OSSE: Restringido de 11 a 17
22/12/2008

Ante Cristina y Cobos, la Iglesia pidió "diálogo, acuerdos y consensos"

La presidente Cristina Fernández de Kirchner, participó en la Basílica de Luján de una misa de acción de gracias por los 30 años de la intervención papal que evitó una guerra entre Argentina y Chile.

Frente a la presidenta Cristina Kirchner y su vice, Julio Cobos, la Iglesia pidió avanzar en la búsqueda de "diálogo, acuerdos y consensos" entre los argentinos, aunque ambos mandatarios evitaron contacto y demostraron que la relación se encuentra un punto de no retorno.

En la misa realizada en la Basílica de Luján para conmemorar los 30 años de la mediación papal que evitó la guerra con Chile por el canal de Beagle, el titular de la comisión de Pastoral Social del Episcopado, Jorge Casaretto, reclamó "dialogar más" y "privilegiar más el bien común por sobre los intereses individuales o grupales".

"Necesitamos los argentinos encontrarnos más entre nosotros, apoyarnos más en los valores de nuestra cultura, privilegiar el bien común por sobre los intereses individuales y grupales, dialogar más y lograr acuerdos sociales más sólidos", sostuvo en su homilía.

Incluso, el obispo de San Isidro, uno de los más críticos por los problemas sociales que afectan al país, sostuvo que en el camino al Bicentenario debe recordarse que "aquella lucecita" de paz que encendió el cardenal Antonio Samoré "se pudo convertir una gran luz gracias a la búsqueda del diálogo, acuerdos y consensos".

Seguido atentamente en el templo por la jefa de Estado y el vicepresidente Cobos, además de ministros, gobernadores y autoridades de la Mesa de Enlace del agro, el obispo pidió además dejar "de lado todo lo que nos distancia y enfrenta" para tratar de "encontrarnos en aquello que nos acerca".

"Dejemos de lado todo lo que nos distancia y enfrenta, tratemos de encontrarnos en lo que nos acerca", afirmó Casaretto durante la misa encabezada por el arzobispo Jorge Bergoglio, quien a su turno pidió al Señor "que regale la paz en el corazón".

Bajo un mensaje de reconciliación, la ceremonia religiosa logró reunir luego de cinco meses a la presidenta Kirchner y su vice, Julio Cobos, quienes rompieron relaciones tras el voto "no positivo" del radical a las retenciones móviles al agro, que llevó al Gobierno a su más dura derrota política.

Sin embargo, ambos evitaron el contacto a pesar de la poca distancia que los separaba en el templo, que tuvo a Cristina Kirchner en un lugar privilegiado frente al estrado principal y a Cobos pocos metros más atrás y junto al titular provisional del Senado, José Pampuro, y el presidente de la Cámara baja, Eduardo Fellner.

Al cierre de la ceremonia, mientras Cobos se lamentaba por no haber tenido oportunidad de saludar a la Presidenta y señalaba que "hubiera sido lindo el gesto" de acercamiento, Cristina Kirchner tuvo una oportunidad de responder al encabezar su propio acto cívico a metros de la Basílica.

"Para preservar la paz, lo primero que hay que preservar es la democracia y para preservar la democracia hay que luchar por la justicia, la equidad y la distribución del ingreso", indicó la jefa de Estado.

Si bien sus palabras no tuvieron destinatarios particulares, es cierto que desde el voto de Julio Cobos que derrumbó la resolución 125, la presidenta Kirchner viene cuestionando al vicepresidente por haber volteado una iniciativa oficial de carácter distributivo, que defendió a pesar de los intereses de las entidades del campo.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados