OSSE: Restringido de 11 a 17
14/12/2009

El enviado de Obama llegó este martes a la Argentina

Se trata del secretario de Estado adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela. La visita se inscribe en una gira que busca "recomponer" la relación de los EEUU con la región. Se reunirá con Aníbal Fernández en la Casa Rosada, y luego será recibido por las principales figuras de la oposición.

El secretario de Estado adjunto de los Estados Unidos para América Latina, Arturo Valenzuela, inició hoy una gira por el Cono Sur, y aunque es una visita de "cortesía", también sirve de punto de partida para recomponer los lazos con la región.

Valenzuela comenzó su primer viaje por el Cono Sur como titular de la Oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado en Brasil y, desde allí, se traslada a la Argentina, Uruguay y Paraguay, antes de regresar el viernes a Washington, de acuerdo con su agenda oficial.

En la Argentina, el alto funcionario norteamericano estará dos días y tendrá una nutrida ronda de reuniones con, por ejemplo, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, empresarios, dirigentes sociales y políticos.

El secretario de Estado adjunto llegó esta mañana y va a mantener una serie de contactos reservados, mientras que el miércoles está prevista una agenda de carácter público, según confirmaron  fuentes diplomáticas.

Valenzuela, de origen chileno y que ha visitado como primer país del continente a Canadá, nación que también es de su competencia, insiste en que se trata de un viaje de "cortesía", para presentarse a sus homólogos, a los cancilleres y presidentes latinoamericanos, y para buscar un "diálogo común" y estudiar "cómo podemos seguir avanzando en la agenda común", tanto bilateral como regional.

Para el secretario de Estado adjunto es "muy importante seguir avanzando en la nueva relación con Latinoamérica que comenzó en la Cumbre de las Américas", y en la agenda hay muchos temas, aseguró.

Uno es "ver cómo vamos a recomponer las relaciones en Latinoamérica", dijo, al asegurar: "Sabemos que ha habido distanciamiento, diferencias sobre cosas importantes".

De hecho, el viaje de Valenzuela se produce en un momento en el que la región está dividida en torno al reconocimiento de las elecciones en Honduras y cuando la mayoría de los países del continente no ve con agrado la posición de los EEUU, que ha decidido aceptar el resultado, aunque insiste en que se requieren más pasos para que Tegucigalpa pueda regresar al sistema interamericano.

En ese contexto, Valenzuela no podrá eludir éste y otros temas que han causado últimamente fricciones entre los EEUU y la región, como la presencia de Irán por el lado de Washington y las bases militares en Colombia, por el de Latinoamérica.

Lo que preocupa a los Estados Unidos son "algunas de las debilidades institucionales en diferentes países de la región", según Valenzuela. Pese a las divergencias, el secretario de Estado adjunto considera que la relación de los EEUU con los países de América es relativamente constructiva y fácil, en comparación con otras regiones, y que "en general hay consensos mucho más fáciles de lo que se podría pensar".

"Compartimos valores similares, objetivos similares; lo que estamos buscando en el fondo es mayor prosperidad para nuestros pueblos, mayor bienestar, capacidad de trabajar conjuntamente para resolver los problemas que tenemos sobre la mesa", afirmó.

Por ello, el gobierno norteamericano quiere articular una relación de respeto mutuo, de diálogo y una en la que se pueda trabajar juntos en grandes temas importantes, como solucionar la crisis económica, erradicar la pobreza, fomentar la equidad social y la cooperación y sostenibilidad energética, mejorar la seguridad pública y luchar contra el crimen organizado y el narcotráfico.


Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados