OSSE: Restringido de 11 a 17
15/12/2010

Bancarios piden el 35% de aumento para 2011

Con casi dos meses de antelación, las paritarias para el año que viene comenzarán formalmente mañana jueves. En Trabajo se reunirán representantes de La Bancaria y de entidades financieras. Desde el gremio se habla de un pedido no menor al 35% anual, pese al 20% pensado por el Gobierno y UIA.

Con casi dos meses de antelación, las paritarias para 2011 comenzarán formalmente mañana. En el Ministerio de Trabajo se sentarán nuevamente los representantes de las entidades financieras públicas y privadas y los dirigentes de La Bancaria. Las especulaciones gremiales hablan de un pedido original no menor que el 35% anual para todo 2011. El porcentaje superaría largamente el 20% que en algún momento pensaron orientar desde el Gobierno nacional y la Unión Industrial Argentina (UIA).

En teoría, estas negociaciones deberían comenzar a fines de enero para cerrarse en marzo. Sin embargo, el Gobierno quiere terminar con las próximas paritarias antes de abril para dejar el camino despejado para la campaña presidencial. El encargado de negociar por parte del sindicato será el secretario adjunto, Sergio Palazzo, que tendrá enfrente a toda la dirigencia de los bancos. Al menos para mañana, no se espera el anuncio de medidas de fuerza, pero sí que comiencen las negociaciones con las clásicas amenazas de huelgas y movilizaciones por el microcentro si no se accede a los pedidos. Como el gremio se mueve cerca (aunque no dentro) del moyanismo, saben los hombres de La Bancaria que no es el momento de aumentar la conflictividad social.

Por el Gobierno, presidirá la reunión la viceministra de Trabajo, Noemí Rial. En principio, el primer acuerdo al que se llegaría es que se liquide en tiempo y forma el aguinaldo, con los premios de $ 600 de piso que se negociaron hace un mes y que los bancos accedieron a pagar a modo de bonus por el buen nivel de actividad de 2010.

La Bancaria aprovechará la apertura de las discusiones para reclamar por la situación de los trabajadores de los call centers de las entidades financieras. La intención sindical es que los empleados que se dedican a estas tareas pasen a formar parte de la nómina de sus afiliados, abandonando las filas del Sindicato de Comercio de Armando Cavalieri. Si esto ocurre, automáticamente los bancos deberán aumentar casi en un 40% los salarios de este personal y reajustar sus horas de trabajo. En un segundo paso, el gremio quiere, además, que los empleados de las tarjetas de crédito, incluyendo los dedicados al telemarketing (la gran mayoría), también pasen a las filas de los bancarios, abandonando a Cavalieri.

La Bancaria guarda también para los primeros meses de 2011 un reclamo más insólito: la eliminación del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados