OSSE: Restringido de 11 a 17
30/12/2009
Por abuso sexual

Fue condenado a prisión un ex arzobispo de Santa Fe

El ex arzobispo de la ciudad de Santa Fe, monseñor Storni, fue condenado a 8 años de prisión por abuso sexual agravado por su condición de sacerdote. La jueza María Amalia Mascheroni resolvió de esta forma la única causa abierta que pesaba sobre el ex prelado.

El ex arzobispo de la ciudad de Santa Fe monseñor Edgardo Gabriel Storni fue condenado hoy a 8 años de prisión por abuso sexual agravado por su condición de sacerdote, informaron hoy fuentes judiciales.

La jueza María Amalia Mascheroni resolvió de esta forma la única causa abierta que pesaba sobre el ex prelado y que tuvo su inicio ante la denuncia del ex seminarista Rubén Descalzo, por un hecho ocurrido en 1992, que fue denunciado 10 años después.

Conocido el fallo, el abogado defensor, Eduardo Jauchen, informó que apeló el procesamiento, mientras el denunciante dijo a la prensa que "hoy se cierra una etapa de mi vida".

Descalzo contó que había pensando que "la condena no llegaría nunca, pero en mi interior sabía que la justicia alguna vez arribaría a buen puerto".

El caso tomó repercusión en el año 2000, a partir de una denuncia publicada en el libro "Nuestra Santa Madre", de la periodista Olga Wornat, presentado durante la Feria del Libro de Santa Fe.

En septiembre de 2002, el entonces arzobispo santafesino renunció a su cargo y envió una carta al papa Juan Pablo II en la que no reconocía "culpas" ni "acusaciones".

Tres meses después, Storni fue llamado a declarar, pero negó los cargos. De todos modos fue reemplazado por monseñor José María Arancedo.

De allí en más, el ex arzobispo se recluyó en una finca de La Falda, provincia de Córdoba, propiedad del Arzobispado santafesino, y gestionó su jubilación, beneficio que le fue otorgado.

En febrero de 2003, el ex juez de Instrucción Eduardo Giovanini lo procesó por el presunto delito de abuso sexual en perjuicio de un ex seminarista.

En aquel dictamen, el magistrado desestimó otras dos denuncias contra la autoridad religiosa al considerar que el tiempo transcurrido superaba el establecido para analizar la causa.

Seguidamente, el juez de Instrucción Darío Sánchez, remitió al magistrado de sentencia 2, Alejandro Echarte, el expediente en el que el ex arzobispo Edgardo Gabriel Storni se encontraba procesado por abuso sexual.

En su presentación, el ex seminarista Rubén Descalzo había declarado que "me hizo pasar a su departamento, donde sólo había una lámpara encendida. Hablamos mucho y me convenció para que fuera. Cuando llegamos a la puerta me abrazó. El abrazo comenzó a prolongarse y me apretó más contra su cuerpo. Colocó su cara en mi cuello y me besó".

La causa tuvo muchas idas y vueltas, se sucedieron las apelaciones y recusaciones, el expediente pasó por varios despachos hasta recalar en el de la jueza Mascheroni.

En declaraciones a Télam, el abogado defensor de Storni, Eduardo Jauchen, dijo que "la justicia lo condenó a 8 años de prisión, que es la pena mínima, por abuso sexual agravado por la condición del autor. En este caso, se trataba de un sacerdote que estaba a la guarda".

"Esta sentencia no satisface las exigencias constitucionales de lo que debe ser una resolución adecuada a la decisión definitiva que, con grado de certeza en un proceso penal, se requiere para condenar a un ciudadano", puntualizó.

"No solamente el juez debe estar convencido de que ocurrió el delito sino que además la certeza tiene que surgir de las pruebas que existen en la causa. En este proceso existe una total orfandad probatoria para arribar ni siquiera a un estado de probabilidad de la autoría del delito que se le atribuye a Storni", agregó.

Jauchen recordó que Storni tiene 74 años y que este proceso lleva más de 7 años. "Por lo tanto, en el peor de los casos, tendría que cumplir con el arresto domiciliario por su edad y estado de salud, aunque lógicamente, ya apelé el fallo", por lo que el expediente recaerá en la Cámara de Apelaciones en lo Penal.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados