OSSE: Restringido de 11 a 17
18/12/2009

Tormenta en Mendoza causó cuatro víctimas fatales

Según evaluaron especialistas, el fenómeno se dio por la conjunción de mucha lluvia, granizo y vientos huracanados. Las víctimas ascienden a cuatro, dos de ellas menores de edad. Hay cientos de evacuados y los daños son cuantiosos.

La trágica tormenta de ayer que dejó como saldo 4 muertos y más de 500 evacuados en San Rafael incluyó vientos que soplaron a 130 kilómetros por hora, según informaron hoy desde el gobierno provincial.

Los especialistas que analizaron los daños producidos indicaron que el fenómeno se dio por al conjunción de tres fenómenos: lluvia muy abundante, granizo y vientos, “que en algunos parajes alcanzaron los 130 km por hora en el núcleo de la tormenta y entre 70 y 90 km por hora en los flancos", según el titular de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, Raúl Besa.

De acuerdo a estos datos preliminares, "las celdas de tormentas al entrar en zonas cultivadas tenían un ancho de ocho kilómetros", agregó el funcionario

En este contexto "los fuertes vientos dañaron en forma importante la corteza de las plantas, y esto originó daños en la estructura física", sintetizó. Por otra parte, desde gobierno informaron que la atención en los centros de salud del departamento es normal, y que pediatras, agentes sanitarios y trabajadores sociales recorren las zonas más afectadas para atender a evacuados.

Son cuatro los muertos

Las muertes de un nene de 12 años y de un hombre de 73 -éste último estaba desaparecido- aumentaron hoy a cuatro el número de víctimas fatales por el violento temporal de lluvia, vientos y granizo que azotó San Rafael.

El director de Defensa Civil de San Rafael, Aldo Sarmiento, informó esta mañana que el menor murió luego de ser herido por un desprendimiento de rocas, que lo aplastó mientras se encontraba dentro de la camioneta Traffic de sus padres, en la localidad de Valle Grande.

Al parecer, el rodado habría quedado aislado por el temporal junto a un cerro, y mientras se esperaba la habilitación de los caminos, fue sepultado por grandes piedras que cayeron sobre él.

Dentro de la Traffic sólo se encontraba José Luis Martín, de 12 años, ya que sus padres habían salido a buscar información para seguir el viaje.

En tanto, se confirmó la muerte de Juan Morilla, de 73 años, quien se ahogó por la crecida del río Atuel, que ya se había cobrado las vidas de su esposa, Hilda Urrea, de 58 años, y su nieta Agustina Rodeles, de 10.

El cuerpo de Morillas fue rescatado esta mañana, luego de una intensa búsqueda.

El titular de Defensa Civil provincial, Rafael Garay, explicó que los abuelos y la niña se encontraban en el camping El Indio, en la zona conocida como El Escorial, cuando a raíz de la lluvia el río Atuel subió repentinamente y dio vuelta la casilla en donde se encontraban.

El fuerte temporal comenzó pasadas las 16 de ayer y generó la caída de árboles, postes de luz y una acumulación de agua en algunas calles del casco de la ciudad, que alcanzaron los 40 centímetros.

Asimismo, se produjo un "alud de barro y piedras de 17 metros de largo y 7 metros de alto" en los accesos al paso Cristo Redentor, por lo que grupos de máquinas viales trabajaban en la zona para despejar la ruta.

Las zonas más comprometidas son Valle Grande, una zona turística donde el cauce del río Atuel creció tres metros con la tormenta, y las localidades de Cañada Seca y Salto de las Rosas, donde hay varios sectores sin servicio de agua potable.



13456
13456

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados