OSSE: Restringido de 11 a 17
31/12/2010

DAKAR: se realizó la jornada de verificación técnica

Cientos de fanáticos se acercaron a la Rural para observar a los vehículos que competirán. Los técnicos marcaron con pintura los motores y chásis para impedir que sean cambiados de modo irregular durante el certamen.

El Village Dakar montado en La Rural de Palermo vivió la primera jornada abierta al público de verificación técnica, que fue seguida desde temprano por cientos de fanáticos que se apostaron en el pabellón por donde debe pasar cada uno de los vehículos que tomarán parte del Rally desde el sábado.

El proceso de verificación en el Dakar lo llevan adelante técnicos mecánicos, aunque también participan asistentes diversos, encargados de comprobar el cumplimiento general y particular de los reglamentos, con apoyo de personal argentino convocado por la organizadora, la Amaury Sport Organisation (ASO).

Como último paso de la verificación autos, motos, camiones, cuatriciclos y hasta vehículos de asistencia de los equipos, los técnicos marcan con pintura roja y amarilla los motores y los chasis para impedir que el piloto no viole el reglamento ni los pueda cambiar de modo irregular durante la competencia sin ser advertido. Todo se hace en condiciones de pulcritud que impresionan.

La parte administrativa de la verificación se realiza en otro sector del pabellón verde de La Rural, donde es incesante el papeleo de vehículos y todo tipo de acreditados, desde pilotos hasta periodistas, donde confluyen los más diversos idiomas de los 150 países que involucran al Dakar.

Es allí donde se controla la parte médica (vacunas y seguros), se entregan equipos de seguimiento satelital y navegadores, además del famoso Road Book, que es una hoja de ruta general sin los detalles de recorrido que los pilotos reciben solamente la noche anterior a cada etapa.

Paralelamente, una fiesta se vivía en los alrededores del predio ferial de Palermo, donde se montó el parque cerrado del Dakar, y dentro de La Rural, los fanáticos y curiosos comenzaban a vivir la propia en los distintos stands montados por tercer año consecutivo.

Entre ellos, el que más éxito tuvo fue el del auspiciante principal de Marcos y Alejandro Patronelli, que tenía como atracción un cuatri interactivo donde quien montaba podía sentirse un cabal competidor del Dakar, si tenía la paciencia de esperar una fila de dos cuadras.

"Pero la espera vale la pena", dijo uno de los jóvenes que tuvo fortuna y paciencia para acceder a una vuelta a bordo de una camioneta Amarok VW en una pista de obstáculos preparada como parte del espectáculo, que convocó a familias enteras y demostró que los niños son capaces de entusiasmarse con el mundo tuerca cuando todavía van en brazos de sus padres.

Este tercer Dakar sudamericano se largará el sábado desde el Obelisco de Buenos Aires, recorrerá caminos de Argentina y Chile, casi en el límite con Perú, y regresará el 15 de enero a las calles porteñas tras andar unos 9.500 kilómetros.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados