OSSE: Restringido de 11 a 17
06/12/2010

Se presentó la 105a. edición del Open de Golf de la República

El certamen que se disputará entre jueves y domingo, cerrará la temporada nacional. Participarán los mejores golfistas del país, entre los que se encuentra Angel Cabrera. César Costilla defenderá el título.

En un hotel céntrico de la zona de Retiro fue presentado oficialmente la 105a edición del Open Argentino, el séptimo campeonato abierto más antiguo del mundo que se jugará entre el 9 y 12 de diciembre en la cancha del Jockey Club de San Isidro.

El certamen convocará a los mejores profesionales de la región, y a los aficionados más destacados que irán por la Copa Pereyra Iraola para el score más bajo entre ellos.

Escenario en trece ocasiones de la competencia, el Jockey Club Argentino será nuevamente la sede del certamen; su cancha vio ganadores de la talla de José Jurado, Lloyd Mangrum, Florentino Molina, Adán Sowa, Gary Hallberg, Vicente Fernández (en dos ocasiones), Mark Calcavecchia, Jim Furyk, Raúl Fretes, Ángel Cabrera y Kevin Stadler.

Del acto de apertura tomaron parte el presidente de la Asociación Argentina de Golf, Juan Nicholson; el director ejecutivo de la AAG, Mark Lawrie, el presidente de la Subcomisión de Golf del Jockey Club Argentino, Julio Sánchez Sorondo, el golfista Angel Cabrera y directivos de las empresas que sponsorean el Open.

El escenario

Con el toque único que le da el diseño de Alister MacKenzie, creador de Augusta y uno de los tres mejores arquitectos del planeta golf, el trazado de San Isidro se perfila como una de las canchas más pintorescas y prestigiosas de América Latina.

En 2005 y en el aniversario número 100 de la competencia más antigua de este deporte en Latinoamérica, el Jockey Club recibió nuevamente al Abierto de la República ne medio de una gran expectativa . En una final muy cerrada donde Angel Cabrera era alentado por una multitud que se acercó a San Isidro para vivir el desenlace del certamen, el estadounidense Kevin Stadler soportó estoico la presión y se quedó con el codiciado título, emulando a su padre que 13 años antes había conseguido la misma hazaña . Cabrera sufrió en carne propia el factor de la localía, ya que sintió la responsabilidad de conquistar el torneo en su tierra y ante su gente.

Cinco años después, el Abierto vuelve a un lugar mítico a festejar una edición más de su ya vasta historia. Retorna a una cancha de ensueño: la Colorada del Jockey Club Argentino.

Será una nueva oportunidad para el "Pato" Cabrera, que ya conquistó el Abierto en dos ocasiones: en 2001, precisamente en el Jockey Club, y en 2002, en el Hurlingham Club. No obstante deberá esmerarse para superar a otro gran candidato: César Costilla, campeón de la última edición que se llevó a cabo en el Nordelta Golf Club.

Angel Cabrera también dio su punto de vista sobre el escenario donde se desarrollará la 105ª edición del Open: "El Jockey es una de las mejores canchas para jugar este certamen. Es peligroso, difícil, hay que tener mucho cuidado. Ojalá pueda volver a Córdoba con la medalla".

Con relación al año golfístico que lo tuvo como protagonista, el cordobés fue crítico, aunque opuso atenuantes: "No fue como yo esperaba. Tuve algunas lesiones. Primero fue un dolor en la espalda y durante los últimos cuatro meses casi no jugué por una lesión en la muñeca. Mi último torneo fue en Corea, en septiembre. Pero la semana pasada jugué 18 hoyos en Villa Allende y no sentí molestias en la mano".

Cuando se lo consultó sobre como llegaba al Abierto respondió: "Me hubiera gustado llegar mejor, habiendo competido más. Pero entre hoy y el miércoles, voy a aprovechar para practicar para estar más fino en mi juego".

"A mi siempre me costó ganar este Abierto. Lo juegan muy buenos jugadores que estamos tratando de seguir el camino que nos dejó De Vicenzo, el "Gato" Eduardo Romero, Vicente Fernández... Es el torneo más importante de Sudamérica y, por esta causa creo que, particularmente, a mi se me complica. Insisto, en el país hay muy buenos jugadores que están dando vuelta por todo el mundo y que tomarán parte del Abierto. En cualquier momento pueden explotar y ganarlo", sentenció el cordobés.

Sobre la posibilidad que el Open de la República se juegue en el interior, el titular de la AAG, Juan Nicholson señaló que "este es un tema latente, pero que por el momento no se tomó una decisión al respecto".

En cambio, el campeón de Augusta 2009 fue más crítico, aunque con una sonrisa comenzó comentando: "Yo siempre digo que este es el Abierto de Buenos Aires. Para mi sería una gran satisfacción que se juegue en Villa Allende, pero sino ojalá la gente del interior tenga la posibilidad de tenerlo en su tierra alguna vez. El interior también forma parte del país".

Con respecto a la llegada del PGA Tour a la Argentina en 2012, el director ejecutivo de la AAG, Mark Lawrie, se mostró confiado: "Las reuniones comenzaron a principios de este año y se mantuvieron durante el transcurso del mismo. Hubo avances. La llegada del PGA Tour es una plataforma profesional enorme para los jugadores. Representaría el despegue para la región ya que se harían entre 12 y 16 torneos en Sudamérica, Máxio, América central y el Caribe".

Por su parte, Cabrera también tuvo palabras auspiciosas: "Sería un gran paso y esperemos tenerlo en nuestro país. Hay gente que está trabajando muy bien para que esto llegue a buen puerto. El golf argentino está muy bien considerado en el mundo y la llegada del PGA Tour le dar{ia una jerarquización mayor".

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados