OSSE: Restringido de 11 a 17
03/12/2010

Cristina Fernández encabezó la inauguración de la XX Cumbre de Iberoamérica

Con la presencia de 16 mandatarios latinoamericanos, los reyes de España, y el jefe de Estado portugués, la presidenta participó del acto de inauguración de la XX Cumbre de Iberoamérica, que se realiza en Mar del Plata. En su discurso de apertura la presidenta Cristina Fernández sostuvo que es necesario "repensar una nueva arquitectura global económica, financiera y comercial"

Con la presencia de 16 mandatarios latinoamericanos, los reyes de España, y el jefe de Estado portugués, la presidente Cristina de Kirchner encabeza el acto de inauguración de la XX Cumbre de Iberoamérica, que se realiza en Mar del Plata. Tras ese acto, los mandatarios cenarán para luego ir a descansar y seguir mañana con las deliberaciones.

Del encuentro de países participan el brasileño Lula Da Silva, el uruguayo José Mujica, el mexicano Felipe Calderón, el ecuatoriano Rafael Correa y el paraguayo Fernando Lugo. También asisten Alán García (Perú), Juan Manuel Santos (Colombia), Aníbal Cavaco Silva (Portugal) y los reyes Juan Carlos y Sofía (España), entre otros países de la región.

Se destacan por distintos motivos las ausencias del presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, del boliviano Evo Morales y del venezolano Hugo Chávez. Tampoco hay en esta Cumbre representación de Honduras, ya que su presencia fue vetada porque el gobierno de Porfirio Lobo surgió tras elecciones convocadas luego de un golpe de Estado y su presidencia no es reconocida por algunos países, entre ellos la Argentina.

En el teatro Auditorium, donde tiene lugar el acto están presentes, entre otros, el secretario general de Iberoamérica, Enrique Iglesias, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carlos Alberto Moreno.

También se encuentran figuras del oficialismo y del gabinete nacional. Entre ellos se cuentan a los ministros Julio De Vido y Alicia Kirchner, el diputado y ex ministro de Educación Daniel Filmus, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y los sindicalistas Omar Viviani (taxistas), Hugo Yasky (CTA) y Julio Piumatto (judiciales).

En su discurso, la Jefa de Estado sostuvo que es necesario poner en marcha un modelo de asociación de países que "esté basado en criterios de cooperación, equilibrio e igualdad" porque "a la crisis la ha causa la ruptura de los equilibrios", expresó.
La mandataria recordó que hace 5 años, también en Mar del Plata, tuvo lugar el histórico y memorable debate que decidió rechazar la integración al ALCA, y enmarcó esa decisión en una política que decidió rechazar las recetas que llevaban constantemente a la economía nacional a crisis y ajustes.

"¿Qué hubiera pasado si no hubiéramos dado esa discusión, si hubiéramos perdido? Porque nosotros pensábamos que la región necesitaba su propio modelo de desarrollo", recordó Cristina Fernández.

Luego, repasó algunos de los principales logros políticos y económicos alcazandos por el país desde el año 2003, cuando asumiera la presidencia su antecesor en el cargo, el ex presidente Néstor Kirchner. En ese marco, recordó que en 2002 el páis dedicaba apenas el 2% de su PBI a la educación y el 5% al pago de la deuda externa.

A partir del proceso iniciado en el 2003 por el presidente Kirchner, señaló, se logró llegar al 6% del PBI en materia educativa. "Argentina finaliza el año del bicentenario dedicando el 6.47 % de su PBI a la educación", remarcó.

Otro logro educativo mencionado por la Jefa de Estado es "el vigoroso proyecto" que lleva el nombre de "Conectar Igualdad", que provee netbooks a los alumnos de escuelas secundarias.

Más tarde, remarcó la creación de la Asignación Universal por Hijo, dijo que la exigencia de mandar a los niños al colegio para percibirla "ha hecho crecer muchísimo la matricula educativa", y que "hemos podido hacer esto porque contamos con recursos, y contamos con recursos porque hemos cambiado la matriz distributiva".

Luego, Cristina Fernández sostuvo que "el nuevo mundo y va a exigir un esfuerzo por comprender la necesidad de articular nuevos sistemas de cooperación, nuevos sistemas de comercio pero, fundamentalmente, basado en que todos debemos vernos, no como clientes y por lo tanto desatar grandes guerras comerciales, sino vernos esencialmente como socios". "Creo que la globalización ha traído como gran lección que nada es indiferente de lo que pase en una región con lo que pasa en el resto del mundo", aseveró.

Sostuvo también que "América Latina tiene mucho para dar", que para lograrlo "debemos capacitar a nuestros recursos humanos a través de la innovación, la ciencia y la tecnología que van a ser las grandes matrices de acumulación y crecimiento en el siglo XXI, junto con otro gran tema: los alimentos, donde también nuestra región va a cumplir un papel determinante"

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados