OSSE: Restringido de 11 a 17
16/12/2009
Acusa a EEUU de intentar boicotear la cumbre de Copenhague

Greenpeace, contra Obama

Denuncia que los negociadores de EEUU están "provocando un serio retraso y una caída en espiral en las negociaciones".

Greenpeace está denunciando la estrategia de EEUU de hacer fracasar la cumbre de Copenhague. Según comunica el grupo ecologista en una nota de prensa, "el país más rico del mundo y responsable de las mayores emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la historia está provocando un serio retraso y una caída en espiral en las negociaciones de Naciones Unidas sobre el clima".

En la jornada del martes, EEUU retrasó el proceso de negociación durante más de 10 horas con su insistencia para introducir importantes cambios en el texto de actuaciones de cooperación a largo plazo, cuando ya se habían alcanzado algunos progresos, asegura Greenpeace.

"Esta situación es ridícula e inaceptable para los millones de personas de todo el mundo que están demandando a los jefes de Estado que lleguen a un acuerdo para salvar el clima esta semana" ha declarado Kaisa Kosonen, portavoz de Greenpeace Internacional. "Las negociaciones aún están atascadas pues los ministros de Medio Ambiente parecen haber olvidado la voluntad política en casa".

Según Greenpeace, el núcleo del problema es la insistencia de EEUU hacia el resto de gobiernos para que el límite de emisiones no tome como referencia las indicaciones científicas. En la negociación del clima se manejan varias horquillas de reducción de gases y todas toman como base las indicaciones de los modelos de predicción del clima.

Reducción de emisiones contaminantes
Por poner un ejemplo, se habla de reducir un 80% las emisiones para 2050 porque así se evitaría una subida de 2ºC que es el límete que según los científicos no se debe rebasar para evitar que las consecuencias del calentamiento sean irrefrenables. Otra forma de expresar el mismo concepto es cuando se afirma que las emisiones deberían alcanzar su máximo en el año 2015 y a partir de ahí deberían bajar de forma rápida y continua. Se evitaría también esa subida de 2ºC.

Otras declaraciones presentes en los borradores hablan de propuestas de recorte dirigidas a evitar que la subida de temperaturas supere los 1,5ºC. Todas estas referencias, como se ve, toman como base las advertencias científicas.

Según Greenpeace, lo que está haciendo EEUU es negarse a aceptar ese modo de pensar. Sencillamente apuesta por poner sobre la mesa un objetivo de reducción de emisiones y convertirlo en el resultado global de las negociaciones, pero sin ligarlo a la idea de que así se evitaría ésta o aquella frontera climática señalada por la ciencia.

Según los ecologistas, que tienen anclado su famoso buque Arctic Sunrise en el puerto de Copenhague, justo enfrente de donde se aloja la delegación española, EEUU también ha estado intentando en los últimos días endurecer los compromisos de los países en desarrollo mientras que sus propios objetivos, con los que tratan de salir del paso, son muy débiles. "Si Obama no pone nuevos objetivos de reducción de emisiones y nueva financiación a largo plazo sobre la mesa esta semana, será recordado como el líder que provocó el fracaso de Copenhague y que garantizó el caos climático", ha declarado Damon Moglen, responsable de la campaña Cambio climático de Greenpeace EEUU.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados