OSSE: Restringido de 11 a 17
22/12/2008

El procurador del Tesoro de la Nación confía que el CIADI rechazará la demanda de Marsans

Osvaldo Guglielmino se manifestó esperanzado en que el tribunal del Banco Mundial desestimará el planteo del grupo español por la expropiación de Aerolíneas. En ese sentido, sostuvo que la presentación contra la Argentina es "inconcebible" y recordó que la empresa es "deudora del Estado".

El procurador del Tesoro de la Nación, Osvaldo Guglielmino, aseguró este lunes que la registración de demanda efectuada por Marsans ante el CIADI contra la Argentina por la expropiación de Aerolíneas es "inconcebible" y recordó que la empresa es "deudora del Estado", al tiempo que confió en que el organismo del Banco Mundial emita un "rechazo ejemplar" al pedido de la empresa.

"Esperamos un rechazo brutal de la demanda, un rechazo ejemplar de la demanda, el CIADI a este hombre le va a dar un mensaje de decir ’ustedes no nos van a usar para alimentar su codicia’", aseguró Guglielmino.

 
Marsans registró hace 10 días en el CIADI la demanda, y cuenta desde entonces con 120 días para interponer la demanda pertinente ante el árbitro internacional.

En ese contexto, el procurador del Tesoro explicó que "cuando veamos la demanda vamos a ver cómo respondemos, por ahora estoy como cualquier argentino sorprendido de que una empresa semejante se embarque a hacer una demanda".

"Si hubiera una expresión jurídica para expresar el caradurismo me encantaría encontrarla; lo único que le falta a la Argentina o a cualquier país del mundo es que una empresa de un desempeño tan bochornoso como la de este hombre, encima lo demande", evaluó.

Por ello, sostuvo: "Estamos ansiosos por ver qué pueden escribir, porque es inconcebible que se pongan en víctima" y desestimó la validez de los argumentos de Marsans, al remarcar que "si hubiera habido inversiones, es probable que hubieran podido hablar de confiscaciones".

"Primero tiene que haber habido inversiones, y no haber dejado deudas como dejaron, y no haber obligado al Estado a salir a salvar 9 mil puestos de trabajo, y no ser deudores ellos del Estado en la quiebra, como lo son; ellos son deudores que demandan, es un escenario nunca visto", señaló.

Guglielmino afirmó que Marsans "es un demandante que no cree, definitivamente no puede creer en su posición, está nada más que estimulado por la codicia".

"Este no es el caso de un inversor serio y además de que este hombre de ninguna manera puede creer que su postura es sincera; no le creo nada", subrayó.

De este modo, aseguró que la Argentina cuenta con recursos para contrarrestar las denuncias porque "la postura de Marsans no es seria, él mismo no es serio; nadie en el mundo le reconoce seriedad al señor Marsans, el desempeño en la Argentina es una mancha más del tigre".

"Es público y notorio -aseguró-, uno habla con los sectores empresariales, nadie respeta esta gestión de Marsans, y cuando digo nadie, España tampoco, por supuesto".

En este marco, Gugliemino detalló que la suma que pide Marsans "por los medios, y por alguna notificación, es una cifra tan ridícula como 1.600 millones de dólares". Asimismo, explicó que la empresa "apuesta a un viejo mito del CIADI, como en el CIADI el demandante no paga tasa de justicia, es gratis sobredemandar, entonces aquel que piensa que puede llegar a tener derecho a 100 millones de dólares, demanda por mil, porque después no paga el impuesto por los 900 de más".

Este "es un defecto estructural que tiene el CIADI por el cual Argentina viene abrogando hace rato por que se cambie", aclaró.

"Este hombre -agregó- se debe estar tirando el lance de demandar por 1.600, contratar un estudio jurídico que le va a costar unos 10 millones de dólares, apostar a que sea cierto que existe el club del CIADI y que entre ellos no se rechazan las peticiones, apostar a que detrás de una condena de 200 millones de dólares ante una demanda de 1.600 se proteja a los árbitros de que tomen semejante decisión, y él llevarse 200 millones de dólares, hablando de modo hipotético".

"Ellos esperan colocar a los árbitros en una posición de cierta comodidad, de decir ’apenas les concedimos 200’; ellos apuestan a que el CIADI sea lo peor que se dice del CIADI, nosotros sabemos que no es cierto, que el CIADI está recuperando su prestigio", aseguró Gugliemino.

Por ello, un eventual fallo a favor de Marsans "me parece imposible, me parece que no ha nacido la persona que esté dispuesta a entregar su prestigio de una manera tan tremenda y tan brutal como es fallar a favor de una de las empresas más desastrosas que registra la división mundial", aseguró.

No obstante, aclaró que "cuando veamos la denuncia vamos a ver qué armas sacamos del arsenal, por si acaso nosotros estamos aceitando todas, pero yo creo que esta es una guerra que se gana con los bomberos, realmente mi imaginación no me da para comprender qué producto jurídico está armando esta empresa, en torno exclusivamente de la codicia".

"Por ahora lo único que produce esta demanda es molestia, es malhumor; como hijos de la codicia pueden hacer cualquier cosa, incluso una demanda tan mamarrachesca como esta, que me anticipo a calificarla de mamarracho antes de haberla leido".

Además, se refirió al antecedente que sentó el caso Winter Shall, en el que el CIADI obliga a la petrolera alemana a someterse a la justicia argentina durante 18 meses previo a eventualmente iniciar un caso CIADI.

Esto "impacta directamente a la estrategia de Marsans, Marsans sabe que ya el CIADI tiene su doctrina, entonces el debería acatarla antes de embarcarse directamente en una aventura en el CIADI".

"Es perfectamente posible, de hecho esperable, que el CIADI, que tiene a la jurisprudencia, es decir a los laudos, como fuente del derecho, aplique esa jurisprudencia", y de este modo, el caso "va a pasar a la justicia argentina, es un caso para la justicia argentina, si llega a ser un caso", concluyó.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados