OSSE: Restringido de 11 a 17
21/11/2006
CONFLICTO PETROLERO: MÁS PAROS Y ESCASEZ DE COMBUSTIBLE

¿Stock para 48 hs. ó 15 días?

Todavía no llegan a un acuerdo definitivo. Ayer el Presidente tuvo que evitar reclamos y en lugar del festejo por el aniversario de Caleta Olivia se fue a inaugurar una terminal portuaria brasilera. Los santacruceños no tienen ánimo para celebraciones.

Con pozos cerrados, la actividad petrolera parada, reclamos, marchas, amenazas públicas y el paro del personal jerárquico que abarca a alrededor de 3.000 trabajadores en Neuquén, Chubut y Santa Cruz, el Presidente -que hasta el viernes no estaba seguro de viajar- fue a Santa Cruz al aniversario de Caleta Olivia y se animó a pronunciar un discurso oficialista.
 
El conflicto se extendió a las refinerías y en 48 hs. podría escasear el combustible (otros dicen que el stock petrolero alcanza para 15 días más).
 
El conflicto que mantiene el sector del personal jerárquico de los petroleros está protagonizado por trabajadores que se desempeñan por fuera de los convenios colectivos de trabajo, quienes mantienen virtualmente paralizadas las actividades en Neuquén, Chubut y Santa Cruz.
 
El viaje de Kirchner coincidía con el festejo del 105° aniversario de la localidad de Caleta Olivia, pero muchos santacruceños no tenían nada que festejar. Sin clima de acto multitudinario, y ante el descontento de múltiples manifestaciones contra los funcionarios, el Presidente prefirió estar en la inauguración de una terminal portuaria de la brasileña Petrobrás en Caleta Paula.
 
El predio donde se levantó la planta comprende unos 65 mil metros cuadrados y fue dado en concesión por la Unidad Ejecutora Portuaria de Santa Cruz. En el edificio se almacenarán cinco tipos de productos y tiene una capacidad inicial de 15 mil metros cúbicos.
 
Pero esos datos no le interesaban al Presidente, más preocupado en esquivar críticas y reclamos sociales y en pronunciar discursos positivos de cara a las elecciones del 2007. Por eso, simplemente, no ingresó a Caleta Olivia.
 
Paradójicamente, Néstor Kirchner, en lugar de recordar el día de “la Vuelta de Obligado” (cuando Juan Manuel de Rosas defendió la soberanía de los ríos), fue a festejar la inauguración de una empresa brasileña conformada con capitales extranjeros.
 
Mientras tanto en Caleta Paula cerca de mil personas -muchos eran contratados de las cooperativas que dependen del Ministerio de Asuntos Sociales- que llegaron obligados al lugar con diez colectivos despachados desde Río Gallegos y otros puntos provinciales.
 
Luego del paso de Néstor Kirchner por Caleta Olivia en un intento de dar -puertas afuera- un gesto de inversión, ordenaron detener a un sindicalista del gremio en conflicto.
 
Más allá de las personas que rodeaban el acto, los cuales habían sido obligados en su mayoría a permanecer en el lugar y que habrían cobrado sumas que van desde los 50 a los 80 pesos, no se notaba existencia de los vecinos que normalmente acuden a este tipo de eventos. Sí, en cambio había funcionarios, intendentes de la provincia y familiares.
 
Un empleado del Ministerio de Asuntos Sociales que fue “conminado” a viajar por “orden superior”, dijo: “Estos ponen vallas en la propia provincia del presidente, pero la gente sabe que los peligrosos están del otro lado”, remarcaba señalando al grupo de funcionarios parado junto al escenario montado.
 
Por su parte Alicia Kirchner desplegó una permanente campaña de sonrisas y saludos a los presentes, en clara posición preelectoralista, pero desubicada en un clima de invasión de funcionarios e invitados, y de ausencia de pobladores presentes de manera espontánea.
 
En Santa Cruz, la jueza Graciela Ruata de Leone pidió la detención -por no haberse presentado a declarar- de Mario Navarro, uno de los líderes de los activistas petroleros santacruceños que protagonizaron una revuelta el 7 de febrero en la localidad de Las Heras, que terminó con el asesinato del policía Jorge Sayago y la salida del gobernador justicialista Sergio Acevedo. La medida judicial trasciende en medio de una huelga de personal jerárquico de empresas petroleras en territorio patagónico, en reclamo de una bonificación equivalente a lo que pagan en Impuesto a las Ganancias. Un beneficio similar habían logrado la semana pasada trabajadores bajo escalafón.
 
La orden de detención del antioficialista Navarro -en libertad desde aquellos incidentes, y según fuentes locales virtualmente "desaparecido" desde hace meses- fue confirmada por la abogada patrocinante de la familia de Sayago, Renée Fernández, quien precisó que al dirigente gremial "se le imputa el delito del artículo 209, que es incentivar al delito o fustigarlo".
 
La abogada dijo a un medio de prensa local que, "al no haberse presentado Navarro a declarar, la doctora ha ordenado su detención y que comparezca en el juzgado para una declaración indagatoria".
 
Según Fernández, Ruata de Leone "ha ordenado la detención de Navarro". "Finalmente ha hecho lugar a las medidas solicitadas oportunamente", destacó.
En ese sentido, recordó que hace cerca de un mes fue detenido Humberto "Beto" González, un trabajador de la empresa Oleosur que opera en la localidad de Las Heras, a quien involucró directamente en el asesinato del policía.
 
Los petroleros, por su parte, intentarán esta tarde -en el ámbito de los Ministerios de Trabajo y Planificación Federal- destrabar el conflicto a través de negociaciones: La actividad se encuentra paralizada en la Patagonia, y ya impactó en los medios de prensa de Chile. En la reunión con el ministro Tomada participará el secretario adjunto del gremio que agrupa al personal jerárquico de los petroleros, Juan Rosendo Allapán, y José Raúl Olavarría, del mismo sindicato.
 
El punto central del conflicto es el pago de Ganancias. Al respecto, el secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado, Manuel Arévalo, afirmó que los empleados esperan que mañana se firme el acta de reducción del impuesto. "Hay compañeros que cada dos o tres meses se les descuenta 4 mil pesos de impuestos. Esto se ha tornado insoportable", aseguró.
 
Pero el secretario del gremio de petroleros de Chubut, Mario Mansilla, cuestionó la nueva protesta. Los jerárquicos "no han sabido entender" el acta firmada en el Ministerio de Trabajo, que establece "igual tratamiento" del personal jerárquico respecto del personal convencional, dijo.
 
La semana pasada el Gobierno acordó con este gremio que habían cortado el gas desde el yacimiento Loma La Lata y reclamaban un alza del mínimo imponible en Ganancias. Pero tras ese acuerdo, el paro se trasladó a jefes de equipo, encargados de turno y supervisores, que ganan más de 4 mil pesos y piden compensaciones.
 
En Caleta Olivia, hace unos días, medio centenar de gendarmes fueron enviados a la provincia a relevar a parte del grupo de 150 efectivos que todavía permanece en Las Heras luego del asesinato en febrero del policía Jorge Sayago, en medio de una protesta de trabajadores petroleros. Ante el conflicto que surgió la semana pasada y la perspectiva de la visita de Kirchner, se decidió que quedaran en Caleta Olivia.
 
La situación se complica. El secretario adjunto del sindicato de trabajadores jerárquicos, Juan Allapan, dijo ayer que la situación es "complicada" y no descartó la suspensión del suministro del gas, un tema que alarma al Gobierno. También fuentes de las empresas petroleras admitieron que podría haber faltantes de crudo en los próximos días. Los jerárquicos están citados mañana en el Ministerio de Trabajo para negociar.
 
En Neuquén, en cambio, los trabajadores jerárquicos de Pride -que pasaron por encima de la conducción del sindicato de la provincia, que encabeza Guillermo Pereyra- mantuvieron ayer el paro en reclamo de un sueldo de bolsillo de 4.500 pesos para las categorías más bajas. Ganan en promedio 2.400 pesos, que consideran insuficientes para el costo de vida del lugar. Y aseguran que su reclamo es "independiente del impuesto a las Ganancias".

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados