OSSE: Restringido de 11 a 17
15/11/2006
COMO IBUPROFENO O NAPROXENO

La UE revisa de nuevo los riesgos de los antiinflamatorios clásicos



 

- A la agencia del medicamento le preocupa su seguridad cuando se consumen un tiempo prolongado

- Un grupo de expertos tomará una decisión a mediados de octubre

- El fabricante de Vioxx, el antiinflamatorio retirado en el 2004, obtiene una nueva victoria a legal en EE.UU.
 
ELMUNDO.ES - AGENCIAS
 
MADRID - WASHINGTON.- Analgésicos clásicos como ibuprofeno o naproxeno vuelven a estar en el punto de mira de la agencia europea del medicamento (EMEA). El organismo comunitario ha decidido revisar la seguridad de toda la familia de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) después de que estudios recientes hayan desvelado que podría aumentar el riesgo de infarto cerebral o de miocardio.
Ela año pasado los antiinflamatorios ya fueron objeto de examen, a raíz de la retirada de un AINE moderno (Vioxx, de la familia de las llamadas 'superaspirinas' o inhibidores selectivos de la COX-2) por sus riesgos cardiovasculares. Los fármacos clásicos salieron bien parados de aquella revisión inicial: aunque la EMEA ordenó hacer algunos cambios en el prospecto, para unificar la información a médicos y pacientes en todos los países comunitarios, dijo que no le preocupaba la seguridad de estos medicamentos.
Sin embargo, a lo largo de este año han aparecido nuevos estudios le han hecho cambiar de opinión. "Ahora están disponibles nuevos datos y análisis sobre la seguridad cardiovascular de los AINE no selectivos, que provienen de estudios clínicos epidemiológicos y clínicos e indican un posible aumento del riesgo trombótico (como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares) para algunos de estos AINE, sobre todo cuando se usan a largo plazo", ha dicho la agencia en un comunicado.
Por eso, el organismo regulador ha encargado a su Comité de Productos para el Uso Humano que revise los riesgos y beneficios de estos fármacos. Se espera que este grupo de expertos tome una decisión en su próxima reunión, que tendrá lugar a mediados de octubre.
Durante este año, la agencia también ha revisado con más detalle la seguridad de tres antiinflamatorios: ketoprofeno, ketorolaco y piroxicam. En el caso de los dos primeros, sus beneficios superan a los posibles riesgos, pero el comité ha decidido hacer una nueva revisión del perfil de piroxicam, pues puede tener un exceso de problemas gastrointestinales y reacciones cutáneas.
 
Otro respiro para Merck
 
Mientras a este lado del charco los demás analgésicos siguen notando las consecuencias de la retirada de Vioxx, en EE.UU. continúa la batalla legal que desencadenó su desaparición del mercado, hace ahora dos años. Miles de pacientes han denunciado al fabricante, Merck Sharp & Dohme, a quien culpan de problemas cardiovasculares que sufrieron tras consumir el medicamento.
Hace unos días se conocía el veredicto del último juicio celebrado, que se ha saldado a favor de la farmacéutica. Un jurado federal de Nueva Orleans ha decidido que no había suficientes pruebas para demostrar el vínculo entre este fármaco y el ataque al corazón que sufrió el demandante. Robert Smith, de 56 años, tuvo un infarto en el 2003, tras haber tomado Vioxx durante cuatro meses.
Se trata del décimo juicio celebrado en EE.UU. por los 'casos Vioxx'. Sin embargo, todavía no se ha definido una tendencia clara en los litigios. La farmacéutica ha ganado cinco casos y ha perdido cuatro. Otro juicio, inicialmente ganado por la compañía, tendrá que volver a celebrarse.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados