1,32 por ciento.

Considerando que ambas enfermedades comparten formas de transmisión, presentan métodos diagnósticos simples y efectivos y tratamientos con un impacto muy significativo sobre la transmisión materno-infantil, la iniciativa tiene por objetivo armonizar los indicadores epidemiológicos para el monitoreo de las metas a alcanzar: disminuir a menos del 2 por ciento la tasa de transmisión vertical del VIH y a menos del 0,5 por mil los casos de sífilis congénita para 2015 en la región.

El mismo informe realizado por la cartera sanitaria nacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS) y Unicef, en el marco de la Iniciativa Regional de Eliminación de la transmisión vertical del VIH y de la sífilis congénita que impulsa la Comisión Intergubernamental de VIH/sida (CI-VIH) de Mercosur, estima en alrededor del 5 por ciento la tasa de transmisión del VIH sida durante el embarazo y el puerperio, a pesar de los logros obtenidos en el país con la extensión del diagnóstico prenatal, la profilaxis con antirretrovirales y la sustitución de la lactancia.

El estudio, que fue presentado hoy en la sede de la cartera sanitaria, ofrece un dato llamativo: el 33 por ciento de las mujeres que tuvo diagnóstico de sífilis en el puerperio había comenzado su embarazo sin sífilis, lo que demuestra la importancia de ofrecer el testeo a las parejas y fortalecer el asesoramiento en la prevención de las infecciones de transmisión sexual durante el embarazo.

Según la OMS, América Latina y el Caribe constituye la región con mayor tasa de sífilis a nivel mundial, concentrando 3 millones de infecciones de las 12 millones de nuevas infecciones que ocurren por año.

“Esta investigación constituye un primer paso en las estrategias definidas para la disminución de la transmisión perinatal del VIH y de la sífilis congénita, estableciendo la línea de base de sero prevalencia en puérperas desde un enfoque integrado y en el marco de un plan estratégico a nivel nacional”, indicó Carlos Falistocco, director de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud.

Asimismo, el funcionario declaró que “hace años se está trabajando sobre el tema de la transmisión vertical de este tipo de enfermedades, y hoy podemos decir que esto es una política de Estado, por lo que su importancia, a partir de ahora, será superior”.

Por su parte, el subsecretario de Salud Comunitaria de la cartera sanitaria, Guillermo González Prieto, expresó que “es una buena noticia que se esté trabajando en la eliminación del sífilis congénito, ya que servirá como puntapié inicial en el camino a la eliminación de otras patologías también consideradas olvidadas, como el Chagas”.

La muestra se conformó con 6711 mujeres, estudiadas entre junio de 2010 y mayo de 2011, provenientes de 24 maternidades y de 15 jurisdicciones, seleccionadas en base a un criterio que incluyó establecimientos públicos con más de 1000 partos de bebés nacidos vivos al año.

Si bien destacó que los resultados del estudio muestran un “alto nivel de control y diagnóstico prenatal”, también advirtió que “el porcentaje de mujeres sin tratamiento para sífilis demuestra algunas dificultades en el circuito de atención, en lo que a partir de ahora podremos poner el acento en mejorar”.

Falistocco dijo que “el alto porcentaje de conversión de sífilis durante el embarazo demuestra la importancia de ofrecer el testeo a las parejas y fortalecer el asesoramiento en la prevención de las infecciones de transmisión sexual durante la gestación”, al tiempo que manifestó que “si bien los resultados muestran un nivel alto de control y diagnóstico prenatal, la proporción de mujeres sin tratamiento para sífilis demuestra dificultades en el circuito de atención”.

En relación a la transmisión del VIH durante el embarazo, Falistocco destacó que “si bien fue alto el porcentaje de cobertura del test de VIH durante el embarazo, también hay que rescatar que entre las mujeres sin serología prenatal, muchas habían tenido contacto con el sistema de salud en uno o varios controles”.

El funcionario rescató también el hecho de que la mitad de las mujeres con VIH fueron diagnosticadas durante el embarazo actual, al sostener que “esto demuestra el impacto de la universalización de la oferta de testeo en este contexto y la necesidad de ampliar esta oferta a otras poblaciones, especialmente a las parejas masculinas y a mujeres fuera del embarazo”.


El estudio

(Para evitar posibles sesgos en el análisis de los controles del embarazo y de la realización de los análisis para sífilis y VIH prenatal, en el estudio se excluyeron los casos de abortos).

Acerca de los controles del embarazo, sobre un total de 6179 puérperas con nacidos vivos, el 67 por ciento (4123) tuvo un control adecuado, definido por el antecedente de por lo menos 5 controles prenatales. El 49 por ciento realizó el primer control en el primer trimestre de embarazo, el 36 por ciento en el segundo trimestre y el 7 por ciento en el tercer trimestre.

En relación al diagnóstico de sífilis durante el embarazo, el 87 por ciento (5387) de las puérperas con nacidos vivos, realizaron el test para el diagnóstico de sífilis durante el embarazo, el 8 por ciento (494) no lo realizaron y en el 5 por ciento (299) se desconoce el dato. Del total de 494 que no realizaron prueba de sífilis durante el embarazo, el 21 por ciento (104) realizaron 5 ó más controles y 38 por ciento (187) tuvo al menos un control durante el embarazo.

Sobre la prevalencia de sífilis, de las 6711 puérperas, 133 tuvieron una prueba de VDRL reactiva, de las cuales 93 tuvieron confirmación diagnóstica con pruebas treponémicas. Para la estimación de prevalencia de sífilis en puérperas a nivel nacional y regional, se ponderó el dato en función a la representatividad poblacional de cada maternidad participante. Ese proceso definió una prevalencia nacional de 1.32 por ciento.

De las mujeres diagnosticadas con sífilis al momento del puerperio, el 12% (11) tuvo abortos o mortinatos y el 88 por ciento (82) nacidos vivos. En tanto, el 33% de las mujeres que tuvo diagnóstico de sífilis en el puerperio había comenzado su embarazo sin sífilis, mientras que el 22 de las mujeres con sífilis en el embarazo no recibió tratamiento con penicilina.

Sobre las coberturas de test de VIH durante el embarazo, el 85 por ciento (5271) de las puérperas con nacidos vivos, realizaron el test para el diagnóstico de VIH durante el embarazo, el 9 por ciento (574) no lo realizaron y en el 6 por ciento (334) se desconoce el dato. De las 574 mujeres a las que no se les hizo la prueba de VIH durante el embarazo, el 42 por ciento tuvo al menos un control y el 23 por ciento tuvo 5 o más controles.

En relación a la prevalencia de las infecciones por VIH en el puerperio, el estudio confirmó infección por VIH en 24 de las 6711 puérperas. La prevalencia nacional ponderada fue de 0,44 por ciento (IC 95% 0, 27 - 0,60). De los 24 diagnósticos confirmados: 11 fueron previos al embarazo actual, 12 se diagnosticaron en el embarazo y 1 en el peri-parto o puerperio. El 95,6 por ciento de las mujeres con diagnóstico de VIH prenatal, recibieron profilaxis con antirretrovirales. Para la estimación de prevalencia de VIH a nivel nacional y regional, se realizó la ponderación en función de la representatividad poblacional de cada maternidad participante.

El proceso de investigación contempló también un componente de estudios operativos donde se revisaron los circuitos de atención con énfasis en el fortalecimiento de los equipos de salud involucrados y en el control de calidad externa para el diagnóstico de laboratorio de sífilis.


Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados