OSSE: Restringido de 11 a 17
27/12/2010

Ya son cinco las provincias afectadas por la sequía

La falta de lluvias y las elevadas temperaturas afectan a Bs.As., Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Entre Ríos. Complica la cosecha de soja y maíz, y también la producción de leche.

Algunas de las principales provincias productoras del país (Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Córdoba y Entre Ríos) están afectadas por la falta de precipitaciones y las altas temperaturas que origina La Niña, corriente que además de perjudicar a la soja, ya comenzó a afectar al maíz. La falta de lluvias también podría repercutir en una caída en la producción de leche debido al escaso alimento disponible para las vacas.

Los técnicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) coinciden en dos datos: la escasez de agua en el suelo y la ajustada situación del maíz debido a la dependencia que tiene con las próximas lluvias. En dos semanas desde ahora, las precipitaciones deberían tener valores de entre 60 a 120 milímetros, advirtió la entidad en su último informe.

«En la franja norte los registros de precipitaciones dejaron montos máximos cercanos a los 50 milímetros, mientras que sobre el sur, las lluvias fueron entre 5 y 20 milímetros. En cuanto a los valores de temperatura, los registros fueron muy extremos. En general toda la región productiva presentó máximas superiores a los 35°», dijo la entidad.

Situación crítica

Un productor bonaerense explicó a este diario que «la situación se ha tornado crítica para el maíz, y si no llueve en los próximos 15 días las pérdidas serán elevadas».

Pero la escasez de lluvias también preocupa a los tamberos, ya que trae aparejada la falta de verdeos de verano y acotados niveles de reserva de pastos para la próxima campaña. «Se ve muy ajustada la superficie de pasturas por la falta de lluvias, lo que repercutirá en el alimento de los animales y, como consecuencia, la cantidad de litros de leche producidos», advirtió un tambero de la provincia de Buenos Aires.

Según varios trabajos técnicos de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), la falta de lluvias provocó que el nivel de humedad durante este mes se encuentre por debajo de los valores promedio que habitualmente se registran en Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, norte de Buenos Aires y centro-sur de Santa Fe. Sin embargo, en campos ubicados en el centro-norte de Santa Fe y sudeste de Buenos Aires, hasta el momento, existe una mejor disponibilidad de humedad.

«Si bien este año en la mayoría de las cuencas lecheras ha habido un sobrante de reservas de alimentos, los productores tienen incentivos para mantenerlas hasta febrero, época en que se realiza la cosecha de maíz y necesitan los silos. Pero la falta de humedad hizo que fuera imposible la siembra de verdeos en varias cuencas lecheras, y allí también los maíces se dañaron de manera irreversible», indicaron los especialistas. Y agregaron: «El nivel de reservas para la próxima campaña se encuentra actualmente comprometido».

Según datos del Ministerio de Agricultura y de CREA, en octubre la producción de leche creció un 6,8% respecto del mes anterior, mientras que los precios van desde $ 1,3 a $ 1,348 por litro de leche pagado por la industria.

Pero la situación es totalmente diferente para el trigo, ya que la campaña del cereal ha sido histórica, dejando rindes promedio cercanos a los 50 quintales por hectárea en la zona núcleo. La BCR aseguró que «siguen las sorpresas por los rindes excepcionales de la cosecha del cereal. En el sur de la provincia de Santa Fe se están ajustando los valores promedio, pero se estima que se estaría alcanzando el nivel de los 50 quintales por hectárea».

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados